Tradicionalmente, el Día de Difuntos era un momento de visita a los cementerios a depositar flores en las tumbas de los seres queridos ya desaparecidos, un día de recogimiento y meditación sobre la presencia de la muerte en nuestras vidas. Sin embargo, de unos años para acá se ha ido introduciendo una visión más irónica y desenfadada sobre la muerte y diversos mitos relacionados con el más allá.

La fiesta de Halloween, de tradición anglosajona y del centro y norte de Europa, con raíces paganas anteriores al cristianismo, se celebra con todo tipo de figuras tenebrosas, esqueletos, calaveras, fantasmas, etc., con los que los miedos atávicos sobre la otra vida se ahuyentan con humor y diversión.

En Halloween es muy típico disfrazarse de bruja o esqueleto, o de fantasma, y poner calabazas con sonrisa inquietante, vaciadas y con una vela dentro, con postres en forma de lápidas y visitas de los niños a los vecinos con el consabido “¡Susto o trato!”. En muchos casos querrás prepararte en casa cualquiera de estos artículos, o querrás decorar vestidos, ropa y muchas cosas más con dibujos de este día “terrorífico”. Para ello te damos unas pautas sobre cómo hacer dibujos de Halloween.

Cómo hacer dibujos de halloween

Busca motivos

Lo primero que puedes hacer es buscar los motivos de tus dibujos de Halloween. Hay muchos y variados: la calabaza, el esqueleto, el fantasma, la bruja, el zombi, la calavera… También puedes buscar más criaturas e imágenes que dan miedo y son espeluznantes, como las casas embrujadas, las lápidas de los cementerios, o personajes de películas, comics y dibujos animados. Para ello puedes buscar fotos e imágenes, en la biblioteca municipal, en internet, en libros que pueda haber en casa.

Efecto aterrador

Toma lápiz y papel e inspírate en esas imágenes para dibujar tus diseños de Halloween preferidos. Cuando esboces ese dibujo cuyo objetivo es dar miedo o escalofrío, piensa en buscar un efecto más aterrador por medio de buscar un mayor impacto. Por ejemplo, puedes trazar una bruja con los pelos revueltos, una verruga en la nariz y mirada torva, pero tienes la posibilidad de que asuste aún más si la muestras algo elevada sobre el suelo, con la cabeza aumentada, mirando de frente, como si se abalanzase sobre el observador.

Una calabaza

Para dibujar este símbolo principal de Halloween comienza trazando una línea recta vertical en el centro de la superficie de trabajo, sin que ocupe todo el espacio. Sobre esa línea vertical tira un óvalo cuyos lados estén a cada lado de la vertical que has dibujado, pero muy estrecho, de manera que esos lados estén muy cerca de la vertical. Sobre ese óvalo añade más líneas ovaladas a cada lado, formando el característico aspecto abombado de la calabaza.

Ahora traza arriba de la calabaza esbozada el rabillo típico de esta hortaliza. Entonces dibuja la nariz y los ojos en forma de triángulos, con ángulos en direcciones opuestas los de los ojos respecto al de la boca. La boca deberá ser un corte a lo largo, en horizontal, en forma de sierra y llena de picos. Repasa todas las líneas para que queden marcados, y después puedes colorear la calabaza con sus típicos colores: toda la “cabeza” en naranja, el rabillo en verde y la boca, nariz y ojos en negro, amarillo o el color que te parezca más apropiado.

Una calavera

Para dibujar una calavera, comienza por trazar a un lado del papel una línea en forma de nariz o de morro de perro perdiguero, de punta redondeada dirigida a la izquierda, y otra igual, pero a la derecha, también de formas redondeadas. Ahora dibuja una curva que una la parte superior en curva de una “nariz” con la curva de la otra “nariz”. Partiendo de la parte baja y horizontal de la “nariz” izquierda con una raya que irá hasta la base de la otra “nariz” en forma de hexágono pero sin la línea horizontal superior. En el centro de este espacio dibuja las dos hileras de dientes de la boca. De ambos lados de la boca sube líneas cortas, para marcar la mueca bucal. Entonces, en el centro dibuja un corazón invertido y a cada lado dos rayas siguiendo las de los lados del corazón invertido, para crear el hueco de la nariz. Sombrea todo el corazón invertido.

De las líneas paralelas a los lados del corazón sigue con más líneas un tanto curvadas para formar rectángulos donde estarán los huecos de los ojos. Sombrea esos rectángulos. Añade unas rayas a modo de cejas sobre esos huecos de los ojos y partiendo de la curva superior del cráneo traza hasta abajo unas líneas parecidas a pequeños rayos que representarán las grietas y roturas en el cráneo. Para rematar, resalta todas las líneas.

Cómo hacer dibujos de halloween

Una lápida de cementerio

Para dibujar una lápida típica con el RIP, usa un lápiz o un rotulador o una pluma de tinta, y una hoja de papel blanco, y traza una línea horizontal y sube de cada extremo dos rayas hacia arriba, pero abriéndose hacia cada lado, como si fueras a construir un rectángulo. Sin embargo, la línea superior no será recta sino formando un perfil de un badén como los representados en las señales de tráfico. Al cerrar tendrás un perfil en general parecido al de un bizcocho que ha subido en el horno, con la parte del centro superior elevada.

Entonces dibuja las letras de R.I.P. Perfiladas con interiores en blanco y con puntos en forma de circulitos con espacio dentro al pie de cada letra. Debajo de las letras, bosqueja una cruz grande A continuación, sombrea todo el espacio alrededor de las letras y de la cruz, lo más oscuro posible o en negro directamente. Ahora traza una linea como marco de toda la lápida alrededor del perfil de esta. Tira una línea horizontal y unas rayas que semejen algunos yerbajos en el pie de la tumba.

Un fantasma

Para dibujar un fantasma de Halloween, toma papel grueso y un lápiz no muy duro. Lo primero es que traces una línea curva hacia la derecha, de arriba abajo, como si dibujases la parte derecha de una gran alubia, o de un riñón. Entonces, en la parte superior, donde la curva va hacia la izquierda, dibuja con líneas curvas algo parecido a una voluta de humo, para representar el pico de la sábana que va hacia atrás si esta estuviera por encima de la cabeza, como es muy habitual presentar a los fantasmas.

Después de trazar ese pico de sábana o gorrillo de dormir, en esa parte izquierda tiras hacia abajo otra línea curva, en lo que será la parte del tronco del fantasma, hasta el punto paralelo a la mitad de la curva de la derecha, que sería la panza del fantasma. A un lado bosqueja una pequeña aleta, que será una mano. Y en el lado derecho del cuerpo, dibuja otra aleta estrecha que será la otra mano.

Ahora dibuja los ojos, por medio de dos arcos largos, como si fueran puertas con el dintel semicircular, en la parte de arriba, y abajo traza una raya horizontal en cada ojo. Tira otra línea en el interior de los ojos, en la parte derecha, píntales encima unas cejas con otras líneas curvas simples, y rellena de color negro el interior de los ojos, sin el borde interior. En las manos pon unas rayitas muy cortas, que recordarán los dedos.

Debajo de cada ojo, en el extremo izquierdo y en el derecho de uno y otro ojos, marca unas rayitas muy cortas, que serán el pliegue de las mejillas. Debajo bosqueja el perfil de un gran gajo o una luna en cuarto creciente tumbada, con los picos pegados a las rayitas de los pliegues de las mejillas. Dibuja una lengua con otra línea curva dentro de esa boca, y unos dientes separados, tanto arriba como abajo de la boca. Después sombrea u oscurece todo el fondo de la boca, sin tocar ni la lengua ni los dientes.

Después, desde el final de la curva en la derecha, que es la barriga del fantasma, prolonga esa línea cerrándola hacia la izquierda, pero sin llegar a hacer lo que era la figura inicial de la alubia, sino llevándola a la izquierda para dibujar lo que será la cola del fantasma, con dos líneas en fuga que deben formar otro pico cerrado de sábana, con ondas en cada una uniéndose al final. Añade los detalles que te parezcan que mejoran o completan la expresividad del fantasma y ya lo tendrás.

Cómo hacer dibujos de halloween

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 50,00% le ha gustado.