Tener una casa es un sueño para muchos y una realidad para unos pocos pero, sea que tengamos una propia o alquilada es importante darle vida manteniéndola limpia, ordenada y decorada. Con relación a este último punto, una excelente opción son las tejas de arcilla. Sí, las mismas que se usan para los techos, solo que a estas les daremos un uso distinto. Pero si en lugar de comprarlas listas prefieres hacer tu propio diseño, presta atención a estos tips que compartiremos contigo.

Son muy fáciles de realizar y al terminar habrás hecho, con una simple teja, una obra de arte que podrás lucir orgullosa en la pared de tu casa, dentro o fuera. Además, tu casa se distinguirá de las del resto del vecindario. También, cuando te visiten tus amistades podrás tener la oportunidad de comentarles cómo aprendiste a hacerlas y hasta contarles la historia que te inspiró para la creación de cada uno de los modelos que exhibas.

tejas

Sigue con cuidado cada una de las ideas que a continuación te mostraremos.

Instrucciones para decorar tejas

Teja pintada a mano sin relieves

Necesitas los siguientes materiales:

  • Una teja de arcilla.
  • Pintura acrílica de diferentes colores.
  • Pinceles con distintos grosores.
  • Un desarmador de punta plana.
  • Una cuerda.
  • Pegamento de cola blanca.

Instrucciones:

  1. Lo primero que debes hacer es asegurar el lugar donde vas a trabajar. Para ello, puedes usar papel periódico. Así evitarás dañar la superficie donde te apoyas.
  2. Toma tu teja y mide unos dos centímetros de cada extremo hacia adentro de la teja. De igual forma mide dos centímetros de arriba hacia abajo y marca con lápiz. Ese es el lugar donde perforarás la teja para poder colocarle la cuerdita.
  3. Pon el desarmador sobre la marca hecha con el lápiz, presiona y gira, ida y vuelta, para abrir el agujero. Es importante que cuando realices este trabajo lo hagas de pie, para poder concentrar la fuerza sobre la teja. También, debes colocar tus dedos en la parte de atrás de donde estás presionando para evitar que se rompa tu teja. Este proceso puede durar un par de minutos.
  4. Pasa tu lija por toda la teja, incluyendo los bordes. Hazlo hasta que elimines toda la porosidad.
  5. Ahora, lava la teja o límpiala con una toalla húmeda. Y déjala secar.
  6. Pinta con un pincel de brocha gruesa toda la teja, del color de tu preferencia, dale una segunda mano para un mejor cubrimiento y déjala secar unos minutos.
  7. Cuando esté bien seca, toma un pincel de brocha fina y comienza a pintar los detalles que desees incluir. Por ejemplo, puerta, ventana con su cortina y barrotes, jarrón con flores, etc.
  8. Para darle un aspecto envejecido, toma el pincel y con pintura marrón puntea los bordes de la puerta, ventanas, techo y piso de la teja. Hazlo al descuido. Sin cuidar demasiado los detalles ya que de esta forma se logrará un efecto más real. Espera que seque bien la teja
  9. Ya casi para terminar con un acabado brillante, pinta toda la teja con cola blanca, utilizando un pincel. ¡Ojo! No te asustes si notas que la teja toma un color blanco, al momento de secar desaparecerá y quedará súper brillante.
  10. Finalmente, toma la cuerda y mide unos 25 o 30 centímetros, según el largo que desees. Pásala por los orificios de la teja de atrás hacia adelante. Anuda la cuerda y corta lo que te sobre. Repite el proceso con el otro extremo y ¡listo! Haz terminado tu teja.

Pero si prefieres algo más elaborado no dejes de leer esta hermosa opción que tenemos para ti.

Teja con relieve

tejas

Para esta teja necesitarás los siguientes materiales:

  • Una teja de arcilla.
  • Pasta para moldear.
  • Pinturas acrílicas.
  • Palillos o mondadientes.
  • Una navaja.
  • Flores artificiales pequeñas.
  • Pegamento de cola blanca.
  • Cartón o una lámina de plástico.
  • Tejas pequeñitas.
  • Silicón frio.
  • Un trocito de tela estampada.

Instrucciones:

  1. Aplica el mismo procedimiento con respecto al diseño anterior en cuanto a perforar, lijar y limpiar la teja.
  2. Recuerda proteger la superficie donde trabajarás con papel periódico y pinta la teja del color que prefieras y, al secar, pásale una segunda capa de pintura.
  3. Mientras se seca la teja toma un poco de pasta para moldear. Colócala sobre un papel plástico para proteger la superficie e impedir que se pegue. Con un rodillo aplánala tal como si estuvieras haciendo pan. Voltéala y repite el procedimiento.
  4. Con tu navaja corta una forma cuadrada y está será tu puerta. Ten precaución a la hora de usar la navaja. Asegúrate de no dejarla en cualquier lugar y menos si hay niños en casa. Además, no debes ejercer tanta fuerza sobre la pasta porque se corta fácilmente.
  5. Toma la puerta y hazle unas líneas con la navaja para darle textura y que se vea más real. Pégala usando la cola blanca.
  6. Para hacer la ventana, haz una especie de churro y córtalo en dos partes para hacer la ventana de la fachada. Une los churros utilizando los mondadientes o palillitos. Con el trocito de tela estampada simula una cortina, amarrándola ligeramente en el centro. Luego pega la ventana a la teja, centrada hacia arriba o como mejor la desees ubicar.
  7. Pinta cada uno de los detalles de la fachada, ventana y puerta. Déjala secar unos minutos.
  8. Mientras tanto, mide el cartón, tomando como referencia la base de la teja, y recórtala de forma semicircular. Píntalo de color verde para simular el césped y deja que seque.
  9. Toma la pasta y haz un churro largo. Cuando ya estén secas tanto la base como la teja, únelas mediante la pasta usando cola blanca. No te preocupes si ves que se nota mucho la pasta en la fachada, puedes arreglar eso con pintura.
  10. En el borde superior de la teja agrega una línea gruesa de silicón y coloca una por una la primera hilera de tejitas, ese será el techo de tu fachada. Agrega una segunda hilera un poco más atrás de la primera. Puedes dejarlas al crudo o pintarlas de color marrón.
  11. Con pintura marrón dale unos pincelazos a la teja para simular deterioro en la fachada. Haz lo mismo sobre los detalles que le colocaste.
  12. Barniza toda la fachada para darle un acabado brillante.
  13. Finalmente, pega tus flores artificiales como si fuese una enredadera que sube por la ventana y llega hasta un extremo el techo de tejitas.
  14. Recuerda colocar la cuerdita. Si no deseas que se vean los nuditos, entonces introdúcela desde el frente hacia atrás de la teja por ambos agujeros. Anuda los extremos de la cuerda unos con otros y hala la cuerda por la parte del frente de la teja. De esta manera el nudo quedará escondido como tapando uno de los agujeros.

Puedes dejarla perfectamente hasta este punto. Pero, si deseas, puedes agregarle accesorios como una escobita recostada sobre la pared, un letrerito donde puedes escribir algún mensaje o dato, como la fecha de elaboración, o un farolito negro que va muy pero muy bien con el estilo de esta fachada. Al terminar, te habrás dado cuenta que creaste una hermosa obra de arte que podrás lucir muy orgullosa, como un trofeo, en el frente de tu casa.

Seguro pudiste notar que realizar la decoración de esta teja lleva más tiempo, pero el proceso es muy divertido y hasta podrías tomar este pasatiempo como un oficio. Lo mejor es que lo puedes hacer desde la comodidad de tu casa.

Tenemos para ti una tercera idea de cómo decorar una teja.

Teja con encapsulado de cromo

Materiales

  • Una teja de arcilla pequeña.
  • Lija.
  • Cuerda.
  • Sellador.
  • Brocha.
  • Cola blanca.
  • Un cromo o impresión a tinta láser con el motivo que más te guste, flores, paisajes, animales y cosas así.

Instrucciones:

  1. Toma la teja y líjala como anteriormente te habíamos señalado. Límpiala con una toalla húmeda y déjala secar.
  2. Utilizando la brocha, aplícale sellador a toda la parte del frente de la teja y déjala secar muy bien.
  3. Cuando ya esté seca, usa la cola blanca para pegar el cromo o la impresión a la teja. Ten mucho cuidado que al momento de pegar, el cromo te quede derecho y que no se formen arrugas o burbujas de aire porque podrías dañar el trabajo y perder la impresión.
  4. Es bueno que la dejes secar por unos minutos para que el cromo no esté húmedo para el siguiente paso.
  5. Con la brocha aplica una capa de cola blanca sobre el cromo, de forma vertical. No te asustes si ves que el cromo se torna color blanco, eso es normal a la hora de usar el pegamento como un barniz, pero cuando seque, desaparecerá. Luego deja secar la teja.
  6. Aplica nuevamente una capa de cola blanca pero esta vez de forma horizontal.
  7. Antes de que seque totalmente, toma la brocha y puntea ligeramente sobre la teja. Mientras más veces puntees, más corrugado se verá la superficie. Hazlo cuantas veces creas convenientes o más te guste. Déjala secar.
  8. Por último, recuerda colocar la cuerda para mantener suspendida tu fachada contra la pared. Puedes colocar la cuerda con los nudos por fuera u ocultarlos por dentro, según tu preferencia y ¡listo! Ya tienes otro hermoso modelo de teja decorada.

¿Que necesitas para decorar tejas?

  • Una teja de arcilla pequeña.
  • Lija.
  • Cuerda.
  • Sellador.
  • Brocha.
  • Cola blanca.
  • Un cromo o impresión a tinta láser.
  • Una teja de arcilla.
  • Pasta para moldear.
  • Pinturas acrílicas.
  • Palillos o mondadientes.
  • Una navaja.
  • Flores artificiales pequeñas.
  • Pegamento de cola blanca.
  • Cartón o una lámina de plástico.
  • Tejas pequeñitas.
  • Silicón frio.
  • Un trocito de tela estampada.
  • Una teja grande de arcilla.
  • Pintura acrílica de diferentes colores.
  • Pinceles con distintos grosores.
  • Un desarmador de punta plana.
  • Una cuerda.
  • Pegamento de cola blanca.

Consejos para decorar tejas

No te entristezcas si las primeras tejas no te quedan tan bonitas y bien detalladas como lo esperas. Recuerda que nadie nace aprendido y que todo principio es penoso. Poco a poco irás adquiriendo mayor destreza, tal y como cuando aprendiste a caminar, también podrás correr. Es decir, hacerte un experto.

tejas

Como ya mencionamos, además de ser un pasatiempo sano y divertido, decorar tejas puede convertirse en un oficio para ti. Hay muchos artesanos que viven de su oficio vendiendo sus creaciones en lugares turísticos.

También resulta ser una excelente opción para un regalo personalizado para tus seres queridos. No tienes por qué darles un detalle bonito solo en fechas especiales. A veces si un regalo no es esperado, es más valorado. De seguro quedarán encantadas y tanto más al saber que lo hiciste con tus propias manos.

Es importante recordar que para decorar tus tejas, estas deben ser de arcilla. Muy bien podrían ser plásticas. Sin embargo, se trabajan mejor y quedan más lindas las de arcilla.

Protege la superficie donde trabajarás sea con papel periódico o cualquier otro material.

A la hora de pintar utiliza tus colores favoritos. Te recomendamos pintar la fachada de un color neutro, como blanco o color crema, ya que eso te permitirá agregar colores vivos a los detalles más pequeños y así terminará viéndose más delicado y femenino. Libre de sobrecargas.

Aunque no eres un artesano profesional, no te pongas límites. Para aprender lo más importante es tener ganas de hacerlo. Ya verás como, con el paso del tiempo, irás adquiriendo nuevas y mejores técnicas de decoración de tejas. Así que ¡no lo pienses más! Atrévete a decorar tejas y diviértete haciéndolo.

¿Te ha gustado?