Si quieres hacer tu misma una fadita de tul o como comúnmente se le conoce, un tutú de tul, no te preocupes si no tienes un gran presupuesto. Puedes prepararlo tu misma en casa siguiendo nuestras instrucciones. Sólo hace falta un poco paciencia, pero lo conseguirás hacer a tu gusto. Elegirás los colores, puedes hacer ciertos inventos, puedes jugar con las texturas, podrás hacerlo muy esponjoso o incluso intentar hacerlo más real como eran realmente los tutús del siglo pasado. Los verdaderos (los de ballet clásico) son siempre blancos o un blanco roto. Lo mismo que si quieres conseguir un toque muy parecido tienes que tener a parte del color en cuenta, el tejido. Que son vaporoso, trasparentan un poco la luz, son muy finos y ligeros. Para ello, el tejido que utilizan aparte del tul es la muselina, las gasas, el organdí y la tarlatana. Eso sí, no son todos igual de económicos que el tul.

Veremos cómo hacer tutus para niñas cosiéndolo. Hay otras opciones, donde se puede coser a mano, pero elegiremos más la sencilla que es a máquina. Otra opción es, no utilizar el hilo y el alfiler y hacerlo sin coser.

La alternativa a poder hacer el tutu de las niñas sin coser nada (porque no tienes máquina de coser o porque no se te da nada bien), te la vamos a decir también, para que te resulte más rápido el proceso de elaboración y para que tengas alternativas.Te sacará de un apuro, no tardarás tanto como puedes pensar, te pueden ayudar también, los pequeños de la casa y así participaran activamente en el proceso de su tutu.

Instrucciones para hacer tutús para niñas

  1. Para hacer un tutú donde tengas que coserlo, no te asustes porque es más fácil de lo que puede sonar o parecer.
  2. Vas a necesitar muchos metros de tul para hacer el tutu de las niñas, no te asustes por los metros.
  3. Ten en cuenta las medidas de la niña. Si quieres un tutú de niña deberías tener en cuenta un tul de un metro o de cuatro metros. Para un tutú de un tamaño mediano, ten en cuenta entre los cinco y los siete metros. Y para un tutú grande, entre los ocho y diez metros.
  4. Tienes que pensar cuando empieces con el tul y la falda, las dimensiones de la niña y su altura. Piensa que no puedes hacerle una faldita de tutú muy pequeña y que la niña parezca que lleva el tutú de su hermana pequeña. Si le queda pequeño queda muy ridículo.
  5. Ten en cuenta las medidas y compra el tul.
  6. Cuando tengas el tul, extiéndelo sobre la superficie y estíralo. Que no te quede ni una zona arrugada o doblada. Cuando lo tengas estirando perfectamente, dóblalo por la mitad. Siempre ten en cuenta que se hace por la zona que es ancha (obvio). Quedará reducido todo a la mitad.
  7. Ahora que ya tienes la mitad con todo el tul, repite el mismo paso y de nuevo, vuelve a doblarlo por la parte más ancha y en la misma dirección.
  8. Fíjate te deberían haber quedado ahora cuatro capas de tul. Si no es así, repite todo el proceso de nuevo porque algo se ha hecho mal.
  9. Ahora corta la cinta elástica (que ya dijimos que va a la cintura) y córtalo. Ojo, el tamaño es importante.
  10. Coge a la niña y rodéale la cintura con la cinta elástica. Fíjate bien que no queden espacios vacíos, ni se caiga ni le vaya grande. Al ser elástico, no debe pasar ni un dedo entre la piel y la cinta.
  11. Con la cinta elástica ya cortada, coge el tul por la parte del largo (no del ancho) y deberás coserla a la goma.
  12. Te explicamos el proceso: empieza a coser el largo del tul desde la zona del doblado hacia abajo siempre y desde la zona de la parte superior que tiene el doblez que hiciste.
  13. Sigue cosiendo a lo largo del tul y el borde que doblaste varias veces. Debes coserle y traspasarle las cuatro capas. Recuerda, que deberías tener cuatro capas de tul.
  14. Ahora coge la cinta elástica y empieza a colocarla teniendo en cuenta que debe quedar en el largo de la parte superior de la falda de tutú. Es lo que dejará el tul a la falda y donde la niña se lo colocará. Por tanto, la cinta elástica, debe quedar en la parte superior.
  15. Ahora, deberías tener en cuenta que la cinta elástica quede entre ambos extremos del tul, es decir, por la zona del interior. Para meter la cinta venden unos ganchos específicos, pero para ahorrároslo, buscad un alfiler de tejer (que son muy largos) o un palillo o cualquier artefacto con el que podáis ayudaros.
  16. Pasada ya la cinta elástica, he de aseguraros que quedan los extremos por fuera.
  17. Ahora toca fijarla. Tienes que coser los dos extremos de la cinta elástica y coserla a unos centímetros del borde. Como paso final, deberás de nuevo doblar los extremos sueltos en la cinturilla elástica y cóselos también.
  18. Ahora toca coser la falda para terminarla.
  19. Se tiene que coser la parte trasera posterior del tutú, que lo haréis a lo largo (no a lo ancho). Tenedlo en cuenta. Son los dos extremos de la faldita de tul.
  20. Para poder juntar las dos partes, necesitareis alfileres, tranquilas, no es complicado. Con los alfileres (sin hilo) ir uniendo las partes de los bordes de los tules y cuando veáis que os parece correcto y que está recto, empezad a coser justo por esa parte (donde están colocados los alfileres como marcas).
  21. Como dijimos antes, debes coser todas las capas, las cuatro. No te olvides de ninguna.
  22. Como pasos finales, tienes que mover el tul y sus capas para dejarlo aireado y pomposo. Si no, estará chafado y no tendrá tanto volumen.
  23. Como opción, hemos empezado con uno de sólo cuatro capas. Es más idóneo para una fadita de tul en una niña pequeñita y que tampoco quiera un tutú muy esponjoso. Pero si la niña es más mayor o quieres uno más vistoso y que luzca mejor, no te olvides de añadirle muchas capas. A más capas, más voluminoso y más pomposo será.
  24. Hacer el tutú rápidamente y sin coser nada, se necesitan muchos metros también de tul.
  25. Se coge la cinta elástica para la cintura de la niña y se le mide. Tal cual le quede, no dejes que pase un dedo y córtalo.
  26. Una vez cortada la cinta elástica, haz un nudo en los extremos.
  27. El tul se debe cortar a tiras. Pero deben ser trozos de tul del mismo tamaño. Si quieres hacer los trozos anchos, bien. Pero deberán ser todos así. Si, por el contrario, quieres que sean más estrechos, de unos diez centímetros también bien, pero todos deben ser iguales.
  28. Coge los trozos y mídelos. Ve cortándolos todos. Piensa en que cuanta más cantidad de tul pongas y tiras, más volumen tendrá el tutu y parecerá más esponjoso y pomposo. Si lo quieres más discreto, evita que sean las tiras muy anchas y que no tenga muchas capas.
  29. Coge los trozos y pásalos por la cinta elástica. La cinta para que os hagáis una idea, debe quedar justo, en la zona central del tul. Si queda más larga de una parte que de otra, quedará la faldita irregular y se verá muy feo.
  30. Cuando hayas ido poniendo los trozos de tul, ve haciéndolos nudos. Piensa en hacerlos de tal manera, que el tul tiene que quedar agarrado a la cinta elástica. Pero que, a la vez, la cinta elástica no tiene que verse y debe quedar bonito. Aparte, ve moviendo los trozos de tul para ir añadiendo más capas de trozos de tul.
  31. Para rematarlo, cuando ya hayas colocado todos los trocitos que tenias del tul y ya puedas ver, como ha quedado el tutu, coge una cinta del color que quieras (dependiendo del estilo que vayas a darle) si lo quieres del mismo color para que pase desapercibido, o de la misma tonalidad, u otro color para que sea más llamativo, añádele la cinta para cubrir los nudos que hiciste para sujetarlo y para que no se vea nada de la cinta elástica, en caso de que se pudiera ver algo.
  32. Ve colocándolo con cuidado, que no quede muy aparatoso.
  33. No olvides el último paso, que simplemente será, moverlo y ampliarlo para que quede ancho y no se quede el tul chafado.
  34. Para hacer un tutu diferente, puedes optar por cambiar los tejidos de siempre y darle otro rollo. Cambiando el típico tul, puedes poner en su lugar, encajes y puntillas que queda muy mono. Sobre una base transparente, pero con mucho volumen queda espectacular y muy monas. Y cuando se le ponen capas de puntillas con purpurinas, a los bebés o niñas pequeñas, es una monada.
  35. Para un toque divertido, no olvides ir alternando los colores para que según las capas del tutu se vean de un color, la otra capa de otro color y así, con toda la faldita.
  36. También combina diferentes tejidos entre las capas del tutu. Entre telas mates, tules, gasas, purpurinas, encajes, telas metalizadas, etc.

¿Que necesitas para hacer tutús para niñas?

  • Metros de tul para hacer el tutú. No te asustes por comprar mucha cantidad, la necesitarás para todo el contorno de la cintura y que tenga vuelo.
  • Una cinta que sea elástica para la cintura de la niña. Como poco tiene que ser de tres centímetros.
  • Unas tijeras.
  • Un metro para medir el contorno de la cintura de la niña y para medir el tul.
  • Hilo para coser (que sea del mismo color que el tul para que no se note).
  • Alfileres para coser.
  • Alfileres para marcar.
  • Una máquina de coser.
  • Una superficie grande y plana, para poder trabajar.

Consejos para hacer tutús para niñas

Como opciones y alternativas a los clásicos tutus de tul que son los más conocidos, se les pueden añadir cientos de ideas o cosas diferentes, lo importante a veces es poder innovar. En la cinturilla, se le puede poner una cinta de raso a juego del tutu para que se vea más bonito y para atarlo por detrás, unirlo y coserlo con un botón. Puede ser más o menos discreto según lo prefiráis. Lo mismo que los diseños del tul… pueden ser de un solo color, jugar con un solo color, pero añadirle a la falda muñecos cosidos o pegados, colocarle perlas, coserle lacitos por toda la falda, escoger un tul de purpurina para que sea más fantástico y se crea un unicornio. La base puede ser toda de purpurina o la base principal (la de abajo) de color blanco o transparente y las que van encima, que lleven purpurina. Para que luzca más.

También se le pueden añadir ciento y un adornos… florecitas, corazones, perlas, diamantes, espejitos, cintas, cascabeles, (aunque puedas terminar con un buen dolor de cabeza), borlas, botoncitos, etc.

¿Te ha gustado?