Para algunas personas el tejido realmente es una pasión. A muchas personas les gusta tejer (no sólo a las abuelitas), y si tú eres una de ellas entonces seguramente querrás saber cómo tejer con dos agujas, pues la mayoría de las personas no saben cómo hacerlo o se les complica demasiado este tipo de tarea. En realidad es algo bastante sencillo, sólo es cuestión de práctica y de “agarrarle el hilo” al asunto.

Son muchos los motivos por los que posiblemente tú querrías aprender a tejer, por ejemplo, algunas mujeres cuando están embarazadas optan por hacerles ropita a sus bebés. Otras personas para hacerles ropa a sus perros o gatos. A otras personas simplemente nos gusta tener porque lo encontramos divertido, desestresante o porque simplemente nos gusta esta actividad manual y queremos hacerlo por puro placer.

Si tú eres de esas que quieren aprender a tejer con dos agujas, ya sea porque quieres hacerte un suéter, porque te gustan los tejidos de este tipo, o cualquier otro motivo. Entonces aquí te diremos algunas cosas básicas que debes saber acerca del tejido y que seguramente te ayudarán a mejorar la calidad de tus tejidos o a aprender a tejer con este tipo de agujas.

¡Toma tus dos agujas, una bola de estambre y vamos a comenzar!

¿Que necesitas para tejer con dos agujas?

  • Agujas de tejer
  • Bola de hilo o estambre para tejer

Instrucciones para tejer con dos agujas

  1. Comencemos por saber cuál es la postura correcta de las manos y el hilo. Como verás, las manos cuando las usamos para tejer con agujas las tenemos que colocar de una manera muy distinta a como lo hacemos cuando tejemos con gancho. Lo primero que haremos será tomar el hilo el cual colocaremos en la mano izquierda pasando el hilo por la palma y sólo pondremos la hebra sobre el dedo índice entre el medio, sobre el dedo anular y debajo del dedo meñique de la mano. En la mano derecha sólo sostendremos el hilo sobre el dedo índice (con el cual lo estiraremos), bajo el dedo medio, entre el dedo anular y el meñique. La aguja se sostiene entre el dedo índice y el dedo pulgar de la mano derecha, y sobre el dedo medio entre el índice y el pulgar de la mano izquierda.
  2. Lo siguiente es comenzar a hacer los primeros puntos en las agujas. Existen muchas maneras de hacer esto. Te pedimos que te inspires en las imágenes para poder entender cómo funcionan. Si lo que queremos es hacer puras cadenas, entonces tendremos que hacer una espiral de hilo sobre la aguja con la cantidad de puntos que queremos usar para comenzar. Pero si lo que queremos es realizar puntos más cerrados, entonces tendremos que hacer varios nudos entrelazados en la aguja tal como se ve en las imágenes.
  3. Ahora lo siguiente será formar el primer tejido. Dependiendo del diseño que queramos hacer y del dibujo que queramos que tenga la prenda que estamos creando, es que haremos puntos al revés o puntos al derecho tal como se ve en las imágenes que te presento aquí abajo. Como podrás notar, la cantidad de puntos al derecho y al revés, son los que dictaminan la forma que tendrá el dibujo del tejido.
  4. Para hacer los puntos sólo tienes que pasar la hebra de una aguja a otra pasándola por todos los puntos que ya has hecho y de vuelta a la aguja, turnando ambas. Esta es la forma más sencilla de crear un tejido de dos agujas, pero si lo que buscas es algo más elaborado, deberás calcular precisamente la cantidad de puntos al revés y al derecho que tu tejido va a requerir para poder formar un diseño. Todos los diseños que hayas visto de tejidos de ajugas, por más complicados que puedan parecer, dependen de la cantidad de vueltas en las que aplicas puntos al derecho o al revés.
  5. Por ello será de mucha importancia que seas preciso en este punto y evites cometer errores a la hora de hacer los puntos, pues si un punto te sale mal y pones uno derecho donde debería estar uno al revés, terminarás por arruinar el tejido y tendrás que destejer hasta llegar al sitio para corregir el error, cosa que puede ser muy fatigante o cancina. Te sugerimos que practiques con puntos sencillos hasta que puedas controlarlos y sepas como hacerlos y en qué orden según el tipo de tejido que estás realizando.
  6. Cuando lo que queremos es hacer un tejido donde hayan espacios como lo son los que llevan forma de flor o encaje, será necesario hacer puntos con la hebra fuera de los que ya tenemos integrados en las agujas y que nos sirven para dar las vueltas. Luego tendremos que integrarlos al tejido y seguir con algunas vueltas repitiendo este proceso para poder lograr obtener el diseño que estamos buscando.
  7. Cuando ya dominamos esta técnica básica, ya podemos comenzar con otro tipo de puntos como el punto peruano, el punto ocho o el punto tipo encaje y tipo flor. Lo que hace que estos puntos sean tan complicados, es que tenemos que hacer puntos encima de otros que ya teníamos realizados en la aguja y omitir puntos en vueltas para poder conseguirlos. Por eso hacer las lazadas puede resultar muy complicado si se es principiante.
  8. Para tejer un punto peruano como el de la foto, tenemos que comenzar con una carrera donde todos los puntos serán al derecho, seguida de ésta haremos una igual con todos los puntos al revés. Pasaremos por el tejido sin tejer el primer punto (sólo el primero), a partir del segundo haremos 3 lazadas. Posteriormente pasaremos sin hacer el primer punto nuevamente, pero esta vez lo dejaremos más suelto. Luego con la aguja de la mano derecha vamos a destejer 1 punto por cada 3 lazadas.
  9. En este momento es cuando vamos a regresar el tejido a la aguja izquierda y haremos 1 punto derecho, seguido de 1 punto al revés y otro punto al derecho antes de regresar el tejido a la aguja derecha. Repetiremos el proceso las veces que consideres que sea necesario y finalizaremos con un punto. Repetiremos todas estas carreras en este orden hasta obtener el tamaño que quieras que tu tejido tenga de largo o ancho.

Consejos para tejer con dos agujas

  • Nada nos haría más felices que el hecho de que estas instrucciones te hayan sido de gran ayuda. Esperamos que pongas en práctica todo lo que aprendiste aquí y que aprendas a tejer como siempre deseaste.
  • Recuerda que si quieres mejorar tu tejido de aguja o aprender nuevos estilos, hay muchos tutoriales en internet o aquí mismo que puedes seguir para poder conseguirlo.
  • Si se te dificulta usar agujas de madera o de plástico, te recomendamos usar agujas delgadas de metal para comenzar, así será más fácil que el hilo se deslice. También elige un hilo que sea fácil de manejar para ti.
  • Recuerda que no todo tiene que ser perfecto y menos si eres principiante, así que no te sientas mal si algo te sale mal o si no te gustan los primeros resultados. Ya mejorarás con el tiempo. Además, siempre tienes la opción de destejer lo ya tejido y volver a comenzar.
  • Si notas que el hilo roza y lastima tus dedos, puedes cubrirlos con esparadrapo para no generar ampollas.
¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.