Uno de los materiales más utilizados por todas aquellas personas a las que les encantan las manualidades es la porcelana fría, esto es gracias a que es un material barato, muy fácil con el que trabajar y dar forma y no se necesita de un proceso complicado para secarlo.

Gracias a la porcelana fría podemos crear figuras, adornos y otros objetos de decoración, incluyendo adornos para tartas y centros de mesa.

Si deseas saber más sobre este material y cómo utilizar porcelana fría, en este artículo de doncomos.com vamos a darte todas las claves necesarias para ello, así como también todos los utensilios que necesitarás para trabajar y pintar este material.

Qué es la porcelana fría

Como hemos mencionado la porcelana fría es un material utilizado para crear figuras y otros objetos ya que es una masa de fácil moldeado. Entre sus componentes más importantes encontramos la fécula de maíz y la cola vinílica, pero además está compuesta por benzoato de sodio, parafina, ácido cítrico, vaselina y glicerina.

Esta masa puede crearse fácilmente en casa, pero en tiendas especializadas podrás adquirirla ya lista para usar a muy bajo precio.

Es una masa muy fácil de moldear y de manejar, y para su secado no necesita nada especial (como un horno), puesto que lo hace estando al aire libre. Para que las figuras queden perfectas se requiere un poco de habilidad y experiencia, pero eso se consigue creando y trabajando con la porcelana fría, no necesitarás de demasiado tiempo para empezar a obtener mejores resultados.

Con la porcelana fría se pueden crear tanto objetos pequeños como grandes, incluyendo más o menos detalles. Entre sus característica más destacables están la suavidad, la blancura y la elasticidad. Además una vez que se va secando pierde entre el 15 y el 20% de su volumen llegando en algunos casos incluso a perder un 30%, por eso siempre deberás tenerlo en cuenta y crear tu figura un poco mayor para que cuando seque quede al tamaño deseado.

La porcelana fría es un material que puede pintarse, no sólo al final cuando esté seca para destacar detalles y decorar, sino que también se puede teñir la masa con pinturas acrílicas, témperas, colorantes y óleos para trabajar con una masa coloreada.

Herramientas necesarias para trabajar con la porcelana fría

Por supuesto, la herramienta principal que necesitarás para trabajar y moldear la porcelana fría son tus propias manos. Además, para realizar detalles o dar ciertos acabados puedes ayudarte de objetos simples y que fácilmente tenemos por casa, como por ejemplo los utensilios de cocina, tanto de madera como de plástico, bolígrafos, palillos de dientes, llaves, o lo que se te ocurra que puede dar el efecto o acabado que necesitas para tu objeto de porcelana. No te preocupes, puesto que mientras estés trabajando con la masa, se te irán ocurriendo objetos con los que ayudarte, además con la experiencia esto será mucho más sencillo.

Además, una vez que termines tu diseño tan solo deberás dejarlo reposando en algún lado seguro, puesto que se seca solo con el aire de ambiente. El tiempo de secado dependerá del grosor y tamaño de tus objetos así como del fabricante.

Después de que esté seco puedes seguir trabajando con ella y añadirle más detalles o ya ponerte a pintarla.

Colorear y pintar la porcelana fría

Como hemos mencionado, la mas de porcelana fría puede colorearse, por tanto si prefieres ya trabajar con la masa coloreada en vez de tener que pintar todo después de que se seque la masa puedes hacerlo perfectamente, pero deberás pigmentar la porcelana antes de usar. Debes calcular la cantidad de masa que necesites para que después no te sobre demasiada masa teñida.

Para teñir la masa puedes usar óleo, pinturas acrílicas, o unos polvos colorantes que ya se han creado específicamente para esta tarea.

Aplana un poco la masa o haz un agujero en medio y añade el colorante que quieras, después deberás amasar la porcelana hasta que el color se haya expandido y haya quedado uniforme por toda la masa.

Por otro lado también puedes pintar una vez que ya hayas realizado tu figura y la hayas dejado secar, lo que puede llegar a ser incluso más de 24 horas teniendo en cuenta el tamaño, el clima, etc. Para ello necesitarás de pintura acrílica o de óleo y pinceles. Con esta pintura puedes cubrir tanto grandes superficies como añadir detalles y acabados específicos a tu objeto.

Pintando sólo el exterior se ahorra en pintura, además si se trata de objetos con distintos colores también es más rápido pues te ahorras colorear la masa de distintos colores y luego darles forma por separado para después ensamblarlas y crear la figura final.

Después de que la pintura externa se haya secado lo más recomendable es aplicar una capa de barniz para que proteja la pintura y los detalles.

Consejos útiles a la hora de usar la porcelana fría

A continuación vamos a enseñarte algunos trucos que te ayudarán a trabajar con la porcelana fría.

  • Si debes pegar varias piezas para crear una figura de porcelana fría entonces para pegarla usa cola vinílica.
  • Si te has pasado añadiendo agua y la masa se ha quedado demasiado húmeda, puedes dejar la masa al aire libre durante un tiempo, así se irá secando, y al perder la humedad tendrá mayor solidez y será mucho mejor trabajar con ella.
  • Si por el contrario la masa se ha endurecido mucho, entonces deberías añadir una cucharada de glicerina y amasar muy bien hasta que la esta sustancia se distribuya por toda la masa.
  • Si te ha sobrado masa o si la vas a usar en otro momento para hacer otras partes de la figura deberás guardar la masa en un recipiente hermético. Esto se debe a que si se dejase al aire libre o en algún recipiente donde haya un más mínimo agujero o espacio abierto, entonces la masa de porcelana se secaría y se endurecería. Si quieres ser mucho más precavido podrías envolver la masa en papel film y después guardarlo en una bolsa hermética, como las que se usan para congelar comida e incluso después puedes meter la bolsa en un recipiente hermético.
  • En el caso de que decidas colorear la masa antes de moldear entonces debes tener en cuenta que el tiempo de duración de la masa se reducirá. Por tanto es importante que intentes pigmentar únicamente la cantidad de masa que quieras usar en poco tiempo.
  • Cuando se colorea la masa también debes saber con respecto al color que una vez que se seque el tono quedará un poco más oscuro que cuando está húmeda. Además tampoco debes pasarte con la cantidad de pintura utilizada, ya que si no pueden surgir grietas cuando se seque.
  • Puedes aplicar un poco de spray (laca) para el cabello para dar una capa de protección a las figuras y objetos terminados. También puedes aplicar una capa de barniz, pero llevará más tiempo de secado.
  • Si vas a hacer figuras de tamaño grande o mediano, entonces lo mejor es usar un trozo de poliestireno expandido y recubrirlo de porcelana fría, así el resultado no pesará tanto, ahorrarás en masa.

Ahora que ya sabes cómo utilizar porcelana fría puedes ponerte manos a la obra y comenzar a hacer preciosas manualidades.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.