Las pinturas acrílicas son pinturas de secado rápido, hecha en material plastificado. En sus pigmentos hay contenido de una solución de polímero acrílico.

Esta pintura  se puede decir que es una de las más usadas, tiene varias formas de aplicar y además contiene colores vivos.

Pintar con este método es muy similar a pintar con acuarelas, la diferencia radica en que las pinturas acrílicas una vez secas, son totalmente resistentes al agua; cuando están frescas son solubles con el agua.

Las pinturas acrílicas emplean los mismos pigmentos utilizados en la acuarela y el óleo, su diferencia es que éstas están diluidas en un aglutinante acrílico hecho por resinas sintéticas.

Esta técnica es muy recomendable, puesto que se puede decir que es con la que menos problemas tendrás para su conservación.  Es resistente a la oxidación y muy estable.

Debido a que pintar con esta técnica es  sumamente versátil, te enseñaremos algunas bases.

¿Que necesitas para pintar con Pinturas Acrílicas?

  • Pinturas acrílicas de diferentes colores, en tubo o frascos (es recomendable comprar marcas espesas)
  • Una superficie absorbente donde desees pintar, puede ser un lienzo.
  • Pinceles (se recomiendan los sintéticos como por ejemplo de nylon). Consigue de diferentes formas, una pequeña brocha, un pincel fino y uno pequeño.
  • Agua.
  • Paleta de mezclas.

Cómo pintar con Pinturas Acrílicasa

Instrucciones para pintar con Pinturas Acrílicas

  1. Toma el lienzo y ponlo sobre una superficie, recuerda que puedes pintar hasta una camiseta si es lo que deseas.

    Lienzo donde se pinta.

    Lienzo donde se pinta.

  2. Piensa muy bien qué quieres pintar antes de empezar: recuerda que es una pintura de secado rápido y si cometes un error será difícil de arreglar. Si esto llega a pasar, lo que debes hacer es dejar que se seque por completo y volver a pintar encima ya que este tipo de pintura acepta varias capas.
  3. Toma la paleta de mezclas y vierte la pintura que vas a utilizar. Con los colores básicos como el amarillo, azul (cian) y rojo (magenta), negro y blanco, puedes crear otros colores. Nunca hagas el intento de hacer la combinación directamente sobre el lienzo, se debe utilizar la paleta. Siempre echa la cantidad que crees necesario sin derrochar, recuerda que esta pintura es de rápido secado y se perderá. Es bueno echarle de vez en cuando un poco de agua a la paleta con un rociador.

    paleta de mezcla

    paleta de mezcla

  4. Con la brocha pintarás los fondos y así no será una tarea muy pesada y con los pinceles finos pitarás los detalles. Siempre pasa del pincel más grande al más pequeño, o sea que de último trabajarás los detalles. Utiliza colores más transparentes para los detalles y más opacos para los contornos.

    pinceles

    pinceles

  5. Una vez tengas el tono deseado, puedes proceder a pintar en tu superficie absorbente en la parte que desees. Debes humedecer ligeramente tu pincel en el agua y ya puedes esparcir la pintura sobre tu lienzo o superficie que estás utilizando.
  6. Puedes usar la pintura tal cual como viene o le puedes añadir un poco de agua, esto te ayudará a cambiar la opacidad de la pintura haciendo que quede más transparente. (Ayudará a un efecto de acuarela).
  7. Las pinturas blancas y negras te ayudarán a oscurecer o aclarar los colores según lo que requieras. Es recomendable que vayas echando pequeñas cantidades hasta lograr el color deseado. Así puedes obtener tonos pastel y también sombrear.
  8. Si vas a diluir la pintura en agua, es importante que sepas que no debes usar más del 50% de la cantidad que usaste de pintura.
  9. Técnica del espejo: mientras pintas, de vez en cuando puedes ir mirando cómo te está quedando a través de un espejo, así te darás cuenta si tienes errores para corregir.
  10. Utiliza celo (cinta) para delinear, por ejemplo el cielo. La cinta se puede poner sobre la pintura seca sin ningún problema. Debes ponerla muy bien y presionarla, para que no caiga pintura por debajo. Una vez pintado tu borde, retira el celo o cinta que utilizaste y verás las líneas definidas.
  11. Seca tus pinceles: utiliza una toalla limpia para secar tus pinceles, pueden quedar gotas de agua que caigan en el lienzo y queden marcas que no quisieras.
  12. Una gran ventaja de esta técnica es que no necesita de fijadores al final, pero es recomendable que le eches barniz para mayor protección y durabilidad.
  13. Recuerda que es una técnica que se va perfeccionando con paciencia y práctica.

Consejos para pintar con Pinturas Acrílicas

  • Si el día está muy húmedo, no es conveniente usar pinturas acrílicas. Lo ideal es una temperatura normal, ni muy frío ni muy caliente.
  • La superficie donde vas a pintar debe estar totalmente limpia y seca.
  • Si llegas a manchar tu ropa con la pintura, lávala inmediatamente; para evitar que esto pase, es bueno usar un delantal.
  • Recuerda tapar los frascos al terminar.
  • Deja secar muy bien la pintura tras cada aplicación.
  • Revuelve la pintura antes de usarla con un palito, nunca la sacudas.
  • Cada vez que dejes de pintar, deja el pincel sumergido en agua para que no se seque la pintura sobre él.

Cómo pintar con Pinturas Acrílicasa

¿Te ha gustado?
35 usuarios han opinado y a un 85,71% le ha gustado.