Algo muy clásico entre amigas es regalarse una pulsera de la amistad. Lo característico de ellas es que quien lo regala debe haberla hecho ella misma a mano, si la compra ya no tendría el mismo valor, ya que, aunque no sea la mejor pulsera, la intención está en que la ha hecho uno mismo.

Hay muchos tipos de pulseras de la amistad, desde las que se hacen con hilos de colores, hasta las más modernas con gomitas, de colores también. Si hay varias amigas, lo más normal es que cada una le haga a la otra una pulsera o igual, para ser identificativas, o de un color totalmente diferente, depende la persona, aunque para que sea más especial puede que lo mejor sea que ambas pulseras sean iguales.

Este artículo también te puede interesar: Cómo Hacer Pulseras de Hilo

Es muy sencillo, y se seguiría la técnica do it yourself (DIY), es decir, hazlo tú mismo. Para que veas lo sencillo que es, sigue estos pasos de cómo hacer una pulsera de la amistad.

Instrucciones para hacer una pulsera de la amistad

  1. Escoge los colores con los que quieres hacer la pulsera. Dependiendo de lo ancha que la quieras podrás elegir desde uno a todos los que quieras. Aunque lo ideal es que mínimo sean tres colores, para que sea una pulsera viva.
  2. Compra los ovillos de los colores que has elegido y del grosor que tú quieras. Lo ideal sería un grosor medio, ya que si no, si es un hilo muy fino la pulsera se romperá con mayor facilidad.
  3. Coge una hebra de hilo de uno de los colores y estira el ovillo desde el dedo hasta el hombro, de esta manera pillarás la medida que necesites para darle un par de vueltas a la muñeca, así si queda grande puedes cortar, pero si cortas de menos y no te cabe en la muñeca luego no podrás hacer otra cosa que tirarlo y volver a empezar.
  4. Corta el resto de hebras con la medida de la primera para que todas tengan la misma medida.
  5. Junta todas las hebras de los diferentes colores entre sí por una de las esquinas y agárralas con un trozo de celo a la mesa para que no se suelten.
  6. Sobre la mesa, ya que trabajarás con los hilos pegada a ella por el celo para que no se mueva, coloca los colores en el orden que quieres hacer la pulsera y así crearás un patrón.
  7. Si usas por ejemplo seis hilos, júntalos de dos en dos para hacerlo más fuerte y haz una trenza con ellos. Como las normales del pelo: el lado derecho pasa al centro, el centro a la izquierda, la izquierda al centro y así…
  8. Cuando hayas hecho esto lo siguiente es hacer un nudo, que quedará cerca de donde has puesto el celo y así sabrás que no se te escapará ningún hilo.
  9. Haz un nudo con el hilo de la derecha sobre el que está a su izquierda, y este mismo proceso con el resto de hilos, pero siempre hilando el primero de la derecha con el resto.
  10. Sigue el proceso anterior hasta que te quedes sin hilos, eso sí, recuerda que el hilo que debes hilar siempre es el de la derecha con cada uno de los otros y así sucesivamente.
  11. Cuando ya tengas la pulsera lo suficientemente larga, deja de hilar.
  12. Para cerrar la pulsera, del mismo modo que al inicio juntaste los hilos como una trenza normal, haz lo mismo con este extremo final para cerrar la pulsera.
  13. Añade borlas o algún adorno pequeño para que la pulsera sea más original.
  14. Al final de la pulsera haz un nudo para que no se deshagan todas las trenzas y nudos que has hecho.
  15. Pruébatela y corta el hilo restante. Ahora que la tienes hecha solo debes regalársela a tu amigo y que disfrute de su pulsera de la amistad.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.