Cómo escribir canciones de rap

Para muchos el rap es mucho más que música, si no que es poesía. Esto no es solo un decir, ya que toma elementos y recursos, así como diferentes estilos de la retótica y la poesía. Gracias al conjunto de todos estos elementos se pueden hacer creaciones más que interesantes. Sin embargo, saber cómo rapear y cómo rimar no es una tarea nada sencilla.

Por este motivo, si te gusta este género y estás decidido a entrar de lleno en él, te vamos a explicar lo que debes saber para poder escribir canciones de rap. De esta manera podrás conocer todo lo necesario con respecto a versos, letras y los diferentes recursos, elementos y trucos que puedes aplicar en tus creaciones.

Las principales formas de escribir rap

Existen diversas maneras de escribir rap, teniendo en cuenta que cada una de ellas tiene una clasificación y características:

Anáfora

Una anáfora consiste en repetir una o varias palabras que se sitúan al comienzo de las oraciones pero los significados y rimas que varían. La intención es la de repetir uina frase y tratar de desarrollarla diferente, una frase que se repetirá al iniciar cada línea.

La anáfora se utiliza con asiduidad para la creación de estribillos. Muchas veces se emplean dos veces, haciendo que una se encarga de la repetición de dicha anáfora, mientras que la otra voz se encarga de rapear los versos.

Epífora

Una epífora es lo contrario a la anterior, es decir, a la anáfora. Se basa en repetir una o varias palabras al final de los versos de una estrofa.

Paralelismo

El paralelismo es similar a la anáfora pero con variación. Se trata de una figura retórica que se basa en la estructura similar para las diferentes partes de un mismo texto.

Este, a su vez, puede ser de diferentes tipos:

  • Sinonímico: Repite de manera aproximada el mismo contenido.
  • Sintético: Cuando se desarrollan nuevos contenidos
  • Antitético: Cuando se trata de contenidos opuestos.

Reduplicación

En este sentido, se busca la repetición de una misma palabra dentro de una frase o verso de forma consecutiva.

Aliteración

La aliteración consiste en la repetición de dos o más sonidos iguales o similares en dos o más palabras de manera consecutiva.

Instrucciones para escribir canciones de rap

A continuación te vamos a dar los pasos que debes seguir si quieres componer una canción de rap:

  1. Para empezar a escribir la letra debes tratar de asociar de forma libre las palabras mientras escuchas el ritmo, o bien rapear con estilo libre. Trata de ser creativo y en un principio hazlo sin papel ni boligrafo. Una vez que vayas estando preparado es el momento en el que debes hacer una lista con cada concepto. Es aconsejable que lleves contigo una libreta en la que ir apuntando posibles ideas que se te ocurran en cualquier momento.
  2. A la hora de escribir una canción de rap es aconsejable que empieces por escribir el gancho (o coro). Este debe ser único y capaz de atraer a las personas, además de que influirá directamente en el resto de los elementos de la canción.
  3. Dentro de tu lluvia de ideas que te puedan inspirar, debes tratar de elegir palabras que te inspiren. Debes tratar de lograr rimas interesantes, debiendo ser consciente de tus puntos fuertes y débiles. Una clave en este sentido es el de no quiere decir algo y forzar con conceptos abstractos en tus letras.
  4. Además de ir escribiendo la letra, es recomendable que empieces a escoger los ritmos. Para ello debes elegir uno que ya esté hecho. En la mayoría de las composiciones, la melodía se realiza antes que la letra y esto es muy común en el rap. De esta manera, crearás la letra en base al ritmo.
  5. Puedes recurrir a un productor que ofrezca un ritmo que te guste, e incluso podrás hacerlo tu mismo. Para ello puedes recurrir a programas con los cuales extraer el ritmo de una canción.
  6. Gracias a ello podrás encontrar la melodía en el ritmo, empezando a grabar una pista de ti mismo cantando encima del mismo, aunque no sea realmente la canción, pero que te sirva para poder conocer en profundidad el ritmo y familiarizarte con él.
  7. Teniendo tanto ideas para la letra como ritmos para la instrumental, es el momento de darle forma a todo junto y empezar por estructurar la canción. Para ello debes organizar la rima en versos de 16 compases cada una. En este sentido, la estructura más habitual es la siguiente:
    • Intro
    • Verso
    • Coro
    • Verso
    • Coro
    • Verso
    • Interludio
    • Coro
    • Outro (conclusión).
  8. Con la composición realizada, tendrás que empezar a practicar tu canción rapeando, tratando de eliminar posibles errores y mejorar los versos escritos. En este aspecto es importante que sepas que debes utilizar solo las palabras necesarias para decir algo relevante. Asimismo, no debes tener temor a añadir una pausa o dos, ya que incluso pueden ser positivas para recalcar un punto de la canción.
  9. Después tan solo tendrás que memorizar tu canción ya finalizada y finalmente contactar con un producto para hacer las grabaciones, o bien producir la canción por tu cuenta.

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.