Se acerca una ocasión especial y la idea de cómo hacer un pergamino cobra fuerza en tu mente. No se trata de hacer una simple tarjeta o aburrida carta, pues quieres expresar un gran sentimiento con tu creación. Por ejemplo, las tarjetas de pergamino son una excelente opción para decir esa idea especial que tanto quieres expresar.

Los pergaminos eran el papel que se utilizaba en la edad media para escribir toda clase de documentos. Actualmente, los pergaminos se utilizan con una intensión emotiva, ahora su uso se centra en la creación de cartas y tarjetas.

Cómo hacer un pergamino

Usos del pergamino

Los usos de los pergaminos hoy en día son los siguientes:

  • Enviar una carta de amor.
  • Escribir poemas.
  • Hacer una tarjeta de cumpleaños.
  • Diseñar la invitación de una boda.
  • Hacer tarjetas para una fiesta temática de la época medieval.
  • Como elementos decorativos en una representación de obras de teatro.
  • Divertidas tarjetas y decoraciones antiguas.
  • Elaborar objetos decorativos como marcos, fondos para fotografías, letras, mensajes de pared, carteles y mucho más.

Hacer un pergamino es más fácil de lo que parece, después de leer estas sencillas instrucciones conseguirás el efecto deseado; solo tienes que asegurarte de ser cuidadoso y manejar los materiales con delicadeza, para que no maltrates el papel en el proceso para dejar este efecto de pergamino en el papel existen un par de técnicas que puedes utilizar. Entonces, de esta forma, podrás demostrar tu talento y creatividad para hacer un pergamino antiguo.

¡Acompáñanos!

Instrucciones para hacer un pergamino

Con estos fáciles pasos tu talento para hacer un pergamino será una evidencia casi medieval.

Técnica 1

  1. Busca un recipiente rectangular en el que tendrás que verter un poco de té.
  2. Consigue la cantidad de hojas blancas que quieras, tendrás que sumergirlas en el recipiente con té.
  3. Deja reposar el papel tanto como quieras teñirlo de ese color envejecido.
  4. Pero cuida de no dejar el papel mucho tiempo sumergido, para que no se rompa cuando lo saques.
  5. Saca del recipiente la hoja utilizando unas pinzas, para evitar maltratar el papel.
  6. Déjalo secar bien por poco más de una hora, notarás que se ha endurecido un poco.
  7. Es el momento de escribir. Puedes utilizar diferentes técnicas, pero una pluma y tinta es lo ideal.
  8. Utiliza una pluma fuente y trata de hacer una caligrafía estilizada propia de la época medieval.
  9. Como los pergaminos antiguos venían generalmente doblados en forma de tubos, puedes hacerlo para darle un toque genuino.
  10. Coloca un palillo chino en cada extremo de la hoja, sujeta con cinta pegatina para que no se suelten.
  11. Ahora, enrolla hacia adentro cada extremo hasta que se unan en el medio, y sujeta con un hilo para que no se desenrolle.

Cómo hacer un pergamino

 

Técnica 2

  1. Toma una taza de café y una esponja.
  2. Coloca el papel sobre una superficie plana, pero asegúrate antes de cubrirla con un plástico porque vas a ensuciarla.
  3. Con la esponja impregnada de café pásala por la superficie de la hoja, irás notando un color envejecido.
  4. Aplica varias veces con la esponja.
  5. Deja secar utilizando el mismo procedimiento anterior.
  6. Después, busca una cerilla y enciéndela, tendrás que rozar cuidadosamente la superficie con el fuego.
  7. Demostrarás tu talento al hacer un pergamino al dejar un efecto antiguo en los bordes quemados con el fuego.
  8. Esta técnica le dará una apariencia de haberse “consumido” con el pasar del tiempo.
  9. Toma de nuevo la esponja y vuelve a rozar con el café los bordes quemados.
  10. Esto matizará el negro del fuego y se tornará en un tono marrón.
  11. Puedes escribir utilizando la misma técnica anterior.
  12. Enróllalo en forma de diploma y átalo con un hilo.

¿Que necesitas para hacer un pergamino?

  • Hojas blancas.
  • Una taza de té o de café.
  • Un recipiente rectangular donde quepa la hoja.
  • Una superficie plana cubierta de plástico para evitar derrames.
  • Una esponja.
  • Una pluma fuente y tinta.
  • Un marcador negro fino (opcional)
  • Cerillas, palillos chinos, cinta pegatina e hilo para atar.
  • Tijeras (opcional).
  • Pinzas de madera para sostener la hoja mientras se seca.
  • Secador (opcional).

Consejos para hacer un pergamino

Como viste, seguir estas sencillas instrucciones para hacer un pergamino no tiene ninguna complicación, de una forma fácil podrás demostrar tu talento a esa persona especial o sorprender a todos con una original invitación.

Cómo hacer un pergamino

Con estos fáciles consejos hacer un pergamino será la mejor opción para transmitir tus emociones.

  • Recuerda que lo principal es dar un aspecto envejecido a tu pergamino.
  • Los papeles antiguos tienen una apariencia carcomida y desgastada por el tiempo.
  • Para lograr este efecto, antes de teñir el papel, arrúgalo hasta hacer una bola.
  • Otro efecto antiguo es que hagas cortes con una tijera en todos los bordes del papel, originando una apariencia corroída.
  • Para acelerar el secado puedes utilizar un secador de cabello.
  • Para escribir, puedes utilizar un marcador si no tienes pluma, pero asegúrate de trazar una caligrafía antigua.
  • Y por último, deja unos toques finales dejando correr la tinta por tu pergamino, esto le dará un toque muy medieval.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.