La guitarra es un instrumento de cuerda muy típico de España, produce sonidos maravillosos, pero no todo el mundo sabe cómo lograrlo. ¿Tú estás deseando tocar la guitarra? ¿Te gustaría aprender cómo mover tus dedos acariciando las cuerdas para producir grandes melodías, o incluso imitar temas muy conocidos?

Si estás deseando aprender cómo tocar la guitarra pero no tienes ni idea cómo hacerlo y no quieres dejarte un dineral para conseguirlo entonces presta atención al siguiente artículo donde vamos a darte algunos consejos y pasos que debes seguir para aprender cómo tocar la guitarra.

Pero antes que nada debes saber que, aunque tocar la guitarra es una habilidad que puede ser aprendida por la mayoría de las personas requerirá de mucho tiempo y práctica, por lo que si no tienes tiempo para dedicarle o no lo practicas habitualmente no conseguirás aprender nada y terminarás por dejarlo como la gran mayoría de gente. No te pongas excusas como que te duelen los dedos, por ejemplo, y practica mucho si de verdad deseas aprender a tocar este instrumento. También están las personas que “no tienen oído para la música” si este es tu caso, es posible que te frustres pronto y lo dejes. En este caso necesitarás un poco más de tiempo para enseñar no a tus manos a tocar la guitarra, sino también enseñar a tus oídos en el arte de la música.

Ve a clases

Sí, es posible que no quisieses leer esto, pero si tienes la oportunidad, el tiempo y el dinero podrías ir a clases con un experto en música y en guitarra. Esta opción sobre todo es recomendable en el caso de que seas una persona a la que le cueste iniciar sus proyectos, aprender o incluso que se canse fácilmente y pase de una cosa a otra. También existe la posibilidad de entrar en los conservatorios, que son públicos y su coste es menor.

Aprende a tocar la guitarra por tu cuenta

Si en cambio eres perseverante y autodidacta puedes aprender a tocar la guitarra por tu cuenta y desde casa. En este caso internet será una herramienta más que indispensable, pues será ahí donde busques toda la información que necesites para aprender a tocar la guitarra.
Lo primero que debes hacer al respecto es navegar por la red en busca de páginas para aprender a tocar la guitarra. Podrás encontrar miles de páginas, pero solo algunas te ayudarán realmente a aprender la guitarra. Ya sabes que cada persona es un mundo, y lo que puede servir para una persona no le sirve a otra, por lo que busca algunas páginas que te resulten fáciles de entender y que cumplan con tus exigencias. Quédate con el nombre de las páginas o guárdalas en favoritos.

Sigue algún músico que te inspire, pero que su habilidad no sea extraordinaria, de este modo podrás ir practicando para intentar llegar a su nivel, y a medida que lo consigas buscarás otro músico con mayor nivel, y así sucesivamente.

El primer paso para aprender a tocar la guitarra debe ser conocer cada parte de la guitarra. Debes aprender cómo funciona cada pieza y cómo se llaman. Además aprenderás cómo funcionan conjuntamente para crear ciertos sonidos. En las primeras lecciones debes saber cómo se produce el sonido en una guitarra, cuál es el efecto que produce la tensión de las cuerdas de la guitarra, etc. Debes entender que, aunque la teoría te resulte tediosa y desees empezar a tocar ya, estos conocimientos te serán de gran utilidad y te darán la posibilidad de adelantar tu aprendizaje a pasos acelerados. Además la práctica y la mejora al tocar la guitarra te resultará mucho más sencilla y eficaz.
Cómo tocar la guitarra

También debes aprenderte las notas musicales, cómo se escriben y cómo se leen. Además se conocer estas en papel debes saber todas las formas de tocar un acorde. Cuando vayas a tocar la guitarra aprenderás que un mismo acorde puede ser tocado de diferentes formas y colocando las manos en distintas posiciones, por lo que aprender todas las formas de tocar un mismo acorde es imprescindible en tu aprendizaje inicial. Por ejemplo, puedes comprobar que existen más de 10 formas distintas de tocar el acorde “Do”, por supuesto comienza aprendiendo la posición que más fácil te resulte, pero aprender todas las posiciones de cada acorde te dará mayor flexibilidad y rapidez a la hora de cambiar de un acorde a otro. Además todo este conocimiento te será de utilidad cuando quieras ponerte a componer tus propias canciones.

Práctica hace la perfección, y en este caso la práctica es la clave para conseguir tocar la guitarra correctamente y sentirla parte de ti. Debes obligarte a ti mismo, a tu mente y a tu cuerpo. Tocar la guitarra no sólo es coger una guitarra en mano y mover los dedos, requiere de práctica y conocimiento. Debes aprender qué postura debes coger, cuál es la postura correcta para poner las manos, los brazos, las piernas y los hombros. Debes aprender a coordinar tus manos con el mástil de la guitarra, así como lograr tener memoria muscular para tocar y pulsar cada cuerda. Recuerda además la importancia de enseñar el oído, pues será crucial a la hora de diferenciar sonidos, acordes, ritmo y conseguir la entonación correcta. Cuando lo tengas perfeccionado sabrás en un segundo si tu guitarra está lista para tocar o en cambio está desafinada.

Mientras practiques no hace falta que siempre se produzca sonido. También puedes practicar las posturas de la mano y los acordes en silencio, e incluso mientras haces otras cosas, como ver tu programa favorito en la televisión. Conseguir memoria muscular en la mano de los trastes es mucho más complicado que con la mano que toca el ritmo. Tan sólo debes practicar pulsando los acordes una y otra vez para conseguir la habilidad.

Al principio lo más frecuente es que mires el mástil para asegurarte de que estás poniendo los dedos en la posición correcta, pero poco a poco dejarás de hacerlo, aunque recuerda mirar de vez en cuando para asegurarte de que tienes la posición correcta. Sobre todo dejarás de mirar el mástil mientras estés practicando y viendo a la tele a la vez, o por ejemplo si practicas mientras hablas con alguien. Esto lo conseguirás con la práctica y con la confianza que tendrás de la experiencia.

Al principio hasta que tus dedos se acostumbren al roce y al tacto con las cuerdas lo más seguro es que te duelan mucho los dedos, e incluso podrías desarrollar callos, pero esto te beneficiará puesto que ya volverás a sentir dolor. No te preocupes que desarrollar callos es típico de las personas que tocan la guitarra, a unas personas les aparecen los callos antes que a otras, pero esto será algo positivo puesto que el dolor desaparecerá. También si el dolor es muy fuerte podrías encontrar algún producto específico que te ayudarán a que se te formen los callos.

A medida que avance tu aprendizaje te darás cuenta de que algunos acordes deben tocarse con cejilla, esto requerirá un poco más de fuerza en tus manos, pero no te preocupes, pues con práctica también aprenderás a usarla. Los acordes con cejilla suelen ser un poco más complicados que los otros pero esto no debe asustarte, tan solo debería ser un reto más en tu aprendizaje.

Si deseas aumentar la fuerza de tu mano con mayor rapidez para tocar mucho mejor con la cejilla en poco tiempo podrías realizar un ejercicio diario que no te llevará demasiado tiempo. Tan sólo necesitarías una pelota de goma. Coge la pelota de goma y apriétala y suéltala durante cinco minutos. No necesitas apretarla con demasiada fuerza, sobre todo al principio además así evitarás sufrir algún accidente como una tendinitis.

Durante tu aprendizaje es normal que llegues a puntos de extrema frustración, sobre todo cuando estés practicando algún acorde complicado. En estos momentos para, respira, tómate un descanso y luego continúa. Si no logras relajarte antes de coger la guitarra de nuevo es mejor que lo dejes para otro momento. Además, cuando algún acorde se te resista durante mucho tiempo días o incluso semanas es mejor que lo apartes un poco y lo practiques de vez en cuando, y no estés ofuscado en él todo el tiempo, altérnalo con la práctica de otros acordes más sencillos.

Cuando estés practicando debes estar centrado en lo que haces. De nada sirve que estés mucho tiempo con la guitarra si no estás practicando a conciencia, con todo el cuerpo y el alma puesto en lo que estás tocando. Ten en cuenta que si practicas pero tocando incorrectamente llegarás a coger malos hábitos, los cuales son complicados de eliminar. Un método de entrenamiento puede ser centrándote cada día en un aspecto diferente para mejorarlo, por ejemplo en el tono, la velocidad, la precisión o la claridad del sonido.
Cómo tocar la guitarra

Esperamos que estos consejos sobre cómo tocar la guitarra te ayuden a coger tu nueva guitarra y ponerte manos a la obra y te aconsejamos leer también este artículo que seguro encontrarás interesante. Cómo Aprender a Tocar la Guitarra Recuerda que la práctica hace la perfección así que ¡practica, practica y disfruta!

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.