¿A quién no le gusta tener identificadas sus pertenencias? Y más teniendo en cuenta que en todas partes existen amigos de lo ajeno que se enamoran de las cosas de los demás y deciden hurtarlas.

Ponerle a algo tu nombre o tus iniciales, lo identifica ante todos como tuyo. Además lo hace aparentar ser único u original. Es decir, le da un toque personal que lo diferencia del resto de los objetos.

Esto es especialmente importante en el caso de los niños en edad escolar. Muchas veces hay un morral similar al que ellos llevan o una lonchera. En ese caso, lo más razonable es buscar la manera de diferenciarlo de los demás, colocándole las iniciales de su nombre.

Para los amantes de la personalización tenemos una solución muy práctica, original, linda y delicada. Nos referimos a las letras hechas a punto cruz.

Esto se trata de un arte que muchos aprecian pero que pocos la ponen en práctica porque consideran que es una tarea típica de nuestras abuelas, ¡nada más lejos de la realidad! Si otros no están dispuestos a aprender, con el paso del tiempo, ese arte podría perderse y quedar atrás.

Por esa razón, a fin de rescatar lo hecho con las manos, el día de hoy te estaremos mostrando cómo puedes hacer letras a punto cruz. Esto te permitirá identificar tus pertenencias pero no solo eso, sino que también podrás comercializar tus creaciones; es más fácil que el crochét.

Cuando otros vean tus creaciones, seguro querrán tener unas iguales, eso te dará la oportunidad de dar a conocer lo que haces y adquirir dinero extra, que no le cae mal a nadie, y menos en estos tiempos.

Cómo hacer letras a punto cruz

Así que presta mucha atención a cómo deben hacerse las letras a punto cruz para que comiences hoy mismo.

Instrucciones para hacer letras a punto cruz

Puesto que las letras a punto cruz son muy fáciles de hacer, son una excelente opción para principiar en este arte y las manualidades. Cabe destacar que las letras minúsculas suelen ser más complicadas que las mayúsculas, así que para empezar, quizás sea mejor que practiques el abecedario solo en mayúscula.

La manera más fácil de hacerlo es buscando un patrón por el que te puedas guiar. Recuerda que el punto cruz se teje sobre una tela que tiene diminutos cuadritos dentro de sí. Por esta razón, lo más apropiado es que estos sean perceptibles con facilidad para que puedas contar cuántos cuadros debes abarcar.

¿Cómo puedes hacer letras a punto cruz?… Muy fácil, lo primero que tienes que hacer es con el hilo y la aguja dar la primera puntada para que puedas asegurar el hilo. Después puedes continuar.

Abarca dos cuadritos en forma diagonal y luego pasa el hilo por la parte de atrás, vuelve a introducir la aguja pero esta vez para abarcar los otros dos cuadritos que están en una posición contrapuesta al primer trazo que hiciste. De ese modo podrás divisar una pequeña equis.

Repite el mismo procedimiento hasta lograr formar una línea totalmente vertical. Luego, debes hacer otra equis en la parte superior hacia la derecha, pero esta vez la línea será mucho más corta.

Después, deberás bajar un cuadrito y hacer otra equis. Bajas y trazas una línea corta. Vuelves a bajar otro cuadro y sigues con la línea. Esto para hacer la primera curva de la letra B. Repite el procedimiento con la curva de abajo y en menos de lo que canta un gallo, ya tendrás tu primera letra hecha a punto cruz.

Como ves, no es tan complicado como parecía al principio. Claro, el grado de dificultad irá en aumento a medida que quieras variar el diseño de las letras. Si son cursivas, si llevan adornos, etc.

Puede que en este momento estés muy animado y quieras comenzar ya a tejer en punto cruz, pero un momento, ¿qué necesitas para comenzar? Lo veremos ahora mismo.

¿Que necesitas para hacer letras a punto cruz?

Indiferentemente de lo que quieras tejer, sean letras, dibujos, números o cualquier cosa, es vital que dispongas de ciertas cosas para poder comenzar. De hecho, todas son imprescindibles, así que antes de entusiasmarte, asegúrate de tener estas cosas a la mano.

Por ejemplo, necesitarás la tela sobre la cual vas a tejer. No se trata de cualquier clase de tela, necesitas una en especial. Debe tener un patrón entrecruzado que sea visible con facilidad. Con esta característica está la Lugana, el lino, el lino de seda, la Aida, la esterilla, etc. Siendo la Aida una de las más utilizadas.

También es indispensable que tengas hilos. Por lo general, estos no son muy costosos, así que puedes darte el gusto de comprar más de un color para tener variedad y para que tus letras sean más llamativas.

Cómo hacer letras a punto cruz

Cabe destacar que no se trata de cualquier hilo, como el que usamos para remendar la ropa. Tiene que ser un hilo especial. Puedes usar el Mouliné, el perlé, el de satín o incluso, lana. Pero como recomendación te decimos que el Mouliné es el más utilizado por ser el más apropiado para esta tarea.

No puedes olvidar la aguja, sin ella tampoco podríamos trabajar. La aguja también debe tener ciertas características especiales. Por ejemplo, debe ser de punta roma o, también conocida como punta redonda.

Por otra parte, el ojo de la aguja debe ser lo suficientemente amplio para que no se maltrate el hilo al pasar por él.

En nuestras casas nunca falta una tijera, en este caso también te será de mucha utilidad tener una para que puedas cortar el hilo sobrante.

Con estos elementos puedes ponerte manos a la obra y comenzar a tejer tus hermosas letras. Con tan solo un par de iniciales bastará para identificar cualquiera de tus pertenecías además de que les darás un toque especial y original.

Pero, puesto que se trata de arte nuevo que estás aprendiendo, sería recomendable que prestaras mucha atención a los consejos que te estaremos dando a continuación, seguro te serán útiles… Y en otra ocasión te explicaremos más sobre otras manualidades para niños que te encantarán.

Consejos para hacer letras a punto cruz

Algo importante que debes recordar es que todo principio es penoso. En otras palabras, puedes que las cosas no te salgan muy bien que digamos al primer intento. No por ello quiere decir que no sirves para tejer.

Ten paciencia y vuelve a intentarlo las veces que sean necesarias hasta que consigas realizar los trazos con éxito. Ten en cuenta que nadie nace aprendido. Hasta la persona más experimentada del mundo necesitó que alguien lo enseñara.

Sé modesto y reconoce que tú no eres la excepción. Si te parece más práctico, puedes valerte de los tutoriales que están disponibles en Internet para que puedas observar el paso a paso con detenimiento.

Incluso, podrías pausar para poner en práctica lo aprendido en ese mismo instante, como si estuvieras realizando un curso de tejido a punto cruz online. Si notas que te has equivocado, puedes descocer y no pasa nada.

Puesto que esta es una actividad que requiere tener una buena vista, lo más recomendable es que tejas de día para tener una mayor iluminación y poder contar los cuadros sin necesidad de forzar la vista. De esa manera evitarás dolores de cabeza y otros malestares que podrían presentarse.

De hecho, si así lo deseas, podrás valerte de una lupa para trabajar los patrones más intrincados. Esa es una buena sugerencia.

Teniendo todas estas herramientas a la mano entonces puedes aplicar lo que has aprendido. Atrévete a equivocarte. Recuerda que la práctica es lo que hace al maestro. Después de un par de trazos ya habrás tomado el ritmo y podrás subir de nivel de dificultad.

Recuerda que las letras son los diseños más básicos pero, dentro de ellas, existe mucha variedad. Anímate a empezar, teje tus letras a punto cruz hoy mismo.

¿Te ha gustado?