Todos nacemos con un talento especial. Claro, eso no significa que sea el mismo en todos los casos. Por ejemplo, hay personas que tienen la habilidad de expresar sus ideas con elocuencia y fluidez, tanto por medio de la palabra hablada como por la escrita.

Otros tienen una gran retentiva. Pueden memorizar muchos datos, rostros de personas, lugares, etc. Pero hay otras personas que desarrollan ciertas habilidades como las manuales, ¿conoces a alguien así?… Lo más probable es que sí.

Algunos tienen un talento especial para dibujar, para pintar, para realizar actividades mecánicas o para hacer manualidades. Aunque es cierto que, en el último caso mencionado, las mujeres son las que suelen llevar la delantera, hay muchos hombres que desempeñan bien estas labores. Incluso, muchas veces, mejor que las mismas féminas.

Entre esas habilidades manuales encontramos una que, con el tiempo, se ha vuelto muy popular. Se trata del tejido a punto cruz. Es posible que sepas de qué estamos hablando, ya que usualmente a nuestras abuelas les gusta mucho realizar esta actividad, pero no esta técnica no tiene por qué limitarse solo a nuestras abuelas, también nosotros podemos aprender.

No es de extrañar que en muchos hogares encontremos este tipo de trabajos. Más de uno se queda admirado en vista de lo complejo del diseño elaborado. Puede que, por ese motivo, algunos se cohíban de aprender este arte.

Sin embargo, si le das una oportunidad, podrás experimentar por tu propia mano, lo gratificante y estimulador que puede llegar a ser. Es un excelente pasatiempo.

Existen diferentes revistas y manuales que nos enseñan cómo tejer a punto cruz, pero en esta oportunidad te estaremos explicando por este medio cómo puedes hacer flores a punto cruz. Ya verás que si lo intentas, no te arrepentirás.

Instrucciones para hacer flores a punto cruz

Como es bien conocido por todos, el punto cruz se realiza sobre una tela especial que está caracterizada por tener pequeños cuadritos sobre los cuales se tejerán los diferentes diseños que quieras realizar.

En este caso, como ya lo hemos señalado, aprenderemos a tejer flores a punto cruz. Lo primero que debes hacer es atravesar la tela con la aguja y tomar dos cuadritos para crear tu primer punto pequeño.

Lo mejor que puedes hacer es buscar un diseño, ya sea por revista o por Internet para que puedas determinar la manera como está estructurado el patrón del dibujo. Para poder trazar una línea deberás tomar el hilo y la aguja y tomar dos cuadritos, luego dos más cruzándolos, haciendo una equis pequeña.

Después de eso, subes y en la misma línea, vuelves a realizar el mismo procedimiento y así de manera sucesiva.

Por lo general, los patrones predeterminados muestran claramente la cantidad de cuadritos que debes tomar a fin de poder hacer un punto grande o uno pequeño, dependiendo de las exigencias del diseño.

Los puntos pueden ir de dos a cuatro cuadritos. En ocasiones, no será necesario que hagas trazos en forma de cruz, aunque en la mayoría de los casos sí, ya que de ahí que la técnica se llame punto cruz.

Luego que hayas terminado el tramo que estás tejiendo, puedes cambiar el color del hilo, de ser necesario. Para hacer los pétalos de las flores hay diferentes técnicas dependiendo del diseño que quieras hacer. Recuerda que, como vas comenzando, lo ideal sería que escojas modelos sencillos, muy básicos.

Tomas dos cuadritos y luego al lado tomas dos más, bajas y tomas otros dos y al lado, otros dos. Si pasas el hilo por detrás de la tela, puedes bajar dos cuadritos para hacer otro pétalo y repites el procedimiento anterior.

Al finalizar, vuelves a pasar el hilo por la parte de atrás de la tela pero esta vez hacia el lado del pétalo que terminaste y repites lo mismo que hiciste con los pétalos anteriores, así hasta terminar tu pequeña flor de cuatro pétalos.

Así ya habrás trazado tu primera flor, puede que al principio no le veas la forma al diseño pero, a medida que vayas avanzando, podrás ver cómo va a quedar tu tejido.

Ahora, ¿qué materiales necesitas para poder tejer a punto de cruz? Veamos…

¿Que necesitas para hacer flores a punto cruz?

Para tejer a punto cruz necesitarás los siguientes materiales: Lo primero es la tela, en este particular tienes muchas opciones sobre cuál utilizar. Puedes emplear la tela Aida, la tela de Lino, Cañamazo, tela Lugana, entre otras.

Toma en cuenta que los nombres pueden variar dependiendo del país donde te encuentres.

También necesitarás hilo. A estos hilos, por lo general, se le conocen con el nombre de Madejas. Pero entre estos, existe una amplia variedad para escoger. Por ejemplo, está el Mouliné, el cual es el más común para tejer a punto cruz.

También están los hilos metalizados, los matizados, el hilo perlé, el de efecto fluorescente, el hilo de satín, el perfumado, el de lana, etc… Puedes escoger el que más te guste o el que mejor se adapte a tus necesidades.

Por supuesto, no podemos olvidarnos de las agujas. Esto también es fundamental para poder tejer. Ahora bien, no todas las agujas te servirán para este trabajo. Deben ser, específicamente, de punta redonda y de ojo ancho para evitar que se dañe el hilo.

En cuanto al tamaño, este puede variar del 20 al 28. Mientras más alto sea el número, más pequeña será la aguja. Las más comunes son la número 24 y la 26.

Lo siguiente que necesitarás es un bastidor. Se trata de un pequeño aparato que se usa para tensar la tela y así poder tejer con mayor facilidad. Existen diferentes tipos pero hay que tener en cuenta de que no son indispensables para tejer a punto cruz. No afecta para nada la calidad del tejido, solo te da mayor comodidad.

También necesitarás un gráfico en donde puedan detallarse bien los cuadritos que vas a tejer y unas tijeras para cortar el hilo cuando termines un tramo.

Para nadie es un secreto que tejer a punto cruz es una labor que requiere de mucho tiempo. Por esa razón, necesitarás armarte de mucha paciencia, ya que quizás te tomará más tiempo del que pensaste inicialmente.

A continuación te estaremos dando algunos consejos que te serán de utilidad.

Consejos para hacer flores a punto cruz

Las flores son unos de los diseños más sencillos y frecuentes en la técnica del punto cruz. Claro, no todas tienen el mismo grado de dificultad. Así que, sé modesto y comienza desde lo más básico.

Cuando domines la técnica, entonces podrás ir aumentando la dificultad del diseño, e incluso hacer flores que tengan relleno.

Cabe destacar que, como es natural, en más de una oportunidad te vas a equivocar, pues se trata de algo nuevo para ti pero no te desesperes. No es el fin del mundo, desarma lo que hayas avanzado apenas te percates del error y continúa tejiendo.

Para evitar equivocaciones, fíjate muy bien la distancia que hay de un punto al otro. Tal vez esto requiera que tengas que contar los cuadritos antes de pasar la aguja. Hazlo para que te quede bien lo que quieres tejer.

En Internet hay muchos tutoriales sobre cómo tejer a punto cruz, mira uno en donde se detallen con cuidado cada uno de los pasos que debes seguir. Incluso, podrías sentarte frente al video para aplicar, en ese mismo momento, lo que estás observando.

De ser necesario, pídele ayuda a alguien que sepa y que tenga la buena disposición de ayudar. Verás que, al poco tiempo, serás un verdadero experto haciendo flores a punto cruz. Solo debes intentarlo y comprobar por ti mismo que es una tarea que muchos pueden hacer.

Haz tus flores a punto cruz. Pon en práctica lo aprendido.

¿Te ha gustado?