Cómo hacer macetas con botellas

Hacer macetas con botellas es algo que ya es muy frecuente en la actualidad, con una sociedad que cada vez es más consciente de la necesidad del reciclaje para la conservación del planeta.

Sin embargo, aunque habitualmente se realizan con botellas de plástico, en esta ocasión te vamos a explicar cómo hacer macetas con botellas tanto de plástico como de vino. De esta forma encontrarás una forma de reutilizar las botellas de vidrio, logrando darles una segunda vida llena de utilidad y con un acabado estético que puede ser muy interesante.

La concienciación cada vez es mayor con respecto al reciclaje, y debes saber que saber cómo hacer macetas con botellas es algo sencillo, y que además estarás dando un segundo uso a unos productos que tienes en tu hogar. De igual forma, debes saber que, lejos de tener un mal acabado, la realidad es que puedes llegar a lograr un acabado muy interesante.

De hecho, en el caso de las botellas de vino y otros alcoholes, la gran cantidad de botellas y modelos diferentes, con diseños muy atractivos en algunos casos, pueden hacer que tengas una maceta en tu hogar o negocio con una apariencia más que interesante.

Instrucciones para hacer macetas con botellas

Macetas con botellas de vino recicladas

A la hora de hacer macetas con botellas de vino recicladas puedes crearlas tanto para colgar en la pared como para colocar sobre cualquier superficie. En esta ocasión te vamos a explicar cómo hacer macetas con botellas, de manera que no tengas duda alguna a la hora de realizarlo.

Para empezar, solo necesitas tener botellas de vino, un tronco o viga de madera pequeña, brindas de metal, taladradora y tornillos.

En función de las flores que quieras colocar en su interior, podrás optar por un tipo de botella en particular. Para ello hay que hacer estos pasos:

  1. En primer lugar debes lavar las botellas y proceder a desinfectar bien el interior para que puedas colocar sin problemas las flores en su interior. Es importante que estén bien limpias para que las plantas tengan espacio apropiado para germinar.
  2. Luego debes empezar a preparar su montaje. Para ello puedes utilizar una madera igual que las botellas recicladas. Te sirve un trozo de una puerta o una viga de madera o cualquier pieza similar.
  3. Luego tienes que cortar la madera en trozos de un mismo tamaño, en función del número de botellas del que dispongas. Para ello tienes que cortar un trozo de madera largo para colocar en ella las botellas o bien hacer unos maceteros individuales.
  4. Una vez hayas creado la pieza de con los tornillos, podrás barnizar la madera. También puedes pintar la base de un color que te guste.
  5. Seguidamente debes colocar las botellas de vino. Sujeta bien para que no se caigan, ya que aunque el peso no es muy elevado, siempre es preferible que se encuentre bien fijadas.
  6. Para un paso final, solo tienes que colocar las plantas que veas de tu elección. Esta es una gran forma de poder aprovechar las botellas de vino.

Cómo hacer un jardín vertical con macetas de botellas de plástico

Si quieres saber cómo hacer macetas con botellas de plástico para un jardín vertical, el proceso también es muy sencillo. Para su elaboración solo necesitarás una botella de plástico, cuerda, lápiz, tijeras y tierra.

Esta manualidad es muy sencilla de realizar, ya que crear un macetero con botellas de plástico sirve para reciclar y también para utilizar como decoración. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. En primer lugar debes coger la botella y colocarla de forma horizontal, dibujando sobre ella un rectángulo según el tamaño que te interese y que dependerá del tamaño de la botella. En cualquier caso debes mantener algunos centímetros alejado del borde.
  2. Una vez que hagas este dibujo es el momento de cortar tu botella de plástico por el rectángulo que has dibujado. Luego debes abrir dos pequeños agujeros a cada extremo de la botella. Esto te servirá para introducir un pabilo y que tu maceta pueda colocarse donde lo prefieras. Puedes ayudarte de un destornillador de punta fina.
  3. Una vez que se han abierto los agujeros, debes introducir la cuerda por estos agujeros hasta que salgan por el otro lado de la botella. Debes hacer un nudo que sea fuerte en la punta de la cuerda para que no se salga.
  4. Como la tierra necesita respirar y el agua correr, es necesario coger la tapa de la botella y hacer cuatro agujeros lo suficientemente grande. De esta manera se creará una salida al exceso de agua.
  5. Una vez con la botella cortada, agujereada y amarrada de ambas partes, lo único que tendrás que hacer es añadir la tierra y plantar las flores que quieras. De esta forma, podrás colocar sobre la pared tus botellas de plástico y así hacer un jardín vertical perfecto.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.