La papiroflexia es un arte que tiene infinidades de aplicaciones y multitud de resultados maravillosos. De hecho, con unos trozos de papel y mucha imaginación puedes llegar a hacer decoraciones de lo más originales y alegres para tu casa, para regalar, para tu oficina, etc. Y es que hacer manualidades es una actividad muy bonita para hacer en cualquier momento del día y a todas las edades. Niños, ancianos, jóvenes, amas de casa; cualquier persona con tiempo, paciencia y una chispa de originalidad puede crear verdaderas obras de arte con tus propias manos. La verdad es que para adentrarte en estas actividades solo precisas material que puedas tener por casa, a cambio puedes despejar y ejercitar la mente a la vez que creas con tus propias manos elementos decorativos muy curiosos y bonitos. En nuestra categoría de ocio ya hace tiempo también publicamos un artículo para aprender cómo hacer flores de papel que seguro también te será útil.

En este sentido, hoy queremos centrar nuestras miradas en las flores. Y es que con un trozo de papel de cualquier color vivo puedes hacer divinas flores para decorar tu casa, una mesa, una habitación o incluso, para decorar tu pelo. Lo mejor de todo, disfrutarás haciéndolas y te durarán un largo tiempo, ya que a diferencia de las flores naturales, no las debes ni regar ni cuidar. Por ello, hoy en doncomos.com te explicamos las técnicas básicas sobre cómo hacer flores de papel con tus propias manos.

¿Que necesitas para hacer flores de papel?

  • Papel de seda o papel pinocho -según lo que prefieras-. Puedes comprarlo en papelerías, tiendas genéricas e incluso supermercados.
  • Tijeras.
  • 40 centímetros de alambre -recomendablemente lo más fino posible-.
  • Tiempo, dedicación e imaginación.
  • Rotulador, colores, pinturas, acuarelas, pegatinas -opcional, todo lo que se te ocurra para darle tu toque personal a las flores-.

Instrucciones para hacer flores de papel

  1. Antes de empezar, debes escoger un color para tus flores. Ten en cuenta, que si así lo deseas, puedes hacer una flor de dos o tres colores para que sea más viva. Aun así, te recomendamos que escojas colores como el rosa, rojo, naranja, amarillo, azul turquesa; todas estas tonalidades resultan muy bonitas a la vista y dan mucha alegría a cualquier lugar donde coloques tus flores. De todos modos, debes tener presente cuál será el lugar donde estarán estas flores que tú mismo crearás y en función de ello escoger de que color será el papel. Cómo hacer flores de papel
  2. Una vez tengas el color escogido, deberás hacerte con el papel. Para ello, debes comprar papel seda o papel pinocho. En este caso, el papel seda es más finito y transparente, por lo que la flor quedará más suave. Si no, puedes comprar papel pinocho, aunque es más rugoso y consistente. En este sentido, dejamos la elección en tus manos, pues dependerá de tus gustos y preferencias. Para hacer las flores de una medida estándar -un palmo más o menos- debes comprar una hoja de papel por flor en el caso del papel seda y un par de ellas en el caso de papel pinocho.
  3. Ahora sí, con el papel en casa, ya podrás empezar a hacer las flores. Para ello, despeja una mesa o una zona para que el papel no se arrugue -sobre todo el papel seda-. Para comenzar con la actividad propiamente, debes doblar en 4 partes iguales la hoja de papel escogida -cada capa te quedará en un tamaño ligeramente inferior a un din-A4-. En caso que quieras hacer una flor de dos colores, debes doblar 2 mitades hojas de colores distintos.
  4. Seguidamente, deberás recortar la unión que hay entre cada cara; el objetivo es que cada pliegue quede totalmente separado del resto. Es decir, deberás cortar las uniones para que queden 4 capas totalmente separas entre ellas. Entonces, colocarás las cuatro hojas resultantes en una encima de la otra, es decir, tendrás un montón con 4 hojas de un ligeramente inferior a un din-A4 una encima de la otra. Si en tu caso quieres la flor en dos tonalidades, tendrás que poner las 4 capas alternadas en cuanto a colores, es decir, una hoja del color A, debajo una hoja del color B, debajo una hoja del color A y por último, abajo del todo una hoja del color B.
  5. Con las 4 hojas apiladas perfectamente una encima de la otra, procederás a ir doblando en pequeñas tiras las 4 hojas a la vez. Es decir, deberás hacer pequeños pliegues cada uno hacia un lado de un modo vertical -un pliegue hacia arriba, un pliegue hacia abajo y así constantemente- hasta que tengamos toda la hoja doblada a modo de acordeón.
  6. En este punto, deberemos doblar de nuevo el resultado ‘acordeón’ por la mitad. De este modo, tendremos un resultado que podrá parecer una pajarita. A esta ‘pajarita’ provisional, deberás ponerle un alambre fino en justo en la parte central, ya que seguidamente será el corazón de la flor. Así, los pliegues que hemos hecho inicialmente quedarán bien cogidos para darle volumen a la flor.Cómo hacer flores de papel
  7. A continuación, deberás proceder a cortar las puntas de esta ‘pajarita’ o de este ‘lazo’; imagina que estos dos extremos acabaran siendo los pétalos de la flor. Así, dale forma más bien ovalada o redonda; con ello tu flor tendrá más volumen y a su vez, más pétalos.
  8. Para finalizar, deberás ir separando los pliegues hacia el centro -hacia el alambre-. Hazlo muy poco a poco y con mucho cuidado, ves repartiendo estas partes -son ya pétalos- hacia el centro de un modo equilibrado para que la flor adopte más volumen. ¡Como podrás ir viendo tu flor ya tendrá su forma! Cómo hacer flores de papel

Consejos para hacer flores de papel

  • Un artículo muy útil también es este donde te enseñamos cómo hacer flores caladas de papel
  • Puedes probar a utilizar algún papel estampado -con topos, lunares, figuras, estrellas, etc.-. Deja volar tu imaginación.
  • Por otro lado, antes de abrir los pétalos hacia el centro, puedes decorar con algún rotulador, color o acuarela tus pétalos para darle tu toque personal.Cómo hacer flores de papel
¿Te ha gustado?
9 usuarios han opinado y a un 55,56% le ha gustado.