En este artículo te enseñaremos cómo pintar botellas de vidrio. Esta manualidad es muy fácil de hacer y deja unos resultados espectaculares. A parte de obtener unas botellas mucho mas bonitas y lindas, estarás reciclando. Seguramente tengas algunas botellas de vidrio o de cristal por casa que vayas a tirar, por ejemplo, de aceite. Aprovéchalas para crear jarrones, floreros o recipientes decorativos de lo más originales.

Hacer estas botellas tan chulas es un gran entretenimientos para esos días en los que no tienes nada que hacer. Además, es algo que puedes compartir con tus amigos, tu familia y tus hijos. Pasaréis un fantástico rato juntos y disfrutando de esto tan sencillo.

En este artículo te explicamos todo lo necesario para que lleves a cabo esta actividad.

¿Qué necesito para pintar las botellas?

¿Que necesitas para pintar botellas de vidrio?

  • Una botella de vidrio o de cristal
  • Pinturas
  • Varios pinceles

¿Cómo se pintan botellas de vidrio?

Antes de empezar a pintar las botellas, es necesario elegir el tipo de pintura que vamos a utilizar. Existen diferentes tipos:

  • Pintura acrílica. Es una pintura esmaltada que se utiliza a menudo en bases de vidrio o en otras superficies brillantes. Depende de lo traslúcida que quieras tu botella, deberás echar más o menos capas de esta pintura. Lo malo de este tipo de pinturas es que, al secarse, es bastante fácil que se desprenda o que se raye. Por eso no es recomendable que la utilices en exteriores. Y, aunque pongas la botella dentro de casa, es recomendable que le apliques una capa de protector especial.
  • Esmaltes. Lo bueno de esta pintura es que puedes elegir entre muchos colores y, además, los puedes mezclar. Este esmalte es más profesional y, para utilizarlo, debes ponerte gafas protectoras ya que se aplica en aereosol casi siempre.
  • Rotuladores especiales. Hay rotuladores y marcadores que son especiales para dibujar en el vidrio. Lo bueno de esto es que puedes hacer figuras y formas con mucha más facilidad.
  • Pinturas con base de aceite. Son unas de las más socorridas y fáciles de utilizar. Pueden mezclarse los colores hasta formar el que más te guste. Lo recomendable es aplicarlas en frío, ya que si lo haces en caliente, se puede romper la capa que acabas de echar.

Recuerda tener en cuenta el lugar donde vas a colocar las diferentes botellas para elegir un tipo de pintura u otro.

Instrucciones para pintar botellas de vidrio

  1. El primer paso que hay que dar es quitar todas las etiquetas y pegatinas que traiga nuestra botella. Una vez lo hayamos hecho, procederemos a limpiarla en profundidad. Asegúrate de limpiar bien con agua y jabón el interior de la botella y también el exterior.
  2. Hay diferente formas para decorar las botellas. Pero antes de nada, es recomendable que te pongas unos guantes para no manchar tus manos. Además, también estaría bien que te pusieras ropa vieja o a la que no tengas mucho cariño. Por si se te mancha de pintura.
  3. La primera forma de pintar una botella viene con diseño. Antes de pintar, coloca tiras de cinta alrededor de la botella. Puedes hacer las franjas como quieras de anchas. Juega con las tiras y crea el modelo que más te guste. Este método ofrece muchas variaciones. Cuando ya tengas la cinta o tesafil colocado, pinta la botella con la pintura que hayas elegido. Puedes pintarla solo de un color o pintar cada franja de uno diferente. Como ves, hay muchas posibilidades. Para pintarla, coge un pincel y rellena toda la botella. Ahora, dejaremos que la pintura se seque del todo. Cuando no haya ya ninguna zona húmeda, vamos retirando las cintas poco a poco. Ya verás que diseño más original te queda.

    Imagen de: http://www.tusartesanias.com/

    Imagen de: http://www.tusartesanias.com/

  4. La siguiente opción es pintar la botella por dentro. Este método está recomendado sobretodo para botellas de vidrio transparentes. Ya que si son opacas y tienes ya un color por fuera, no se verá con claridad el color que le eches en el interior. Para llevar a cabo esta técnica, echa en un bol o recipiente la pintura que quieras. Si has elegido alguna de las pinturas que se pueden combinar, este es el momento de buscar el color que prefieras. Una vez lo tengas conseguido vierte una cantidad proporcionada del contenido dentro de la botella. Se recomienda que el recipiente donde hayas puesto la pintura tenga un pico por donde sea fácil verter la pintura. Si no es así, siempre puedes utilizar un cazo y un embudo para introducir la pintura en la botella. Ahora tenemos que mover la botella en todas las direcciones para que llegue a todos los rincones. Mira bien que las paredes estén completamente cubiertas. Si te ha sobrado pintura, devuélvela al recipiente y la puedes reutilizar para otra botella. Ahora, para terminar, debes meter la botella en el horno precalentado a 150 grados. El tiempo que tiene que estar dentro es, aproximadamente, unos 40 minutos. Cuando haya pasado, saca la botella con ayuda de unas pinzas para no quemarte y deja que se enfríe.
  5. Si quieres pintar la botella por fuera, existen también varias formas. Estas formas varían según el tipo de pintura que hayas escogido. Si fue el esmalte en forma de aereosol, debes hacerlo en un lugar que esté ventilado. O, mejor aún, al aire libre. Como decíamos antes, ponte guantes, gafas y mascarilla para que no te entre nada del producto en los ojos o en la boca. Pon papel de periódico o uno que ya no te sirva sobre la superficie donde vayas a pintar las botellas. Esto se hace para no manchar la mesa, ya que el aereosol mancha demasiado. Coloca una botella en el centro de los papeles y recúbrela de manera uniforme con el spray. Lo recomendable es que esperes a que seque y, seguidamente, vuelvas a aplicarle otra capa de color. Repite este proceso hasta que tengas el color deseado. Lo bueno de este método es que la superficie queda rugosa. Esto es genial si quieres escribir mensajes o hacer dibujos con rotuladores. Personaliza tus botellas como quieras.

    Imagen de: http://www.x4duros.com/

    Imagen de: http://www.x4duros.com/

  6. Otro método para pintarla por fuera es con pintura y pincel. Para ello, en un bol, pon la pintura que quieras de tu color preferido. O bien, mezcla colores hasta conseguir el que tengas en mente. Después, mézclalo bien con el pincel. Ahora ves aplicando poco a poco una capa de pintura por toda la superficie. Deja secar, y vuelve a poner otra capa. Ponle todas las que creas necesario. Una vez este seca la última capa, échale otra de barniz para que no se deteriore.

Como ves, son muchas las creaciones que puedes lograr pintando botellas. Si tienes un jardín o te gustan mucho las flores y sueles tener jarrones, ya puedes hacerlos con esta genial idea. También puede ser un fantástico regalo para aquellas personas a las que les encanta las cosas originales. Haz decoraciones con diferente rotuladores y pon mensajes bonitos para alegrarte todos los días. Lo bueno es que puedes compartir estos momentos con las personas que quieres y así, además, tendrás recuerdos fantásticos del día que las hicísteis. Que mejor forma de darle valor sentimental a tus objetos decorativos.

Esperamos que este artículo te haya servido de mucha ayuda y que recicles muchas botellas con este truco tan original.

¿Te ha gustado?
34 usuarios han opinado y a un 91,18% le ha gustado.