Cómo hacer pinturas Rupestres es una experiencia increíble y realizar manualidades donde sea la base perfecta para enseñar historia a cualquiera. Una manera de averiguar y aprender de dónde venimos y qué cosas hacían en nuestro pasado.

Es divertido para niños y adultos imaginar cómo era la vida de las personas que vivieron hace millones de años. Consisten en algunos dibujos y pinturas sobre situaciones que sucedían en la vida cotidiana de los pueblos antiguos. Gracias a cómo hacer pinturas Rupestres, podremos conocer cómo se comportaban las sociedades antiguas y si hay similitudes ahora.

La próxima vez que nuestros hijos o alumnos nos pregunten, hacer sus propias pinturas les ayudarán a entenderlo. Mientras crean su propia obra maestra, explorarán motivos antiguos como búfalos, bisontes, cazadores, etc. Trabajar la historia de manera dinámica es la mejor manera de conseguir que forme parte de nuestro cerebro para siempre.

¿Qué son y cómo hacer pinturas Rupestres?

Los temas más tratados en las pinturas Rupestres son los grandes animales salvajes, que se cazaban para comer por esas sociedades. Situaciones de migración de un lugar a otro, ya que antes las sociedades eran principalmente nómadas. Momentos importantes que han pasado dentro de los pueblos y que han aprendido de ellos, dejándolos registrados en sus cuevas.

También podemos encontrar imágenes abstractas, como signos, símbolos y otras marcas geométricas, que son comunes en el arte paleolítico. La mayoría de los dibujos realizados en las cuevas, eran hechos por las mujeres de la sociedad. Aunque los hombres y los niños y niñas también participaron, pero con pequeños detalles y en menor medida.

El propósito de estas pinturas Rupestres no se sabe exactamente, pero se sospecha que eran actividades ceremoniales de los chamanes. No existen patrones claros utilizados para realizar las pinturas, por ello no se puede crear un seguimiento. Lo que se busca estudiando estas pinturas es conocer la cultura de estas sociedades prehistóricas. Sus costumbres y sus ceremonias son estudiadas todavía hoy en día buscando patrones que se repitan en la sociedad actual.

Las pinturas Rupestres podemos hacerlas con diferentes materiales y en diferentes lugares. Las manualidades pueden ser una recreación de una pintura específica o la creación de una nueva con materiales distintos. Podemos utilizar desde pinceles y pinturas acrílicas, hasta hacerlo con nuestras propias manos y una piedra.

Podemos encontrar ayuda para pintar mejor nuestras propias pinturas Rupestres en la lectura de diferentes artículos. Utilizar diferentes pinturas hará que consigamos mejores detalles, por ejemplo estos dos artículos donde te explicamos Cómo pintar en acrílico o Cómo pintar al óleo, son una gran ayuda.

 

¿Que necesitas para hacer pinturas Rupestres?

  • Papel de carnicero de las medidas que queramos
  • Papel de carbón
  • Tijeras
  • Carbón
  • Pinceles
  • Lápiz
  • Colores acrílicos
  • Colores al óleo
  • Brochas
  • Pinturas Rupestres de ejemplo para que nos sirva de guía
  • Dibujos de animales o símbolos para fijarnos para hacer nuestras propias plantillas.

Instrucciones para hacer pinturas Rupestres

  1. Reúne todos los materiales que tienes y los que vas a utilizar en esta actividad.
  2. Usa un lugar en el que puedas colocar un mantel que puedas manchar y no pase nada.
  3. Realiza esta manualidad solo/a o con todas las personas que quieras, cuantas más personas mejor ya que más ideas tengamos.
  4. Dibuja los contornos de animales como los bisontes, los ciervos y los búfalos en el papel del material que vayas a utilizar de base, cartón o papel maché.
  5. Recórtalos para utilizarlos como plantilla.
  6. Ahora es el momento en el que vamos a utilizar nuestras plantillas en la parte superior del papel de carnicero que ya tendremos preparado y podemos utilizar carbón para conseguir el contorno de nuestra figura o con nuestro pincel difuminar la forma.
  7. Utiliza tantas plantillas e intercambia sus posiciones en el fondo tantas veces como quieras para crear la escena que deseas.
  8. Agrega los símbolos y las manchas de distintos colores o creyones entre los distintos animales o plantillas.
  9. Estos símbolos pueden incluir figuras de palos, arcos, flechas, fuego, etc.
  10. Continúa hasta que tengas una escena llena de pinturas rupestres.
  11. Antes de que te des cuenta, tú mismo o tu hijo/a habrá creado su propia escena prehistrórica a tamaño natural y creativa.

Consejos para hacer pinturas Rupestres

  • Informarnos sobre cosas de la historia para realizar mejor la manualidad.
  • Divertirse.
  • No sobrecargar la pintura Rupestre: en la sencillez está la mejor pintura.
  • Utiliza todos los materiales que quieras, pero de mismo tipo en la misma pintura.
  • Utilizar plantillas propias o también se pueden comprar en Internet y combinarlas.
  • No importa si no se nos da bien dibujar, también podemos conseguir imprimir símbolos y recortarlos y utilizarlos como plantillas.
  • Es una actividad ideal para campamentos o colonias en las que queremos conseguir explicarles conceptos complicados a los niños y niñas a través de una actividad dinámica en la que los grupos son partes activas de la historia que ellos y ellas pueden reescribir.

¿Te ha gustado?
16 usuarios han opinado y a un 81,25% le ha gustado.