¿Te apetece cambiar de aspecto algún mueble? ¿Quieres aprender técnicas nuevas de decoración y pintura? Pues la técnica del estarcido te permitirá cambiar el aspecto de varios materiales fácilmente, e incluso para los más novatos.

La técnica del estarcido es aquella por la que se podrá reproducir ciertos dibujos y diseños, por lo que podremos reproducir alguna imagen o patrón en el objeto que desees y cambiarle totalmente su aspecto.

Si deseas aprender cómo hacer estarcido y ponerte manos a la obra con ese mueble u objeto que ya está viejo o que te aburre y cambiarlo por completo de aspecto, entonces sigue leyendo este artículo de doncomos.com donde te vamos a enseñar el paso a paso de esta técnica.

Qué es la técnica del estarcido

La técnica del estarcido o stencil nos sirve para recuperar, remozar o restaurar cualquier tipo de objeto, ya que esta técnica puede aplicarse tanto en madera, como en objetos decorativos, muebles, paredes o en telas, por lo que nos da una gran versatilidad y utilidad para renovar una gran cantidad de objetos.

Con la técnica del estarcido nos ayudaremos de un molde o plantilla para pintar sobre él e imprimir ciertos dibujos o motivos sobre una superficie. Estas decoraciones se llevan usando desde la antigüedad, incluso los antiguos egipcios ya utilizaban esta técnica para imprimir imágenes y formas en los sarcófagos. Y hoy en día es una técnica ampliamente utilizada en diferentes ámbitos y mundos, desde la decoración hasta la pintura, y usada por diversos grupos de personas desde los diseñadores y fabricantes de objetos hasta amas de casa que desean cambiar la imagen de algún objeto pasando por restauradores.

Gracias hasta técnica incluso podrás imprimir en los objetos tus propios diseños, letras y palabras, así como imágenes icónicas o motivos geométricos por ejemplo.

Materiales que puedes usar para estarcir

Según el efecto que quieras usar puedes usar todos o algunos de estos materiales, pero en general estos son los materiales que necesitarás para poner en práctica la técnica del estarcido.

  • Elige la pintura que sea la más adecuada para pintar la superficie que desees.
  • Modes calados de bajo grosor (se conocen como esténcil) pero también podrás hacer tú mismo tus plantillas
  • Escoge pinceles del tamaño adecuado al tamaño de tu molde y diseño
  • Esponjas si deseas usar diversas técnicas de pintura
  • Cinta adhesiva que sean de bajo contacto como la cinta de carrocero o la cinta de papel
  • Bandeja para pinturas escoge una bandeja o superficie donde puedas colocar todas las pinturas y materiales sin manchar nada más y que todo quede bien sujeto ahí.
  • Cartones, lonas o incluso sábanas viejas o periódicos. Recuerda que siempre que vayas a pintar debes proteger el suelo y otras superficies cercanas para evitar manchones indeseados.
  • Disolvente o diluyente más adecuado para limpiar nuestras brochas una vez que hayamos terminado de pintar.

Dónde conseguir un esténcil o molde

Podemos encontrar los esténcils o moldes en librerías y tiendas de especializadas de pintura o de artesanías.

Pero si lo que deseas es la impresión de un dibujo o diseño creado por ti, o de alguna imagen que hayas encontrado por internet por ejemplo entonces podrías fabricar tú mismo tu esténcil fácilmente.

Para hacer tu propio esténcil dibuja en un papel o imprime un diseño y ponlo encima de la planta de acetato o incluso lo puedes hacer con una cartulina. Ayúdate de un cutter o bisturí para ir recortando tu diseño. (Recuerda que la parte de la cartulina que deseches será el diseño final que se imprimirá en tu objeto).

Si quieres pintar un motivo en una pared puedes crear el motivo en la pared ayudándote de cinta de carrocero. Por ejemplo si quieres pintar tu pared con rombos ayúdate de tiras de cinta pegándolas a la pared y creando las imágenes de rombos por toda la pared.

Elegir la pintura adecuada para hacer un estarcido

Como hemos mencionado anteriormente la elección de la pintura se realizará dependiendo del material o de la superficie que se querrá pintar. Por ejemplo, si lo que queremos es imprimir un diseño en tela, como en cortinas o tapizados, utilizaremos pintura especial para telas, ya sea con o sin relieve.

Si deseas pintar maderas entonces elige pintura acrílica o esmaltes (en algunos casos también podrías usar óleos).

En el caso de que queramos estarcir objetos de vidrio, porcelana o de cerámica deberemos usar pinturas acrílicas, pero mezcladas con laca vitral o barniz vitrificable.

Cómo hacer la técnica del estarcido

En primer lugar vamos a preparar la superficie que queramos tratar. Para ello vamos a lijarla levemente, evitando dejar marcas en objetos muy delicados, luego limpiaremos el polvo y la suciedad.

A continuación coloca el stencil o molde encima de la superficie. Si deseas que quede justo en el centro, por supuesto primero deberás medir la distancia y marcar el centro para poder poner el stencil en ese punto. Una vez de que estemos seguros que el esténcil está colocado en el lugar adecuado para nuestro diseño lo fijaremos a la superficie ayudándonos de la cinta de carrocero para dejarla bien pegada al objeto.

Si quieres hacer tu diseño en pared con cinta como comentábamos anteriormente entonces este es momento de hacer todo el diseño en toda la pared, nunca deberás hacerlo por partes. El molde base debe colocarse siempre de una vez y luego aplicar la pintura también de una vez.

Una vez que el molde esté bien sujeto ya podremos aplicar la pintura encima. Usaremos una brocha, un pincel, o una esponja para ello. Aplica la pintura a toquecitos para evitar que ciertas partes internas y finas del molde se levanten y se estropeen. Siempre debemos empezar aplicando la pintura desde el exterior del molde hacia el interior, así evitaremos que la pintura se filtre por debajo del stencil y dañe la forma de nuestra imagen.

Esta técnica del estarcido consiste en obtener la imagen con una sola aplicación, por lo que debemos cubrir toda la zona muy bien cuando estemos pintando.

Una vez que hayas pintado toda la imagen deseada es hora de retirar con cuidado el molde (ten cuidado de no tocar la pintura que aún estará fresca). Deja secar la pintura el tiempo recomendado por el fabricante antes de proteger la pintura aplicando encima un poco de laca, barniz, o cera según la superficie en la que hayas trabajado y realizado tu impresión.

Por supuesto recuerda que siempre que termines de pintar o de aplicar el barniz debes limpiar los utensilios como brochas y pinceles. Para ello límpialos con el disolvente más adecuado a la pintura que hayas usado ayúdate de paños húmedos para limpiar las cerdas y después déjalos secar en una superficie donde puedas dejar los pelitos al aire sin dejarlos sobre una superficie dura para que no se deformen, pero tampoco los dejes en un bote con los pelitos haci arriba mientras estén muy húmedos puesto que el pegue que une el mango se irá despegando.

Seguro que ahora que te hemos explicado todo lo que necesitas saber sobre cómo hacer estarcido podrás cambiar el aspecto de algunos objetos o incluso de algunas paredes que tengas en casa. Ya ves que es muy sencilla de hacer y no es demasiado costosa.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.