¿Sabes que es la pasta de sal? Se trata de una alternativa casera a productos como la plastilina o la arcilla. Es igual de divertida que estos materiales y muy fácil de moldear, por lo que los más pequeños de la casa se lo pasarán pipa jugando con ella. Recuerdo que cuando era niña lo que más me divertía en el mundo era hacer todo tipo de figuritas con este material. He de reconocer que es una actividad que he mantenido a lo largo de los años y que hoy en día todavía sigo preparando alguna figura con pasta de sal como regalo para cumpleaños y otros tipos de fiestas. Si te gusta hacer figuritas, ¡esta técnica te va a apasionar! Pero, avisado quedas, como no regales algunos de tus diseños, pronto quedarás sepultado por ellos. Quizá puede ser una buena manera de comenzar un proyecto profesional para sacarte algún dinerito trabajando desde casa. ¿Quién sabe?

¿Es fácil hacer pasta de sal?

Sí, es muy sencillo y económico. Piensa que para su preparación se utiliza agua, sal y harina, es decir, materiales que cualquier persona tiene en su cocina. Además, luego puedes teñir tu pasta de sal de los colores que más te gusten para darle más alegría a tus manualidades. Olvídate de gastar más y más dinero en plastilina para tener todos los colores del mundo y poder combinarlos. La pasta de sal te permite teñir su masa de cualquier tono, por lo que nunca te quedarás sin el color clave para ese personaje u objeto que quieres crear.pasta de sal casera

¿Que necesitas para hacer pasta de sal?

Vamos a necesitar los siguientes ingredientes para hacer pasta de sal

Las proporciones son fijas, como podrás ver más adelante, pero las cantidades las puedes elegir tú dependiendo de cuánta pasta de sal quieras fabricar. Con mantener la relación de las partes que aquí indicamos será suficiente para que tu pasta de sal salga bien.

  • 1 parte de sal, preferiblemente fina para que nuestra pasta sea más suave y delicada
  • 2 partes de harina
  • 1 parte de agua
  • Acuarela, acuarela líquida, témperas, pinturas acrílicas… en general, pinturas que te ayuden a darle color a nuestra pasta de sal. Si los niños que van a jugar con la masa de sal son muy pequeños, te recomendamos el uso de colorante alimentario por si terminan por llevarse los muñequitos que preparen a la boca.

Instrucciones para hacer pasta de sal

Paso a paso para hacer pasta de sal

  1. En un bol de cocina añadimos la harina. Vamos mezclándola con la sal con la ayuda de una cuchara de palo. Remueve con cuidado para que los ingredientes no se salgan.
  2. Cuando ambos ya estén bien casados, comenzamos a agregar el agua poco a poco con la misma cuchara de palo. El truco para saber cuándo está lista nuestra mezcla, es fijarnos si la pasta que se está creando no se queda pegada a las paredes del bol. Si quieres que la mezcla quede todavía más fina, utiliza un robot de cocina cuando ya esté casada. En caso de ser así, ya estará perfecta. Si te decantas por utilizar colorante alimentario, será necesario que lo agregues al agua antes de mezclarlo con el resto de ingredientes para que la pasta de sal adquiera color.
  3. Ya tenemos lista nuestra pasta de sal. Es el momento perfecto para comenzar a darle forma. Puedes empezar a hacer tus diseños sin ningún miedo.
  4. Cuando ya los tengas hechos, tendrás que dejar que la pasta de sal seque durante aproximadamente 15 horas a temperatura ambiente. Pasado este tiempo, podemos cocer nuestras piezas en el horno precalentado a 100º hasta que queden duras. Nos llevará más o menos tiempo dependiendo de la cantidad de figuritas que hayas preparado.
  5. Y, como no podía ser menos, ¡la diversión continúa! Si no hemos utilizado colorante alimentario en la base de nuestra masa, ¡es el momento de comenzar a pintar! Elige los colores que más te gustan y haz las combinaciones más divertidas que se te ocurran. Tendrás unas cuantas horas más de diversión pintando y otras tantas jugando con todos los muñecos que te hagas a medida. ¿Qué más se puede pedir?pasta de sal para todos

Consejos para hacer pasta de sal

Consejo de última hora.

Hacer pasta de sal no sólo es un entretenimiento para los  más pequeños de la casa. Si lo piensas un poco, también puede convertirse en el complemento ideal de las bodas. ¿Te imaginas regalar pequeños muñequitos hechos a mano por ti y tu futura pareja para todos tus familiares y amigos? Incluso podrías animarte y hacer tú mism@ los muñequitos de la boda que se colocan encima de la tarta.pasta de sal, boda

La pasta de sal puede ser la manera de convertir cualquier celebración en algo mucho más personal y cuidado. Además, puedes pedirles a todos los niños que conozcas que te echen una mano con su elaboración. ¡Te aseguro que ninguno te dirá que no!

¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.