Reciclar arcilla es una tarea utilísima que cobra cada vez más popularidad, pues la arcilla es un material altamente reutilizable. Los utensilios de arcilla han acompañado al hombre en su evolución, pues diversos objetos  pueden fabricarse con este material.

La arcilla es un tipo de tierra sedimentada, mezclada con distintos elementos de silicato de aluminio hidratado, donde el sedimento se descompone a través de diversos procesos, hasta llegar al estado viscoso que conoces de la arcilla; entonces, como la arcilla es básicamente un sedimento extraído de una roca, sino la conservas adecuadamente se secará.

Este artículo para cocer arcilla también te puede interesar

La arcilla seca no sirve de mucho, pero existen procesos para reciclar arcilla que puedes emplear.Demuestra tu talento para reciclar arcilla y reutilizar aquella que pensabas que ya no te serviría para nada.

Los utensilios y adornos de arcillas más populares

Cómo reciclar arcilla

  • Contenedores de cerámicas para almacenar agua.
  • Vasijas con distintos fines: floreros, jarras para guardar alimentos, y antiguamente como vasos canopos que guardaban las cenizas de los muertos.
  • Como material para construcción: bloques, tejas, pisos y ladrillos. Existen muchas empresas dedicadas a la preparación industrial de la arcilla para estos fines en específico.
  • Vajillas de todo tipo de vasos y platos.
  • Juegos para el té.
  • Adornos para las paredes de la casa.
  • Macetas para plantas.

Instrucciones para reciclar arcilla

Tu talento  para reciclar arcilla será evidente si sigues las instrucciones que te presentaremos. Este proceso es sencillo, pero sí requiere pasar por distintas etapas para obtener el resultado deseado.

Técnicas para reciclar arcilla

Técnica 1

  1. Si la arcilla se ha endurecido solo un poco la técnica es rápida y sencilla.
  2. Utilizando el calor corporal amásala una y otra vez aplicando fuerza.
  3. Estira y enrolla la bola de arcilla para que se ablande gracias a la fricción, también puedes utilizar un rodillo.
  4. Luego mete la arcilla en una bolsa plástica y golpea con un mazo o martillo hasta dejarla totalmente plana.
  5. Cubre la bolsa a su vez con un paño grueso para evitar que esta se rompa.
  6. Pasado un rato, vuelve a amasar y ya debería estar lo suficientemente suave.

Cómo reciclar arcilla

Técnica 2

  1. Agarra los pedazos de arcillas endurecidas y pártelos en pequeños pedazos.
  2. Ponlos en un recipiente con suficiente agua hasta que cubras toda la arcilla.
  3. Existen productos químicos que sirven para ablandar la arcilla dura, si tienes uno agrega un poco al agua.
  4. Deja hidratando por varias horas o incluso un día completo, esto diluirá bastante la consistencia dura de la arcilla.
  5. Luego, desecha el agua que sobró y comienza a amasar la arcilla con las manos o con un rodillo.
  6. Si está demasiado blanda, puedes pasarla por una plancha de escayola o un par de planchas de madera cualesquiera.
  7. Consérvalas en la plancha para que escurra hasta que obtengas la consistencia que quieres.

Técnica 3

  1. Corta la arcilla con un cuchillo en pequeños trozos.
  2. Introdúcelos en un procesador de alimentos y bate con un poco de agua.
  3. Agrega también un poco de vaselina o algún aceite.
  4. Utiliza la potencia máxima del procesador para pulverizar la arcilla.
  5. Luego, saca la arcilla del recipiente con una cucharilla, tal vez sientas algunos grumos en la mezcla.
  6. Finalmente, amasa al igual que en las técnicas anteriores.

¿Que necesitas para reciclar arcilla?

Los materiales que necesitas para reciclar arcilla los consigues generalmente en casa; sin embargo, quizá habrá algunos que debas buscar en una tienda de artesanía o especializada en materiales de cerámica. Demostrarás tu talento siempre que logres convertir esa arcilla endurecida e inútil en material apto para hacer adornos y utensilios. Por lo cual necesitarás:

  • Un rodillo, una cucharilla y un cuchillo.
  • Bolsas plásticas.
  • Un paño grueso.
  • Superficies planas para amasar.
  • Un recipiente grande para cubrir la arcilla con agua.
  • Plancha de escayola o un par de planchas de madera.
  • Un procesador de alimentos.
  • Un químico ablandador de arcillas.
  • Microondas o lámpara que genere calor (opcional).

Consejos para reciclar arcilla

Reciclar arcilla es una tarea que conlleva diversos momentos, por lo que tu talento deberá demostrar un poco de paciencia.

  • El requisito indispensable para reciclar arcilla es que apliques calor a esa masa endurecida y lo puedes hacer de diferentes formas.
  • Existen diversas formas de calentar la masa: mediante un microondas, lámparas o colocándola por un tiempo bajo el sol directo.
  • El agua caliente también es una buena forma de comenzar a ablandar tu arcilla, pero no excedas la cantidad de líquido.
  • El procesador de alimento debe tener cuchillas lo bastante resistentes para romper la arcilla.
  • Al momento de amasar debes aplicar mucha fuerza, pues de eso dependerá la consistencia que tome la masa de arcilla.
  • No olvides cubrir con una bolsa plástica la arcilla, tanto si es reciclada como si es fresca para que no pierda humedad.
  • Toma en cuenta que dejar al aire libre la arcilla o recibiendo corrientes de aire frío va a secarla rápidamente.
  • Recuerda, las bolsas de plástico conservan muy bien el calor y la humedad de este material.
  • No te olvides de que reciclando arcilla también puedes hacer barbotina para pegamento.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.