El piano puede ser un instrumento que dé un poco de reparo a la hora de enfrentarse a él, pero lo cierto es que cuando se toca bien en armonía, su belleza es inigualable.

Tocar cualquier instrumento a la perfección requiere de gran habilidad, y para ello es necesario practicar mucho, pero con el piano este período puede ser mayor.

Si deseas saber cómo son las notas musicales para piano sigue leyendo este artículo de doncomos.com donde vamos a explicártelas y que comiences a practicar cuanto antes con tu piano.

El piano

El piano es considerado un instrumento musical armónico de teclado y de cuerdas percutidas. Existen varios tipos de piano: el de cola, el vertical o piano de pared, el piano electrónico, etc. En general muchas personas y niños comienzan a interesarse por el piano electrónico, ya que es el más económico y el que es más fácil de encontrar en las casas.

En general todos los pianos modernos poseen 88 negras, 36 de las cuales son negras y 52 son blancas. Por otro lado los pianos modernos suelen tener tres pedales, los cuales sirven para varios efectos. El pedal unicordio (una corda) es el que se sitúa a la izquierda y cuando se pisa, los macillos se desplazan a un lado, de forma que, dependiendo del ajuste que se le dé, los macillos van a golpear dos de las tres cuerdas además de en la zona de fieltro donde por lo normal no lo hacen. El pedal tonal central o también conocido como el pedal de sostenuto (sostenido) es usado para crear el efecto conocido como nota pedal, mediante la cual se consigue mantener una nota determinada durante un tiempo. Por último el pedal de resonancia se encarga de liberar los apagadores de las cuerdas, por tanto se consigue que una nota siga sonando aunque ya no se esté pulsando esa tecla. Si se tiene destreza suficiente con el piano, con este pedal incluso se podría crear pequeños efectos muy sutiles, como el fraseo, el de acentuación, la cantabilidad o la expresión.

A veces tararear canciones pueden ayudarte, para buscar las notas correctas e intentar reproducirla a oído. Para que esto salga bien deberás dedicarle mucho tiempo y paciencia, sobre todo al principio.

Aprender a tocar el piano

Para aprender a tocar el piano lo primero que debes hacer es tener acceso a un piano, ya sea tuyo, de un familiar, o incluso de algún conservatorio. Si en casa no te puedes permitir tener un piano ya que son muy costosos, una buena alternativa son los teclados. También debes asegurarte de que el piano está correctamente afinado, sino las notas se oirán distorsionadas y no como deben ser, dañando la melodía final.

Una vez que tengas el piano en tu poder todo consiste en tocar las teclas y familiarizarte con ellas. Puedes intentar melodías sencillas con las notas mayores. Además podrías intentar hacer varios ejercicios de escala o con las notas sin orden de escala. También para empezar podrías asignar letras y números a cada nota musical por si te ayuda más a la hora de pulsar las teclas.

Practica, practica. La práctica hace la perfección, y antes de aprender acordes y sonidos. Lo primero de todo es que te familiarices con las teclas, sus sonidos, sus tonos y sepas ubicarlas correctamente antes de interpretar melodías y pentagramas. Ten presente que necesitarás dedicarle al menos tres días a la semana, una hora y media cada día. Hay incluso quienes le dedican al menos una hora al día.

Notas musicales para piano

Si nos sentamos frente al piano observando el teclado lo primero que vemos son teclas negras y teclas blancas. Primero vamos a centrarnos en las teclas negras, puesto que serán las que nos indiquen donde empiezan las escalas armónicas. Si nos fijamos, el patrón de teclas se va repitiendo, dos negras, tres negras, dos negras, tres negras y así sucesivamente.

De este modo, las siete teclas blancas en ese patrón encontramos los siete sonidos naturales, los cuales son DO, RE, MI, FA, SOL, LA y SI. Como vemos, este grupo de teclas se repite de igual forma junto con las teclas negras, y repiten las mismas notas naturales, pero sonando en todos distintos, o más agudos o más graves.

Es posible que te preguntes por qué hay un grupo de dos teclas negras y otro de tres. La razón para ello es que estos grupos de teclas nos sirven de referencia cuando estamos tocando el piano. Ya te hemos explicado que las notas se repiten cíclicamente, por lo que si estamos por ejemplo tocando un Mi de tono medio y queremos tocar otro MI más agudo, sólo tenemos que ir al otro grupo de dos teclas negras situado a la izquierda de la que estamos tocando para localizar la tecla blanca que representa esa nota MI más aguda. En cambio, si nos fijamos en el grupo de teclas negras que están a la derecha, podremos encontrar fácilmente un MI más grave.

Estas teclas negras son cinco notas accidentales, y pueden ser tanto sostenidas como bemoles. Eso dependerá de la tecla blanca con la que se toca. Si te fijas, las teclas negras están entre dos teclas blancas, es decir, entre dos notas. Por tanto si pulsamos una tecla negra con la tecla blanca que la precede entonces, será un sostenido, en cambio si se pulsa con la tecla blanca que va después el sonido será en bemol. Esto ocurre en las teclas de la octava a excepción de entre MI y FA y entre SI y DO.

Por ejemplo, si nos fijamos en la primera tecla negra que se sitúa entre las notas DO y RE, pulsando la tecla negra obtendremos un DO sostenido o un RE bemol respectivamente. El símbolo del sostenido en el pentagrama es el #, mientras que el del bemol es como una b pequeña. Siguiendo con el ejemplo, sería DO# y Reb. Este par de notas, a pesar de nombrarse y pulsarse diferente tienen el mismo sonido, y se llaman enarmónicos, lo mismo ocurre con el resto de pares de la octava.

Por tanto, teniendo en cuenta las notas normales y las notas en sostenido y bemol tenemos a nuestra disposición un sistema musical de un total de doce notas diferentes, ya que los enarmónicos se cuentan como uno, para crear melodías. Donde 7 notas son naturales y las otras cinco se denominan alteradas.

Ahora vamos a hablar de tonos y semitonos. Se dice que entre si tenemos en cuenta dos notas cual quiera que sean consecutivas entre ellas hay una distancia de un semitono. Por tanto entre notas naturales consecutivas siempre hay una distancia de un tono, en cambio, si nos fijamos en la nota natural y la nota alterada que la sigue, la distancia de ellas es de un semitono.

Debemos tener una cosa siempre en mente, entre dos notas musicales consecutivas siempre habrá una distancia de un tono, pero con la excepción de MI y FA, y de SI y DO, en cuyos pares, la distancia entre esas dos notas corresponde a un semitono.

Además también debes tener claro que un tono siempre equivale a dos semitonos.

Tomemos como ejemplo la nota DO. Entre DO y Do# habrá una distancia de semitono, en cambio, entre DO y RE, encontraremos una distancia de un tono. Si preguntásemos cuántos semitonos hay entre las notas DO y FA, entonces sólo tendríamos que contar todos los semitonos que hay en medio de estas dos notas, las cuales serían, DO#, RE, RE#, MI Y FA, por lo que entre DO y FA habrán 5 semitonos. Estos 5 semitonos equivaldrían a 5 tonos y medio, según lo que explicamos anteriormente.

El DO central es el más importante, se trata de una tecla especial ya que es nuestra guía y referencia para colocar las manos en el teclado. En general, esta tecla podrá ser tocada tanto por la mano derecha como por la izquierda, y nos señala que las teclas que están a la izquierda de esta se tocarán con la mano izquierda y las teclas que están a la derecha se tocarán con la mano derecha.

Las notas musicales de las canciones siempre vendrán representadas por dos pentagramas juntos, uno encima de otro, y cada uno es para tocar las notas con cada mano. El pentagrama de la mano izquierda vendrá dado en clave de FA en cuarta línea del pentagrama, en cambio, el pentagrama de la mano derecha vendrá dado en clave de SOL en segunda línea del pentagrama.

Con toda esta información sobre cómo son las notas musicales para piano puedes empezar a practicar y a tocar melodías con tu gran instrumento de teclado, pero recuerda que este instrumento requiere de gran habilidad con las manos y los dedos y para ello hace falta mucha práctica. No es imposible tocar el piano, tan solo deberás dedicarle un poco tiempo y tener ganas de aprender así como mucha paciencia.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 0,00% le ha gustado.