Hacer un portarretratos con pasta es uno de los regalos más originales que se pueden hacer, sobre todo si eres joven y tienes pendiente el día de la madre y el día del padre.

Recuerdo que cuando yo era niño, mis padres eran más felices si les regalabas algo artesano, algo que has hecho tu que si te gastabas un montón de dinero para hacerles un regalo caro.

Sin embargo, a veces parece que esta etapa se ha acabado, debido principalmente a que las nuevas tecnologías y el consumismo capitalista parece que nos ha absorbido por completo. Ahora la gente regala teléfonos inteligentes, ordenadores e incluso es capaz de regalar dinero en metálico.

Desde mi punto de vista, que se haya dejado de hacer regalos como un portarretratos con pasta no es bueno, ya que parece que se están perdiendo los valores tradicionales con los que hemos crecido.

Pero no te preocupes, ya que aunque parezca que no, hacer un portarretratos con pasta puede seguir gustando como regalo, ya que es algo que requiere esfuerzo y que se ha convertido en uno de los regalos más originales que existen, ya que casi nadie lo hace.

Si eres padre o madre, también puede serte útil este artículo, para poder enseñar a tus hijos los valores con los que creciste. Además este marco es bastante útil para guardar tus fotografías, pudiéndote ahorrar unos cuantos euros en marcos de fotografías.

Desde la sección de arte de doncomos.com te voy a enseñar a hacer un perfecto portarretratos con pasta, concretamente con macarrones. Así que presta mucha atención a las instrucciones que te tengo preparadas.

¿Que necesitas para hacer un portarretratos con pasta?

  • Pintura y pincel.
  • Un trozo de cartón cuadrado
  • Una regla.
  • Un rotulador.
  • Un cutter.
  • Macarrones.
  • Súper glue.

Instrucciones para hacer un portarretratos con pasta

  1. Recortar el cartón y hacer las medidas:
    Lo primero que se debe hacer a la hora de construir un buen portarretratos con pasta es tener en cuenta la base del mismo. La base que vamos a usar para esta manualidad es un cartón, ya que es sólido, barato, fácil de manipular y muy barato(se puede encontrar cerca de cualquier contenedor de papel y cartón de manera gratuita). Lo primero de todo es coger un cartón cuadrado y hacer las medidas correspondientes, las cuales obviamente se deben corresponder con las de un marco real de fotos, para que las fotos quepan bien dentro del mismo. Vamos a coger una regla y a medir la longitud de un marco que tengamos por casa y las vamos a apuntar encima del cartón, para que tenga la misma medida que el marco que hemos comprado. Una vez hayamos hecho las medidas, vamos a coger un cutter y vamos a recortar el marco según las medidas que hayamos hecho, para que nos quede un marco de cartón sobre el que podamos trabajar.
    Cómo hacer un portarretratos con pasta
  2. Hacer pruebas por encima de cómo va a quedar:
    Antes de ponernos directamente a trabajar, hay que poner los macarrones por encima, sin pegarlos. De esta manera, vamos a poder comprobar como va a quedar el marco, pudiendo deshacer y hacer el diseño según nos convenga. Por ejemplo, puede ser que un tipo de macarrones determinado quede mejor que otro y lo quieras cambiar, puede ser que quieras combinar diferentes tipos de macarrones o que queden mejor unos a un extremo y otros a otros. En definitiva lo que debes hacer es comprobar a ver si los macarrones se ven bien en el marco y si no es así , deberás hacer algunos cambios para corregir esta situación.
    Cómo hacer un portarretratos con pasta
  3. Poner los macarrones:
    Ahora que ya sabes como lo vas a colocar, ya puedes retirar los macarrones y empezar a pegarlos. La forma de hacerlo es muy sencilla, debes pegar los macarrones uno por uno, utilizando para ello pegamento súper glue, que es el que mejor se queda pegado al cartón(por eso le estamos utilizando). Pon súper glue encima del macarrón, pégalo donde quieras y pasa al siguiente. Se que es un poco engorroso pegar los macarrones uno por uno, sin embargo, es la única manera de que todo esto quede perfecto, ya que si los pegamos todos juntos, va a quedar bastante feo, lo cual no queremos que ocurra, sobre todo si le queremos sacar algún partido al marco en un futuro. Una vez lo tengamos todo pegado, esperaremos un poco a que se quede pegado completamente y ya podremos pasar al último paso de la manualidad.
    Cómo hacer un portarretratos con pasta
  4. Pintar el marco:
    Ahora ya tienes tu marco de fotos de macarrones listo para usar, aunque todavía le falta un pequeño detalle para que todo esté perfecto. Este detalle es que se debe pintar para que tenga un toque un poco más profesional. Si pintas el marco va a parecerse más a un marco de fotos bonito que a una simple manualidad, además de que al estar más trabajado va a gustar más a la persona a quien se lo regales. Utiliza para ello pintura estándar un pincel, pintando poco a poco del color que quieras el marco. Puedes probar a hacer varios diseños, como por ejemplo pintarlo a varios colores o pintarlo con formas de líneas onduladas como en los marcos de fotos reales. Finalmente espera a que seque la pintura y ya lo tendrás acabado y listo para regalar o usar.
    Cómo hacer un portarretratos con pasta
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 50,00% le ha gustado.