¿Música, danza, pintura, canto, interpretación…? ¿Cuál es tu talento? Es una pregunta simple que te abrirá muchas puertas a la hora de desarrollar las actividades que mejor se te dan. Aunque para ello es imprescindible saber que se te da bien, porque puede que haya algo que te apasione como puede ser la música, pero puedes no tener ritmo o no tener la voz necesaria.

Tu talento no tiene por qué estar relacionado con las artes, puede ser cualquier actividad como enseñar o ser una persona muy organizada. Puede que descubriendo tu talento encuentres la profesión que te hará feliz. Así que sigue estas pautas de cómo descubrir tus talentos, puede que acabe siendo lo que menos te esperabas o lo que siempre habías soñado cuando eras niño. Solo lo sabrás si investigas sobre ello.

Instrucciones para descubrir tus talentos

  1. Piensa qué es lo que te gusta hacer. A lo mejor te gusta ver bailar pero no se te da bien. O puede que haya algo que se te dé muy bien pero que no te guste. De este modo irás descartando.
  2. Haz una lista con dos columnas, una en la que pongas lo que te gusta y otra que ponga lo que se te da bien. Con esto a medida que vayas probando puedes ir tachando lo que veas que no te gusta y no se te da bien para ir reduciendo.
  3. Ve probando todas las cosas de tu lista. Puedes empezar por lo que se te da bien para que descubras si además de hacerlo bien te gusta y si no es así, descártala de la lista. Luego prueba con lo que te gusta y ten siempre en cuenta que tu talento no tiene por qué estar relacionado con las artes, puede que se te den bien los números o incluso la organización.
  4. Poco a poco irás tachando cosas de la lista y a la vez añadirás nuevas que crees que pueden ser tu talento. No descartes ninguna de las que se te hayan pasado por la cabeza, aunque creas que es una locura, porque si no lo pruebas nunca sabrás si ese era o no tu talento.
  5. Pregunta a gente de tu alrededor que pueda ayudarte a saber cuáles son tus talentos. A lo mejor tienes un don que lo has tenido siempre y lo ves normal, pero la gente de fuera lo ve como algo que destaca sobre ti, por eso has de preguntar.
  6. Experimenta haciendo cosas que no imaginabas, puede que acabes descubriendo que eres un genio en la escritura o para la poesía, pero para ello tienes que ponerte a crear y a hacer cosas que antes no habías imaginado.
  7. Ve a clases de lo que creas que te puede interesar. Quizá nunca has tocado la guitarra, pero si te dan clases a lo mejor descubres que era tu pasión oculta.
  8. Viaja todo lo que puedas. Cuando estás lejos de casa y más si no estás con nadie te darás cuenta de que tienes talentos que desconocías por el hecho de que nunca te habías visto en esa situación. Así que viaja y hazlo solo, son momentos en los que uno se tiene que poner al límite y uno se conoce más a sí mismo.

Consejos para descubrir tus talentos

  • Si encuentras tu talento no lo dejes escapar. Para diferenciarse del resto hay que tener algo especial que solo nosotros tenemos y puede que tu talento sea raro, pero lo importante es que a ti te guste y que además se te dé bien.
  • Ten paciencia y no desesperes en la búsqueda de tus talentos. No es algo rápido porque tienes que ir probando actividades.
  • Cuando lo encuentres, si es algo que puedas mejorar tu mismo ponte a ello, pero si necesitas ayuda de un experto, lo que suele ocurrir cuando es una actividad artística, ve a clases para seguir desarrollándolo.
  • Puedes puntuar los talentos que crees que tienes. Con la lista que hiciste al inicio apunta al lado de las actividades un número del 1 al 5 en el que 1 es nada desarrollado y 5 que lo tienes muy desarrollado. Así te podrás hacer una idea mucho más clara. Incluso después de haber probado los talentos, vuelve a puntuar, porque puede que alguno de ellos haya aumentado.
  • Nunca es tarde para descubrir tus talentos, así que ármate de valor e intenta saber que se te da bien. Quizá es algo que llevabas haciendo desde siempre pero no te habías dado cuenta o puede que sea algo novedoso. El caso es probar para saber.
  • Como dice el dicho ‘es mejor arrepentirse de algo que has hecho que de algo que no has hecho’, así que no te dejes ninguna actividad sin probar, aunque creas que es una locura o porque no te veas capacitado para ello, de este modo seguramente descubras cosas nuevas y te sorprendas a ti mismo.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.