Cómo hacer una plantilla para graffiti

Si quieres aprender a hacer graffitis, es recomendable empezar por hacer una plantilla, sobre todo si la elaboración se trata compleja. Hacer graffitis en papel y usar una plantilla es un método sencillo e ideal para los principales en el arte de pintar con aerosol.

A diferencia de cuando haces los diseños a mano alzada, te encontrarás con que sabiendo cómo hacer una plantilla para graffiti te permitirá desplegar tu arte antes de salir y luego dedicarte a su pintado. Esto consiste simplemente en colocar la plantilla sobre la pared o lienzo y aplicar pintura para luego retirar la plantilla. De esta forma, antes de hacer graffitis, deberás crear la correspondiente plantilla, y nosotros te vamos a explicar los pasos que debes seguir.

Instrucciones para hacer una plantilla para graffiti

 

Si quieres saber cómo hacer una plantilla para graffiti, los pasos que debes seguir son los siguientes:

  1. En primer lugar deberás hacer un borrador con tu diseño en un pedazo de papel. Si eres una persona muy artística, seguro que quieres usar tu propio diseño como base para tu plantilla en lugar de utilizar una fotografía. Antes de pasar tu diseño a una cartulina e necesario que trabajes sobre el papel en los detalles. Con un lápiz dibuja tu idea en un pedazo de papel.
  2. Luego procede a sombrear las áreas del diseño que vas a cortar. Con tu lápiz rellena los espacios del diseño que vas a cortar y dónde pintarás con el spray. Si vas a utilizar varios colores, recuerda colorear el dibujo con diferentes colores.
  3. A continuación deberás crear los puentes necesario de tu diseño. Se deben añadir diferentes detalles al diseño, siendo el más importante el de crear puentes, ya que habrá partes del diseño en el que tendrás que recurrir a ellos para asegurarte que se ve bien y que se mantenga resistente después de cortar la plantilla. Los puentes sirven para evitar que los elementos circulares o similares no se caigan a la hora de cortarlo.
  4. Luego recuerda simplificar las partes más complicadas del diseño. Es importante que a la hora de crear tus diseños te asegures de simplificar las partes todo lo posible, para que así queden mejor al estar pintadas sobre una pared.
  5. Una vez completado el diseño, es el momento de copiar el diseño final a una cartulina, ya que esta será más dura y podrás cortarla sin riesgo a que se produzca una rotura. Si tienes más de un color en tu diseño, es necesario que crees varias plantillas, que será la misma que el número de colores que necesites.

Usar una fotografía para hacer la plantilla

Un método alternativo al anterior es recurrir al uso de una fotografía a la hora de hacer una plantilla para graffiti. En este caso, el proceso a seguir es el siguiente:

  1. Elige una fotografía que tenga una buena resolución y contraste. Intenta elegir una imagen que sea sencilla, sobre todo si te estás adentrando en el mundo del graffiti.
  2. Una vez que hayas seleccionado la imagen deseada es el momento de importar la fotografía a un programa de edición de imágenes. En este caso puedes optar por el programa que más te interese, ya sea Photoshop, Gimp u otro programa de edición que te permita hacer ajustes en el brillo y el contraste.
  3. A continuación tendrás que eliminar el fondo. Si vas a usar una imagen con un fondo que no deseas que forme parte de tu plantilla, debiendo eliminarlo antes de hacer otros ajustes. Recuerda eliminar el fondo para luego poder hacer bien el recorte y tener a tu disposición la imagen para así poder hacer tu graffiti.
  4. El siguiente paso es el de ajustar el contraste de la imagen. Deberás trabajar en una segunda capa del documento para convertirla a escala de grises, elevando el contraste al 100%.
  5. Seguidamente llegará el turno de hacer lo propio con otro aspecto de la imagen. Incrementa el brillo utilizando las herramientas de las que dispongas para ello en el programa que te interese. Este debe quedar como una imagen en blanco y negro, ya que así parezca una plantilla para graffiti gracias a su contraste elevado.
  6. En el caso de que sea un diseño con varios colores, deberás crear múltiples capas. Es necesario que la cantidad de ellas coincida con la cantidad de colores de la imagen, además de asignarle un color a cada capa.
  7. Finalmente solo tendrás que imprimir tu imagen y luego pegar el papel a un pedazo de cartulina para posteriormente poder cortar la plantilla.

En ambos casos, tendrás que cortar la plantilla usando una navaja de precisión para los detalles más pequeños, asegurándote de cortar muy bien la plantilla para que luego, a la hora de plasmarlo sobre un lienzo o pared, no haya errores.

Una recomendación para cortar la plantilla es comenzar por cortar la sección más grande de la plantilla, para luego cortar las más delicadas.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.