¿Te gustaría saber cómo hacer una vela casera? Si quieres aprender los mejores trucos para hacer tus propias creaciones, has llegado al lugar adecuado.

Las velas son un elemento decorativo estupendo. No solamente sirven para alumbrar en cualquier momento, sino que tiñen nuestras ocasiones especiales. Las velas pueden ser aromáticas y de muchos colores. De diferentes formas y tamaños. Desde doncomos queremos enseñarte los mejores trucos y consejos para que sepas cómo hacer una vela casera.

A partir de ahora ya no será necesario que compres velas en ningún establecimiento. Podrás hacer tus propias creaciones. Regalarlas, venderlas o simplemente disfrutar de ellas en tu hogar con amigos y familiares.

Pero antes de empezar a darte todos los consejos, queremos explicarte de dónde vienen las velas. ¡Comencemos!

¿De dónde vienen las velas?

La vela es una de las fuentes de iluminación más antiguas que utiliza el ser humano. Está compuesta de una mecha y de una barra de combustible sólido que la rodea. Este combustible sólido puede fabricarse con diferentes materiales. Por ejemplo cera, parafina o grasa.

El uso de velas y lámparas ha estado muy relacionado con muestras de alegría y distinción. Por ejemplo, en la antigua Roma eran una manera de manifestar respeto. Por este motivo se llevaban delante de algunos de los magistrados.

Seguro que a nadie le resulta tampoco extraño ver el uso de velas en ceremonias religiosas. Hoy en día, la comunidad cristiana sigue utilizando las velas en sus ceremonias y para recordar a los fallecidos o a los santos. Los paganos, por ejemplo, usaban antorchas en sus sacrificios rituales. Algunos piensan que el uso de cirios en la iglesia viene de estas costumbres.

¿Que necesitas para hacer una vela casera?

Para hacer velas vas a necesitar reunir los siguientes ingredientes

  • Parafina
  • Estearina
  • Ceras de colores
  • Esencias aromáticas con una base aceitosa. Ojo, estas esencias no deben de tener alcohol en su composición
  • Elementos que sirvan de molde. Puedes utilizar de todo tipo. Desde vasos de plástico, tarros de cerámica o cristal, moldes de repostería… ¡En la variedad está el gusto!
  • Cordón de algodón
  • Vaselina

Instrucciones para hacer una vela casera

  1. Hacer la mezcla que dará lugar a la barra de combustible. Para conseguir hacer la vela en sí, tenemos que utilizar dos partes de parafina por una de estearina. Troceamos los ingredientes y los en un recipiente que calentaremos al baño maría. Si queremos añadir color u olores, este es el momento de hacerlo. Tendremos que echar un poco de esencia y trocear la cera de color. Añadiremos la cera poco a poco. De esta manera podremos controlar la cantidad de tinte que aplicamos. En cuanto a la esencia no es necesario que añadamos mucha cantidad. Unas tres o cuatro gotas será suficiente. Todo dependerá de cuánto queramos que huelan nuestras velas y de su tamaño.
  2. Verter la mezcla en una jarra. Una vez tengamos la mezcla la verteremos en una jarra de plástico duro. Esta mezcla será muy líquida e irá solidificándose conforme se vaya enfriando. Para trabajar con ella lo mejor es que se encuentre templada. De esta manera evitaremos quemarnos y podremos verterla sin problemas en los moldes.
  3. Elegir el molde. Es el momento de elegir el molde de nuestra vela. Puedes usar todo tipo de materiales. Desde tarros de cerámica a vasos de plástico. Los típicos vasos de cubata de plástico tienen una forma ideal para hacer velas.
  4. Usar la vaselina. En caso de que queramos desmoldar la vela y recuperar el molde, lo más conveniente es untarlo con vaselina. De esta manera resultará mucho más sencillo que la vela salga completa una vez la cera se haya secado.
  5. Hacer el pábilo o mecha. Hacer la mecha de tus propias velas te resultará realmente sencillo. Solo necesitas un cordón de algodón retorcido que sumergiremos dentro de la cera una vez la hayamos volcado en el molde. Un buen truco para que la mecha se mantenga recta es anudar la parte superior en una aguja gorda, un alfiler, una varilla o un alambre. Dejaremos la aguja suspendida sobre el borde del molde y esperaremos a que la vela se seque. Dependiendo del diámetro del borde tendremos que usar uno u otro objeto para sujetar la mecha. El alambre es el más fácil de acoplar a cualquier tipo de borde.
  6. Hacer una mezcla de colores. Si queremos que nuestras velas tengan diferentes colores deberemos de ir mezclándolos conforme los volcamos sobre el molde. Lo mejor es que esperemos a que cada color se seque antes de volcar el siguiente. De esta manera nos aseguramos de que los colores no se mezclarán. Ya que una vez la cera se enfría obtiene consistencia y no dejará que la otra capa se funda en su interior.

Consejos para hacer una vela casera

  • Para hacer velas de diferentes colores es necesario que crees varias mezclas de cera. Para ello usa distintos recipientes donde mezcles la parafina, la estearina y las ceras de colores. Luego tendrás que verter el contenido de cada una de estas mezclas en una jarra diferente. Es algo más engorroso pero el resultado es verdaderamente espectacular. Puedes hacer velas muy imaginativas con los tonos que más te gusten.
  • ¿Te gustaría hacer un diseño de vela muy chulo y moderno? En ese caso vamos a ofrecerte un truco muy divertido. Para hacerlo solo necesitas visitar una de las tiendas típicas de todo a cien que se encuentran hoy en día en cualquier ciudad. Busca tarros de conservas que tengan una forma bonita. Estos tarros tienen un cristal grueso y tapas preciosas que se cierran de manera hermética o a rosca. Coge la que más te guste en el tamaño que prefieras. Una vez las tengas, usarás estos tarros de conservas como molde para tus velas. Con la salvedad de que, una vez la cera esté fría, no la sacarás del molde. Por tanto no es necesario que cubras el interior del tarro con vaselina. Cuando la cera haya solidificado tendrás un bonito soporte que podrás colocar en cualquier mesa. Además, si compras los tarros de diferentes colores evitarás tener que teñir la cera.
  • Las velas creadas por ti mism@ pueden ser un detalle excelente para tu boda. ¿Te imaginas dar un detalle así de personal a cada uno de tus invitados? Puedes preparar un montón de velas con bonitos moldes de cristal que sirvan como soporte. Los tarros de conserva pueden quedar preciosos si a su alrededor pegas con cola caliente tela de cañamazo o similar y haces un bonito lazo. Puedes, además, colocar la fecha del enlace y vuestro nombre colgando de un poco de cuerda de algodón. La misma que has usado para hacer la mecha. A tus invitados les encantará y habrás hecho algo muy personal para cada uno de ellos. También puedes hacer decoraciones de vela o centros para las mesas de invitados y jugar con los colores en cada una de ellas. Hay mil ideas que puedes aplicar. Todo depende de nuestra imaginación, el tiempo que tengamos y las ganas de divertirnos.
  • Si te conviertes en un auténtico experto puedes terminar vendiendo tus creaciones a otros. Hay muchas personas que se atreven a sacarse un dinerillo extra por medio de una página web de velas. Hacer una web no tiene porqué resultarte muy caro y puedes empezar un floreciente negocio. Quizá en un principio solo te sirva para divertirte y sacar un dinerillo extra. Pero nunca se sabe. Puede que con el tiempo termines viviendo de ello.

Si tienes más ideas sobre cómo hacer velas estaremos encantados de conocerlas. Por favor, déjalas en el apartado de comentarios y así todos podremos disfrutar de ellas. Esperamos que muy pronto decores tu vida con preciosas velas hechas a mano.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.