Cómo ser un poeta

Desde el mismo momento de su nacimiento, el hombre busca expresar sus sentimientos. En esas circunstancias, puesto que no sabe hablar, lo hace llorando. Posteriormente, conforme va pasando el tiempo y logra pronunciar palabras sueltas, las usa para dar a entender lo que quiere.

Ya cuando llega a la adolescencia, como la gran mayoría se sienten incomprendidos, revelan lo que sienten a través de su comportamiento, forma de vestir, el tipo de música que escuchan y, otros tantos, llevan un diario de notas.

Por lo general, es en esta etapa de la vida cuando se usa a la escritura como un medio liberador. Se escribe para drenar emociones, rabia, ira, tristeza, amor, soledad, etc. Unos lo hacen en forma de prosa, mientras que otros, deciden escribir unos cuantos versos.

poeta

Este vendría siendo, para algunos, el primer contacto con la poesía. Al salir de esta etapa, hay quienes no vuelven a interesarse por el tema. Sin embargo, otros tantos continúan practicando y se hacen cada vez mejores. Escriben versos más limpios y trabajados, cargados de sentimiento y de hermosas metáforas. De ahí que comiencen a abrigar el sueño de ser poeta.

Pero, ¿te has preguntado cómo se puede llegar a ser poeta? ¿Hay que recibir algún tipo de formación especial? ¿Qué se necesita para lograrlo? ¿Por dónde se puede empezar? Si estás leyendo este artículo, es porque deseas ser poeta o, al menos, quieres enterarte de cómo se puede serlo. Tenemos buenas noticias para ti, has llegado al lugar correcto.

Aquí sabrás todo lo relacionado con el proceso de formación de un poeta. De esa manera, al aplicar los consejos que te daremos, en poco tiempo, llegarás a ser un poeta reconocido en el mundo de las letras. Pero, pongamos manos a la obra y comencemos a abordar este interesante tema.

Instrucciones para ser un poeta

poeta

La poesía es uno de los medios más hermosos que existen para captar y expresar sentimientos. Por eso, quienes se interesan en ella, suelen ser personas con una gran sensibilidad y con una visión del mundo totalmente diferente a la que tienen sus contemporáneos. Es como una aguja en un pajar o como una bella flor que florece en el pantano.

Por eso, si quieres llegar a ser un poeta, sin darte cuenta, ya has dado el primer paso, es decir, tener la motivación, ya que es la que te impulsará a dar todos los pasos que sean necesarios para llegar al final del camino, sin importar cuántos obstáculos puedan presentarse.

  1. En primer lugar, es importante que te formes como poeta. Para ello, estudia poesía. Puedes hacerlo a nivel profesional, al cursar estudios universitarios, o asistiendo a talleres dictador por escritores de la localidad. Por lo general, este tipo de información se puede encontrar en librerías y bibliotecas. También puedes tomar talleres de escritura creativa por Internet, muy apropiado en estos tiempos en donde estamos a merced del Covid-19. Aquí aprenderás nociones básicas de la poesía y del cuento.
  2. Como parte de tu formación, está la lectura de grandes poetas, de aquellos que hicieron historia, ya que llegarán a ser un gran referente para ti y para que puedas encontrar un estilo de escritura personal.
  3. Elige un tema que sea importante para ti y sobre el cual puedas escribir. Piensa en lo que más valoras o en las experiencias, positivas o negativas, que has tenido en la vida. Algunos de estos temas pueden ser: la muerte, el amor, la venganza, el olvido, etc. Cuando tienes interés emocional en el tema del que escribes, el poema cobra fuerza y se vuelve mucho más apasionado.
  4. Haz una lista de cosas que te gustaría describir, como una fotografía, una flor, un paisaje, una persona… Y busca nuevas maneras de describirlas, usando metáforas, símiles, hipérboles, metonimias, entre otros recursos literarios. Piensa en los sentimientos que inspiran y en cómo los puedes expresar a través de la palabra.
  5. Registra todos tus poemas para tener el derecho de autor de cada uno de ellos y evitar que alguien pueda plagiarlos.
  6. Busca poetas contemporáneos en revistas literarias. De esa manera, podrás familiarizarte con los nuevos poetas y aprender sobre sus estilos de escritura vanguardistas. Por lo general, estas revistas incluyen a editores con mucho potencial. Ponte en contacto con ellos cuando tengas nuevos poemas, puede que lleguen a publicar alguno.
  7. Asiste a recitales de poesía. Al hacerlo, podrás relacionarte con poetas locales, escuchar sus escritos y leer los tuyos, para practicar un poco y para darte proyección como nuevo escritor. Codearte con otros escritores te mantendrá motivado y te ayudará a ser cada vez mejor.
  8. Haz una recopilación de tus mejores poemas y envíalos a una editorial. Antes de hacerlo, revisa cuidadosamente la gramática y la ortografía. Selecciona solo aquellos poemas que hayas reescrito y revisado varias veces. Así estarás dando lo mejor de ti.
  9. Junto con la propuesta, anexa una carta de presentación, en donde le cuentes al editor sobre ti y sobre tu obra. Procura que no sea muy larga, de lo contrario tal vez no la lea. No olvides agradecerle por haberse tomado el tiempo necesario para leer y examinar tu obra.
  10. Utiliza las redes sociales para darte publicidad como poeta y para que los usuarios comiencen a familiarizarse con tu escritura.
  11. Finalmente, no dejes de leer y escribir poesía. Recuerda que nadie nace siendo poeta. La práctica es lo que hace al maestro.

Pero, ¿qué necesitas para llegar a ser un poeta? Estaremos hablando de ellos ahora mismo. Por eso, continúa leyendo.

¿Que necesitas para ser un poeta?

poeta

En realidad, para llegar a ser poeta no necesitas muchas cosas, solo:

  • Papel y lápiz para escribir en cualquier momento que te llegue la inspiración.
  • Poemarios de escritores reconocidos, para mejorar tu propio estilo y para hallar referentes con los que te puedas identificar.
  • Libros de teoría literaria, para aprender y dominar conceptos teóricos relacionados con la poesía, como qué es el poema, los recursos literarios, la métrica, el verso, la rima, etc.
  • Un blog en donde puedas practicar y publicar tus escritos para enterarte de la opinión de la crítica sobre tu trabajo.

Estas son las cosas básicas que vas a necesitar. No obstante, lo más importante no es tangible. Más bien, está relacionado con el desarrollo de aptitudes y cualidades. Por ejemplo, es necesario que seas apasionado, paciente, constante, persistente, enérgico, con personalidad, sensible, disciplinado, estudioso, etc. De no serlo, entonces es necesario que cultives estas cualidades, pues de ellas dependerá que llegues a ser, o no, un verdadero poeta.

Ahora bien, ¿qué consejos y sugerencias debes tener en cuenta a fin de llegar a ser todo un poeta consolidado?

Consejos para ser un poeta

poeta

  1. Dedica tiempo para escribir. Haz un horario en donde incluyas todas tus actividades diarias. De esa manera, sabrás qué momentos puedes dedicar a escribir. Cuando hayas podido determinar cuáles son, úsalos para ese fin y sé estricto al cumplir con él. Si notas que las ideas no fluyen en ese momento del día, prueba diferentes horarios y quédate con el que mejor te funcione.
  2. Determina cuál es el estilo del poema que quieres escribir. Muchos poemas poseen un esquema de rima específico. Otros, no tienen una estructura específica. Puedes comenzar probando los poemas de versos libres, a fin de que tengas mayor libertad al momento de plasmar tus sentimientos y emociones.
  3. Piensa en cuáles son las imágenes que están relacionadas con el tema que deseas abordar. Haz una especie de lluvia de ideas, en donde excluyas las frases comunes o clichés. A la hora de hacer una descripción, utiliza tus cinco sentidos y di las cosas sin decirlas. Es decir, que el mensaje pueda ser interpretativo.
  4. A fin de encontrar palabras más descriptivas y menos comunes, usa un diccionario de sinónimos y antónimos. Así, lograrás embellecer tu producción.
  5. Cuando hayas terminado de escribir, lee tus poemas en voz alta para que puedas oír el ritmo que tienen. Si notas que algo no va bien o tienes problemas con alguna palabra, modifícala y vuelve a leerlo. Al practicar la declamación del poema te harás una idea de lo que los demás van a oír y podrás realizar todos los cambios necesarios, antes de sacar el poema a la luz.
  6. Revisa una y otra vez los poemas. Hazlo hasta que estés satisfecho con la forma en que suenan. Modifica aquellas frases que te suenen raras o aquellos ritmos que no fluyan de la manera correcta. Luego que hayas editado el poema, vuelve a leerlo para ver si los cambios que hiciste son efectivos. En caso de que sea así, ya estará listo para ser compartido con tus amigos o con tu grupo de poesía.
  7. Sé humilde y pide sugerencias y recomendaciones de los poetas de más experiencia. Recuerda que ellos ya han pasado por lo que estás experimentando tú y siempre tendrán buenas ideas que aportar.
  8. Sé tu mejor crítico. No te sientas conforme a la primera. Busca maneras de perfeccionar tu obra. Una buena idea es archivar, por un tiempo, los poemas que has escrito. Luego, vuélvelos a leer y, si te sientes cómodo con ellos, entonces habrás tenido éxito. De lo contrario, quizás sea necesario que hagas otra revisión y edición del mismo.
  9. Ten en cuenta que un poeta no nace de la noche a la mañana. Es el resultado de estudio, de muchas lecturas, de horas de escritura y de la rectificación de muchos errores. Por eso, sé paciente y no dejes de trabajar ya que, al debido tiempo segarás, si no te cansas de sembrar.

¿Qué estás esperando? ¡Que la aventura comience hoy mismo! No dejes para mañana tu formación como poeta. Recuerda que queda todo un universo de palabras por explorar.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.