¿Te han invitado a una fiesta y no sabes cómo bailar? Uno de los grandes problemas que enfrentan muchas personas cuando se les invita a formar parte de una fiesta o a una discoteca, es el temor por bailar. Ya sea por una serie de prejuicios que nos hemos formulado en nuestra cabeza, por temor a las burlas de otras personas o por alguna experiencia en el pasado, nunca falta la persona que se siente acomplejada a la hora de bailar y no disfruta de este arte tan arraigado a la naturaleza humana desde tiempos evolutivos. Por ese motivo es que hoy te hablaremos de algunos pasos de baile y todo lo que has de saber al respecto.

Queremos que en caso de que asistas a algún evento donde te veas en la necesidad de bailar, puedas lucir tus pasos de baile sin tener que sentir vergüenza o temor de lo que puedan decir o pensar los demás al verte bailar. En realidad bailar es algo sumamente agradable, es algo que la mayoría de las personas podemos disfrutar. Sin embargo los prejuicios pueden hacer que no nos sintamos seguros a la hora de bailar. También pasa frecuentemente, sobre todo en los hombres con prejuicios, que llegan a pensar que si bailan perderán toda su masculinidad y dejarán de ser hombres. Para empezar tenemos que eliminar este tipo de pensamientos negativos ya que lo único que hacen es limitarnos y en lugar de hacerte ver más varonil por forzarte a no bailar, más bien parecerás una persona miedosa que no tiene la valentía suficiente para poder bailar. Es decir conseguirás el efecto contrario de lo que buscas.

Pero más allá de pelear por extrañas ideas y temores que nos hemos impuesto nosotros mismos en nuestra cabeza, bailar es una de las cosas más saludables y hermosas que podemos hacer. No es necesario ser un profesional en danza clásica para poder disfrutar del ritmo de una canción mientras movemos os acudimos nuestro cuerpo. Incluso las personas que escuchan metal tienen su propia forma de expresar la emoción a través de sus movimientos como el mosh, el slam o el headbanging. Así que sin importar cuál sea tu situación, aquí queremos enseñarte algunos cuantos pasos que tú puedes ir recreando y personalizando a tu gusto o para que los puedas emplear en cualquier momento en el que decidas bailar.

Existen personas a las que bailar les sale de una manera muy natural y sencilla, ya sea porque tienen la habilidad, porque tienen la experiencia, o simplemente porque tienen el gusto de bailar y no les importan los comentarios absurdos que puedan decir los demás a la hora de bailar. Recuerda que el baile es sólo baile, a la hora de bailar no le estás haciendo daño a nadie (a menos que sea un baile irracionalmente violento).

Es hora de aprender cuáles son esos pasos de baile básicos que pueden salvarnos en cualquier tipo de reunión o fiesta donde vayamos a ponernos sobre la pista de baile. De esta manera, incluso si no eres el mejor o la mejor bailarina, podrá salir a salvo de la pista sin que nadie te abuchee por tu manera de bailar.

Que Necesitas

  • bailar

Instrucciones

  1. Comienza escuchando la canción. Para poder conseguir crear nuestros propios pasos de baile, primero necesitamos una base de ritmo en la que podamos guiarnos para realizar nuestros propios pasos. Si conoces una canción que te gusta y que el ritmo te parece agradable, será mucho más fácil que puedas bailar con naturalidad, que si bailaras con alguna canción o melodía que te incomoda o te desagrada. Está demostrado que las canciones que nos generan placer activan las zonas de nuestro cerebro que nos impulsan a movernos, por lo tanto si la canciones de tu gusto seguramente querrás bailar y por ende bailarás con más ganas y mejor.
  2. Comienza con un paso básico. Existe algo que en inglés se llama “step touch”, en español quiere decir literalmente “paso y toca”. Consiste literalmente en realizar algún paso lateral o por enfrente o atrás, tocar el piso y regresar al mismo. En el que partimos. Este tipo de pasos básicos son muy comunes en bailes como la salsa, el merengue, la cumbia o la rumba. No es necesario que te apegues a cualquiera de los géneros anteriormente mencionados si no quieres, simplemente te estamos diciendo que debes crear un paso básico para poder realizar tu baile.
  3. Lo siguiente que vamos a hacer es incorporar más movimientos de baile una vez que nos hallamos familiarizado con el “paso y toca”. Para esto puedes mover tus brazos de lado a lado o crear alguna figura en el aire que te guste. La idea de este segundo paso, es incorporar la parte superior de nuestro cuerpo al baile, de esta forma el baile será mucho más integral y por lo tanto se verá más completo y agradable.
  4. No te olvides de tus hombros y tu pecho. Algunas personas creen que bailar simplemente es mover los brazos o las piernas, pero un baile puede ir mucho más allá de eso. Existen bailes o coreografías que se centran más en el torso o en los hombros que en otras partes del cuerpo. Existe un movimiento de baile bastante común en el belly dance llamado “shimy”, este paso consiste literalmente en sacudir nuestros hombros o nuestra cadera. Aparte de que este movimiento es bastante sensual, podemos quemar muchas calorías si lo practicamos. Puede que en un principio sea cansado, pero créeme que vale la pena experimentar este tipo de movimientos.
  5. Intenta incorporar tu cadera a tu coreografía. Incorporar todas las partes de nuestro cuerpo ayudará a que nuestros pasos de baile se vean más profesionales. Mover la cadera es algo que puede resultar sumamente sensual y divertido a la hora de bailar. Desde los bailes más antiguos provenientes de la India o de Medio Oriente, hasta los bailes más recientes como la bachata y el reggaetón, incorporan movimientos con la cadera. Muchas personas a la hora de bailar, especialmente los hombres, tienen problemas para mover la cadera, se les dificulta un poco. Para resolver este problema sólo tienes que practicar moviendo tu cadera de lado a lado o en movimientos circulares. Verás cómo poco a poco logras realizar excelentes movimientos de cadera que embellecerán tu coreografía.
  6. Intenta incorporar los movimientos de baile que has aprendido e inventado de poco a poco. Si intentas practicar todos los pasos de baile de una sola vez, existe la posibilidad de que cometas muchos fallos o que te resulte difícil al principio. Y es que muchas personas cuando no están acostumbradas a bailar o a moverse frecuentemente, enfrentan la dificultad de no poder coordinar bien sus movimientos especialmente cuando están moviendo varias partes de su cuerpo, razón por la cual se les dificulta bailar con todo el cuerpo y pueden llegar a verse “acartonados”.
  7. Para mejorar este problema, te sugerimos que bailes frente a un espejo o que te graves con tu teléfono celular mientras estás practicando. De esta manera podrás corregir los errores que estás cometiendo al incorporar tus pasos de baile y te saldrán mejor la próxima vez porque sabrás cuáles son los errores que tienes que corregir. Recuerda que no es necesario seguir una coreografía estricta, simplemente con saber los pasos de baile y hacer los que mejor te salen y los que más te gustan, tú puedes bailar incluso un baile improvisado y que te quede de maravilla.
  8. A la hora de bailar recuerda que lo más importante es disfrutar de este arte. El baile es un arte que surge de la misma naturaleza del ser humano desde los principios de su evolución. Es totalmente natural que sintamos la necesidad de bailar especialmente cuando nos acompaña a un ritmo o cuando estamos experimentando diversas emociones. Si te sientes obligado a bailar no vas a disfrutar tanto de este arte que si lo hicieras por gusto propio. Por eso lo más importante es que disfrutes de hacer esto.

Consejos

  • Algunas personas optan por pagar clases de baile, si lo que tu deseas es aprender baile de una manera más profesional, entonces te sugerimos buscar la orientación de un experto, de esta manera podrás acudir a clases de baile y con ello aprender a bailar de una manera más completa. Lo agradable de ir a clases de baile es que podemos elegir la disciplina que deseamos aprender o aquella en la que podemos ser mejores.
  • Una manera de evitar los nervios a la hora de bailar en público, es bailar en algún lugar donde haya gente recurrente. Por ejemplo puedes bailar algunos cuantos segundos en alguna plaza o centro comercial al ritmo de la música. Notarás como poco a poco vas perdiendo el miedo a bailar en público.
  • Recuerda también que bailar no es una actividad negativa que le haga daño a nadie, en realidad es una actividad bastante saludable así que no hay motivo para que te sientas mal por hacer esto pues no es un delito.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.