Los paisajes nos muestran imágenes de lugares existentes o creados por la imaginación del pintor.

Cuando pintamos un paisaje, no se trata de definir todo lo que vemos, sino de crear una sensación óptica en la que se nos muestre un entorno que contenga una perspectiva, es por ello que no hace falta definir cada árbol, cada planta, cada flor, con simples toques puedes conseguir imágenes increíbles.

El objetivo es que la vista vaya hacia el fondo del cuadro.

¿Que necesitas para pintar paisajes?

  • Pinturas acrílicas.
  • Una imagen con un paisaje que queramos plasmar.
  • Un lienzo.
  • Pinceles.
  • Plato de papel donde realizar mezclas.
  • Cinta de carrocero.

Cómo pintar paisajes

 

Instrucciones para pintar paisajes

  1. Para poder salir del paisaje hacia el marco, lo primero que debemos marcar es el propio marco con una cinta de carrocero, que delimitará la zona a pintar.
  2. A continuación, toma una pintura marrón o del color que más te guste. Si tiene un efecto tiza dará un mayor efecto a la obra.
  3. Una vez terminado dejamos secar y retiramos la cinta de carrocero.
  4. El siguiente paso es hacer el boceto y así delimitar por dónde va a ir todo.
  5. El plano que hay que pintar primero es el más lejano a nosotros y, normalmente, corresponde al cielo. El cielo suele ser más oscuro por la parte superior y más claro por la línea del horizonte, es decir donde se une el cielo y la tierra. Es una línea imaginaria. Es más claro porque tiene lo que se llama efecto atmósfera.
  6. Mancha el fondo. Para ello mezclamos los colores con blanco. En este caso como se trata de un amanecer utilizaremos los colores amarillo y azul. Después aplicaremos un azul más oscuro y verde para la hierba. Se trata de ir dando toques de color, donde con posterioridad iremos definiendo lo que es el paisaje. Recuerda ir pintando cada zona con el correspondiente color que marca la fotografía elegida. Deberás tener cubierto el lienzo con manchas.
  7. Una vez manchado el fondo, hay que comenzar a definir. Unas ramas que salen del cuadro y por eso van definidas con un liner y ocre o amarillo oscuro, en el caso de que haya ramas en primer plano que vayan por encima de ese marco que hemos trazado.
  8. A continuación se darán los colores en vertical, dándole pequeños toques para lo que serían las plantas y en horizontal todo lo que se refiere al terreno o lo que es lo mismo, la superficie del suelo.
  9. Para ir definiendo el camino, hacerlo en ambos lados dejando un espacio en la zona media y estrechándolo hacia el final para darle cierta perspectiva. Definiendo mejor siempre lo más cercano a nosotros, que se ubicaría en el plano inferior a nosotros.
  10. Usa en liner con marrón y blanco para trazar un pequeño arbolito en la zona más cercana a ti. Con el pincel redondo se mezclan los verdes oscuros, y en el lienzo vas dando pequeños puntos, dejando que se vean las ramas.
  11. Entre los arbustos del fondo puedes dar pequeños toques de magenta con blanco para dar la sensación de flores, en concreto malvarrosas, que como están alejadas no hay que dibujarlas muy definidas, con pequeños toques bastará.
  12. Con el pincel plano, utilizaremos el color verde para ir dibujando hierbas altas, procurando que tengan movimiento.
  13. Seguidamente, se irán dando las sombras de manera más nítida en la parte delantera del cuadro, con el fin de ir marcar la superficie del terreno.
  14. Con un pincel con los pelos abiertos con multicarga, vamos creando otro tipo de hierba y definiendo el terreno y lo que son las plantas. Puedes aprovechar también para crear distintos tipos de arbustos a ambos lados del lienzo.
  15. Mezcla distintas tonalidades de amarillos y verdes oscuros y verdes intensos para ir creando los sombreados.
  16. Con el liner crea hierbas más definidas con distintas tonalidades dependiendo siempre de donde venga la luz.
  17. Ve marcando, definiendo y progresivamente se va terminando el cuadro.
  18. Si ves que tu cuadro ha quedado demasiado verde, puedes poner pequeños toquecitos como si entre la hierba hubiera flores. complementando así el verde con el magenta que habíamos utilizado con anterioridad y aclararlo con el blanco. Se trata de hacer pequeños puntos y añadir el blanco antes de que el magenta se seque. De esta manera logramos que, a nivel óptico, se equilibre el color.
  19. Para dibujar el camino puedes usar verde para simular verdín y el amarillo ocre, pero si te gustaría darle un toque de arenisca, mézclalo con un poco de blanco.
  20. Finalmente integra toda la pintura con un toque blanco, difuminando para darle sensación de niebla.
  21. Aplicar una capa de barniz mate.

Cómo pintar paisajes

 

Consejos para pintar paisajes

  • Puedes elegir entre usar pinturas acrílicas o al oleo. Ten cuenta que el acrílico tarda menos en secarse.
  • Ten en cuenta que en los árboles no se ve el tronco entero, aunque eso dependerá del dibujo elegido como muestra.
  • Para que los colores estén muy apastelados el truco está en mezclar continuamente los colores con blanco. De este modo, se rebaja la intensidad del color.Cómo pintar paisajes
  • Ten en cuenta de dónde viene la luz en el cuadro, por ejemplo si la luz viene del atrás, la sombra estará más cercana a nosotros.
  • Si no tienes verde oscuro puedes usar una mezcla de amarillo y negro.
  • Procura que las hierbas no salgan siempre del mismo centro, busca otros puntos de salida, así serán más realistas.
  • No tires los pinceles con los pelos abiertos, pueden servirte después para crear las hojas de los árboles.
  • En los paisajes, los contrastes más fuertes siempre serán más cercanos al observador, es decir, en la parte inferior del cuadro.
  • Con el rojo y negro y un pincel del número 4 puedes dibujar amapolas no muy definidas.
  • Si este artículo te resultó interesante seguro que los artículos que encontrarás en nuestra categoría de Dibujo te resultarán útiles.

¿Te ha gustado?
8 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.