Uno de los adornos más característicos de una mujer, y algunos hombres. Los pendientes son un símbolo de decoración del cuerpo, que normalmente se colocan en las orejas desde que se es muy joven. Saber hacerlos es una forma de aprender algo nuevo que te será de mucha utilidad en la vida diaria.

Existen de muchas formas, tamaños y que se colocan en diferentes lugares del cuerpo. Pero este no es un objeto de uso contemporáneo, su historia se remonta a los tiempos de los egipcios. Inicialmente eran usados en la nariz, es por ello que pueden encontrarse huellas de estos en princesas y faraones de estas épocas.

Es tanta su antigüedad de los pendientes que poco a poco han ido evolucionando, pasando por las civilizaciones griegas y romanas, hasta llegar a lo que conocemos hoy en día. De hecho los han asociado con la lucha ante los malos espíritus, con el liderazgo masculino y con la mejora de la visión.

Para hacer pendientes se pueden utilizar diferentes materiales, dependiendo de la forma que quieras darles. Recuerda que al realizarlos con diferentes tamaños y a tu conveniencia ayudará  que sean el complemento perfecto para los diferentes estilos que tienes en tu armario. Igualmente procura que puedas utilizarlos para cualquier tipo de ocasión.

¿Que necesitas para hacer pendientes?

  • Mucho Alambre
  • Flores
  • Pinzas o alicates
  • Bolitas para adornar
  • Lápiz
  • Gancho para guindar en las orejas

Instrucciones para hacer pendientes

  1. Cada pendiente es distinto. Lo primero que tenemos que decirte, a la hora de hacer pendientes, es cada no es diferentes. Existen algunos más complicados de hacer que otros o con materiales que son difíciles de conseguir ya sea por su alto costo o porque los venden en lugares especiales. Por lo que aquí te estaremos diciendo las formas más sencillas de realizarlos.
  2. Originalidad. Si vas a hacer pendientes es para realizarlos de forma original y completamente a tu estilo, por lo que hacer lo mismo que hay en las tiendas no implica tu toque personal (al menos que vayas a venderlos). Piensa que atractivo distinto le puedes dar a tus diferentes creaciones y como puedes combinarlos con tus cualidades del día a día.
  3. Busca los materiales. Antes de comenzar a trabajar debes de tener todo lo que se te pueda ocurrir que quieras utilizar. En este caso las pinzas serán fundamentales, busca alguna que tengas en casa que sea especial para alambres finos. Del resto puedes tener adornos, mostacillas y hasta plumas, todo dependerá de ti mismo.
  4. Igualmente no se te olviden los broches especiales que variarán según el tipo de pendiente que vayas a realizar. Existen algunos de presión y otros que si ya son para mantenerlos en las orejas perforadas propiamente. Recuerda que cada detalle que les pongan será parte de tu creatividad completamente.
  5. Mesa de trabajo. No queremos que nuestros accesorios se pierdan cuando los estemos haciendo por ello es recomendable que tengas una mesa o lugar de trabajo. Igualmente mantén un orden ya que estas ocupando materiales muy pequeños que pueden extraviarse con mucha facilidad.
  6. Ten en tu mesa algunas cajitas para guardar esos objetos súper pequeños que no quieras perder. Si quieres divide los materiales según los vayas utilizando y guarda aquellos que no les darás uso por un tiempo prolongado. Otra ventaja de tener este lugar especial es que podrás regresar a él cada vez que quieras hacer pendientes.
  7. El alambre. Lo primero es aprender a manejar el alambre, por lo que tienes que hacer muy bien con la pinza para no lastimarte. Existen de muchos tipos de alambre, inclusos a que vienen con color ya listo para ser utilizados. Imagina que forma quieres darles qué te sirvan para colgarlos en tus orejas.
  8. Luego de que tenga eso coloca un pequeño adorno en no de su extremos. Por ejemplo si estás haciendo un pendiente grande puedes cortar el alambre de aproximadamente 1 centímetro de largo y colocarle un pequeño adorno casi al finalizar sus extremos. Cierras con la pinza para que no se caiga y listo.
  9. El adorno puede ser de cualquier tipo desde un pluma, una figura especial que hayas comprado para ese pendiente o también algún aro más pequeños. También puedes dejar el alambre más corto y simplemente pegar  en su extremo posterior esa formita especial que tanto deseas, como un gatito.
  10. Si quieres una mayor seguridad puedes comprar unos ganchos especiales que venden para pendientes y simplemente amarrar el resto del alambre al mismo. Colocarles bolitas es una idea muy útil porque las hay de formas bastantes variadas y con muchos tamaños con los que puedes experimentar.
  11. Agrega flores. Otra idea muy bonita y un poco más natural es la inclusión de flores en tus diseños de pendientes. El alambre debe ser más grande en este caso, unos 30 centímetros te servirán, de la cual dejaras algunos cm libres. Luego tomaremos un lápiz y vamos a girar el resto del alambre alrededor del mismo para darle la forma a los pétalos. De esta manera poco a poco tu flor ira tomando forma.
  12. Después de que tengamos cada uno de nuestros pétalos vamos a terminar colocando un adorno central en el resto del alambre que habíamos dejado con anterioridad. Le damos la forma para que quede justo en el centro de nuestra flor, con cuidado de que no se salga. Finalmente ponle el gancho con el que podrás colocártelo y listo ya tienes otros pendientes hermosos y muy sencillos de realizar.
  13. Los preferidos: los aros. No podíamos enseñarte a hacer pendientes sin tomar en cuenta los aros, uno de los diseños favoritos. Lo primero es cortar dos alambres de la misma longitud, esta dependerá del tamaño que quieras tus aros. Luego iremos dando la forma redondeado, puedes ayudarte con algún objeto, para que quede el circulo lo más perfecto posible, como un vaso pequeño.
  14. Luego uno de los extremos vamos a cerrarlo haciendo un pequeño giro con la pinza de unos 90 grados. Luego viene la parte más creativa que es introducir algunos objetos para darles tu toque personal, pueden ser bolitas o tras cosas que combinen muy bien entre ellas para que tu diseño quede espectacular.
  15. Al terminar de colocar los adornos, pueden ser muchos o llenar completo el aro, podemos terminar cerrando el otro lado como lo hicimos con el final. Ya para concluir le colocas el gancho o lo que sea que vayas a utilizar para lograr ajustarlo a tu oído y listo.
  16. Juega con las formas. Puedes hacer zarcillos con forma de S, pequeños o muy grandes. También puedes  incluir adornos de todo tipo como piedras o algunos especialmente diseñados para este tipo de funciones. Experimenta y crea a tu manera haciendo pendientes.

Consejos para hacer pendientes

  • No agotes tus ideas. Sabemos que puede llegar a ser muy frustrante no conseguir hacer ese pendiente soñado en un principio, pero ¡no te rindas! Estamos seguros de que puedes lograr con la práctica cosas increíbles con un poco de esfuerzo y dedicación.
  • Cuando aprendas a hacer los pendientes de la forma correcta podrás utilizarlos para cualquier tipo de ocasión. De hecho ya no tendrás que preocuparte de que no tienes suficientes guardados ya que los crearas a tu gusto conforme a que los vayas necesitando.
¿Te ha gustado?