Te explicaremos cómo hacer un puff, te puede servir para decorar tu casa o porqué no, para tener un buen regalo con alguien.

Es un artículo que se puede tener en casa, que además de resultar decorativo, es bastante cómodo; es posible que hayas buscado uno en alguna tienda pero no te hayas acomodado por ser muy pequeño o muy rígido, así que si dispones de algo de tiempo y disfrutas de las manualidades, porqué no hacer un puff en tu casa, también será muy útil tenerlo cuando te llegan más visitas de lo esperado, además lo harás a tu gusto, tú serás su diseñador.

Otro motivo que te puede animar a hacer el puff es el ahorro de dinero que puedes tener.

Cómo hacer un puff

¿Que necesitas para hacer un puff?

El puff

  • Diseño del patrón (una hoja grande de papel)
  • Escoge una tela económica que te agrade bastante, te aconsejamos arpillera. Necesitarás dos retazos de 1.40 cm.
  • Tijeras
  • Una sábana vieja que tenga de medida 3 mt por 45 cm
  • Alfileres
  • Una máquina de coser
  • Un bobina de hilo que sea especializada para tapicería

El relleno

  • Puedes usar toallas o ropa vieja, retazos de tela, fibra de relleno, algodón o picado de espuma
  • 4 bobinas de hilo para bordar
  • Y un rollo de cinta aislante (fusible)

Instrucciones para hacer un puff

  1. Debes comenzar por hacer tu molde en la hoja de papel, debes hacer un rombo alargado y las dimensiones deben ser las de tu preferencia, la idea es que quede un rectángulo con sus extremidades en forma de triángulo.
  2. Ahora pon cinta adhesiva sobre el molde, sitúala en cada unión, toma el molde de papel y ponlo sobre la tela y a la vez debajo de ésta deberá estar la sábana, toma las tijeras y comienza a cortar siguiendo ese patrón, para más facilidad podrás sujetarlos con alfileres; debes repetir el proceso hasta lograr 8 rombos en tu tela y 16 en tu sábana.
  3. Ahora coge uno de los rombos alargados que quedaron de la sábana; dos de tela y uno de sábana, ponlos en este orden y sujeta con alfileres estas tres piezas de tela, que queden una sobre la otra.
  4. Ahora debes comenzar a coser en la máquina, teniendo cuidado de dejar un centímetro de margen; cose bordeando tu figura a lo largo y solo por un lado; luego quita los alfileres una vez hayas cosido; haz el mismo proceso con cada uno.
  5. Toma la tela, dale la vuelta y luego extiéndela, verás cómo te ha quedado la costura en el medio, luego ábrela y pásale una plancha para buscar que quede tan plana como sea posible.
  6. Ahora debes coser el borde de uno de los lados a un rombo mientras tienes tu tela extendida, así ya habrás quedado con dos mitades, a una de ellas debes proceder a darle la vuelta desde adentro hasta afuera.
  7. Después junta todas tus mitades para lograr así formar como una canasta o un nido, el cual será la base para tu puff; toma alfileres y sujeta cada borde; luego debes marcar los puntos donde se unen las costuras dejando un espacio de 10 cm, y entre una y otra 20 cm.
  8. Comienza a coser ahora el contorno de tu puff; debes empezar en una marca hasta llegar a la otra, respeta el espacio del medio para que luego tengas la manera de llenarlo.
  9. Ahora debes darle la vuelta a tu tela y comenzar a rellenarlo; el material más pesado que tengas debe ser la base y la zona central, y hacia los bordes y la parte de arriba el material más suave y liviano.
  10. Es importante para que el aspecto de tu puff sea liso y suave, que en la parte superior pongas trozos de tela o guata.
  11. Ahora cose tu puff para cerrarlo, hazlo con hilo fuerte especial para tapicería, no tiene que quedar perfecto.
  12. Listo ya tienes un puff para el disfrute y el descanso ya sea solo o en familia; puedes descansar en él mientras tienes una conversación, mientras lees, mientras ves televisión, juegas, entre otros, además ayudará a la decoración de tu hogar y lo mejor de todo, ya tienes asientos adicionales cuando llega la visita si no cuentas con suficientes sillas donde sentarlas; si tienes niños, éstos seguramente se divertirán mucho con él.

Consejos para hacer un puff

  • Debes trabajar donde prefieras: en una mesa o en el piso, con tal  de que la superficie sea plana.
  • Para el relleno tú decides cuánto meter, pero recuerda que con el tiempo éste irá estando más plano, así que no es recomendable que sea muy poco, más vale que pienses que es mucho.
  • En este artículo también te explicamos Cómo Tejer un Puff de Trapillo
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.