Cómo hacer bisutería con alambrismo

¿Te gustan las manualidades? Trabajar con las manos es un arte muy valorado en muchas partes del mundo y, en ocasiones, dependiendo de la complejidad del diseño y del material que se utilice para su elaboración, cada pieza suele tener un costo muy elevado, ya que se considera una pieza única.

Esto quiere decir que las manualidades, pueden llegar a ser una gran fuente de ingresos. Lo mejor de todo es que se trata de una actividad que no consume mucho tiempo y, por lo tanto, puedes realizarla conjuntamente con tu trabajo actual, sin que este se vea afectado.

Por otra parte, si actualmente no tienes empleo, esta puede ser tu oportunidad para emprender. Pero, ¿por dónde empezar? ¿Qué puedes hacer?

En vista de que las manualidades abarcan la fabricación de diferentes cosas, como tejidos, bordados, accesorios para el cabello, pintura de cerámicas, etc., lo ideal es que consigas hacer algo original, algo a lo que le puedas dar tu toque personal, como la bisutería.

bisutería

No obstante, dentro de la bisutería existen diferentes estilos y técnicas en los que te puedes especializar, tal es el caso del alambrismo. Como su nombre así lo indica, el alambrismo es la técnica que se emplea para modelar el alambre. Sin embargo, no se trata de cualquier de alambre, sino de uno especial para la fabricación de piezas de bisutería.

¿Qué es el alambrismo? ¿Cuál es su origen? ¿Cuál es la manera correcta de hacerlo? ¿Qué necesitas para ello? ¿Qué recomendaciones debes saber? A lo largo de este artículo estaremos dándole respuesta a estas y otras interrogantes.

Por eso, si deseas incursionar en el mundo de las tareas manuales, no puedes dejar de leer lo que tenemos para ti. De seguro querrás intentarlo lo antes posible y así comenzar a ganar dinero extra.

Instrucciones para hacer bisutería con alambrismo

bisutería

Todo surgió hace muchos años con el descubrimiento de los diferentes metales, así como del tratamiento de los mismos. Si bien es cierto que sus técnicas no eran tan buenas y efectivas como las que usamos en la actualidad, las antiguas civilizaciones lograron dar grandes pasos en el mundo del arte.

En el pasado, el uso del alambrismo se limitaba a la fabricación de diferentes tipos de ornamentos que servían para adornar el cuerpo, como las diademas, los brazaletes, los collares, etc. Sin embargo, con el paso del tiempo, este arte se ha perfeccionado.

Actualmente, es posible hacer alambrismo con materiales, como el aluminio, el cobre, la plata, el hierro y hasta con otros metales. Su técnica es sinónimo de originalidad y, con ella, se puede representar cualquier tipo de formas. Por ejemplo, figuras geométricas, animales, plantas, etc. Pero, lo que lo hace infinito y exclusivo, sin lugar a dudas, es la abstracción.

Cada alambrista tiene la oportunidad de modelar el alambre a su antojo, usando su imaginación, no sin antes haber recibido algún tipo de capacitación. Claro, la práctica es lo que hace al maestro. Solo así lograrás crear una pieza que tenga carácter, con muchos usos y que sea del gusto de las personas.

bisutería

Pero, ¿cómo puedes hacer una pieza de alambrismo? ¿Qué tal si comenzamos por algo sencillo y básico, como un anillo? Para lograrlo, es importante que sigas los siguientes pasos:

  1. Lo primero que tienes que hacer es cortar unos 50 cm de alambre.
  2. Pasa por el alambre una perla de agua y ubícala a la mitad del mismo.
  3. Mide tu dedo para saber el tamaño del anillo. Para ello, puedes valerte de algo que tenga forma cilíndrica y que tenga el grosor aproximado de tu dedo.
  4. Bordea el objeto de forma cilíndrica con el alambre, de tal manera que comiences a darle forma.
  5. Dale varias vueltas al alambre hasta que consigas el grosor que deseas para tu anillo. Así quedará mucho más resistente.
  6. Asegúrate de pasar el alambre por un lado y por el otro. Es decir, por encima de la piedra y por debajo de la misma, cuidando de que ambos lados tengan la misma cantidad de alambre.
  7. Saca el alambre del molde y comienza a afinar los detalles usando tus dedos, de manera que la pieza tenga una forma definida.
  8. Utiliza la parte sobrante del alambre para sujetar la perla de agua. Pasa el alambre alrededor de ella, por detrás y por delante. Hazlo cuantas veces quieras hasta que consigas la forma que más te guste.
  9. Al hacerlo, trata de ocultar el alambre que has introducido por la perla.
  10. Finalmente, a fin de que no se te desarme el anillo más tarde ni que se te enganche con la ropa o con otro tejido, asegura cada extremo de la perla de agua y luego, corta el alambre.
  11. Con la ayuda de una piensa, empuja la parte sobrante que quedó del alambre cuando hiciste el corte del mismo.
  12. Vuélvelo a meter en el cilindro que usaste como molde, a fin de darle los últimos retoques en cuanto a forma y ¡listo! Ya estará listo para usar.

Ten en cuenta que puedes sustituir la perla de agua por cualquier otra piedra. Usa la que más te guste y del color de tu preferencia.

Sus funciones principales

Dentro del nivel básico del alambrismo, podemos encontrar algunas de estas funciones:

  • Sirve para sujetar piezas que no tengan orificio, es decir, para engastar y así lograr piezas como dijes para collares.
  • Para hacer las terminaciones de los zarcillos y así ofrecerles a tus clientes un producto 100% hecho a mano.
  • Para la fabricación de enganches tanto para collares como para pulseras.
  • Para hacer argollas de diferentes tamaños y usos.
  • También sirve para hacer bases para aretes circulares.
  • Para hacer zarcillos, anillos, pulseras u otra pieza que sea 100% de alambre, dándole la forma que quieras.

En vista de que el alambre es un material con mucha versatilidad ¿qué más necesitas para comenzar a hacer alambrismo de calidad?

¿Que necesitas para hacer bisutería con alambrismo?

bisutería

Como has podido darte cuenta, para la elaboración del anillo anterior no fueron necesarios muchos materiales, ya que se trataba de una pieza muy artesanal. No obstante, para obtener resultados mucho más limpios, es decir, un mejor acabado, debes contar con algunos elementos básicos. Por ejemplo:

  • Tenazas, pinzas o alicates. Estos deben ser de diferentes tipos, ya que cada uno cumple una función diferente. Ubica uno que sea de punta plana, otro de punta redonda, uno de punta de silicón y otro que sirva para cortar.
  • Unas bases de madera o metal, las cuales se conocen con el nombre de mandriles y tienen forma cónica, la cual te permite darle forma a diferentes estructuras, como zarcillos, anillos o pulseras. Sin embargo, estas bases no son imprescindibles. Si no logras conseguirlas, en su lugar puedes usar objetos redondos, como vasos, lápices, etc.
  • Un martillo. Esto lo utilizarás en caso de que quieras aplanar el alambre. Por lo tanto, en realidad es una herramienta opcional. Ten en cuenta que no se trata de cualquier martillo, sino de uno especial para el uso de la joyería. Por lo general, son livianos y duran menos que los que usamos para fijar un clavo en la pared.
  • También puedes ubicar una herramienta que sirve para enroscar el alambre, para hacer entorchados, argollas, resortes, etc.
  • Por supuesto, necesitarás alambre. Es importante que tengas en cuenta que los hay de diferentes colores, calibres, tipos y materiales. El que decidas usar dependerá de la calidad, acabado y uso que se le dará a la pieza creada.

Hay alambres livianos y otros más pesados. Entre los más costosos están los de oro o los que son chapados de oro, luego están los de plata, los de bronce y luego los de cobre, que son los más fáciles de encontrar.

Pero, ¿qué consejos son importantes a la hora de manipular el alambre de forma artística? De ello estaremos hablando a continuación.

Consejos para hacer bisutería con alambrismo

bisutería

Para hacer argollas, debes usar la pinza de punta redonda. Puedes hacerle una marca con algún marcador permanente, para que sepas el grosor de la argolla o del ojal que necesitas.

Toma el alambre, colócalo en la parte que hiciste la marca, procurando que no sobre alambre, dale una pequeña vuelta hacia dentro y ¡listo! No necesitas apretar demasiado la piensa. De hecho, si lo haces, maltratarás el alambre y el acabado no será perfecto. Finalmente, toma una pinza para cortar y ya podrás darle uso a tu argolla u ojal.

Recuerda que el alambre es un material muy delicado, el cual requiere cierta manera de tratarlo, dependiendo de cuál sea su calibre o grosor. En el caso de los alambres más delgados, como el número 22, asegúrate de manipularlo con mucha delicadeza, ya que, de lo contrario, podrías terminar dañándolo por completo.

Los alambres más gruesos, como los de calibre 18, requieren de la aplicación de una fuerza mayor, no solo para modelarlos, sino también para cortarlos. Por eso, tómate todo el tiempo que necesites para trabajarlos limpiamente.

Usa pinzas que sean de corte preciso. Te harán la vida mucho más sencilla, ya que el corte será perfecto. No quedarán picos ni pedacitos de alambre sobrantes. Pero, si sucede que no tienes una de estas, también puedes usar un cortador de uñas que, aunque no tiene la misma función, cumple muy bien con el objetivo.

Si notas que tus pinzas han perdido el filo, no las deseches ni tampoco gastes dinero mandándolas a amolar. Lo puedes hacer tu mismo. Solo tienes que hacer una bolita de papel de aluminio y cortarlo varias veces con la ayuda de tus pinzas.

Al hacer estos cortes, hala la pinza hacia ti, de manera que vaya aguzándose con cada corte que hagas. Hazlo cuantas veces te parezca necesario y, al final, tu pinza habrá quedado como nueva, lista para ser utilizada otra vez.

Practica, practica y no dejes de practicar. Recuerda que es la practica lo que hace al maestro. Por supuesto, como es de esperarse, tus primeras creaciones serán defectuosas, no tendrán el acabado que esperas y, en algunos casos, llegarás a dañar el alambre que estabas usando. Cuando eso te suceda, no seas demasiado duro contigo mismo. Recuerda que todo arte se tiene que cultivar y perfeccionar.

bisutería

Ten mucha paciencia. Es probable que una forma no te salga a la primera o, tal vez, puede que lo visualices de cierta manera, pero la realidad llegue a ser una muy distinta. No obstante, si persistes y no te rindes, es muy probable que consigas lo que estás buscando hacer.

Dominar la técnica del alambrismo reporta muchos beneficios para quienes tienen el oficio de fabricar bisutería. En ocasiones, puede que te haga falta alguna pieza, como un terminar de una cuerda, un broche, una argolla, unos anzuelos para zarcillos, etc., si no puedes salir a comprarlos, el alambrismo te permitirá salir del apuro, ya que puedes hacer estas piezas tú mismo. Lo que representa una gran ventaja.

Asimismo, quienes hacen alambrismo, son considerados como unos verdaderos artistas. Por lo tanto, todo lo que fabrican, por ser producto de su imaginación y de métodos 100% artesanales, son consideradas como unas obras de arte, ideales para hacer un regalo a alguien muy especial. Además, resulta ser una práctica terapéutica, la cual te puede ayudar a canalizar el estrés y despejar la mente.

Pon manos a la obra y comienza a hacer alambrismo hoy mismo. Ya sabes cuáles son los materiales que necesitas y cuál es la técnica para los principiantes. Así que no tienes excusas. Inténtalo y no te arrepentirás.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.