Dicen que uno de los mejores acompañantes de la mujer son los bolsos. Lo cierto es que en realidad estos son simplemente el complemento de uno de los accesorios más importantes para cualquier outfit, los zapatos. Hay mujeres que pueden tener decenas de ellos y seguir comprando, mientras que hay otras que optan por hacer, remodelar o restaurar los suyos. Hablemos específicamente del caso de las sandalias o chanclas. Un calzado ideal para llevarlo en el verano pues es cómodo, versátil y puede llegar a ser muy hermoso.

Quizás te estés preguntando cómo es eso de que se puede hacer, remodelar o restaurar unas sandalias. Si deseas saber cómo hacerlo, presta atención a los tips que te mostraremos a continuación.

Supongamos que tienes unas sandalias pláticas o de cualquier otro material y que, por mala fabricación o por algún otro motivo, el accesorio que traía en la parte superior se desprendió o daño pero la base, es decir, la sandalia como tal, está intacta ¿Qué hacer con ella? ¿Botarlas?… ¡Jamás! Puedes recuperarlas. Te mostraremos algunas técnicas.

sandalias

Instrucciones para decorar sandalias

Sandalias con piedras de bisutería

Para ello necesitarás los siguientes materiales:

  • Un par de sandalias
  • Hilo de nylon
  • Una aguja gruesa
  • Un encendedor
  • Piedras de bisutería.

sandalias

  1. Si es de tu gusto, con las piedras de bisutería y el nylon puedes hacer una flor. No creas que es demasiado complicado. De hecho, es súper fácil. Puedes valerte de un breve tutorial en  Internet para saber cómo hacerla y usar las combinaciones de colores que prefieras. Pero digamos que usaste colores clásicos como el blanco y el negro.
  2. Ya lista la flor. Toma la aguja y pasa por ella el hilo de nylon.
  3. Quema la punta de la aguja usando el encendedor. Procurando que la punta quede bien caliente para que sea mucho más fácil poder perforar la sandalia.
  4. Perfora la sandalia con mucho cuidado de no pincharte o quemarte, recuerda que estará muy caliente. Y asegura la flor para que quede firme y no se descosa con facilidad.
  5. Ya asegurada la flor, vuelve a pasar el hilo por la aguja pero esta vez que sea doble y procurando que quede bastante largo. Ya que lo utilizarás para tejer tanto el lado derecho como el izquierdo de tu sandalia y recuerda que cada vez que vayas a perforar la sandalia, debes calentar la punta de la aguja. Este proceso puede parecerte fastidioso pero es para que te esfuerces menos y no te hagas daño mientras haces la decoración.
  6. Perfora la sandalia por el lado de arriba y corre saca solo la mitad del hilo. Vuelve a perforar pero esta vez por la parte de abajo y saca el resto del hilo. De manera que te quedará la misma cantidad de nylon de lado y lado.
  7. Comienza a tejer el lado derecho de la sandalia, colocando tres piedras pequeñas de bisutería en un hilo y tres en el otro. Toma una piedra un poco más grande, supongamos que es blanca, y cruza los dos hilos uno por cada lado del orificio de la piedra. Así te quedará una especie de círculo pequeño.
  8. Esta vez coloca dos piedras de bisutería de cada lado, las mismas con las que comenzaste a tejer, y vuelve a usar una piedra un poco más grande para dar la forma de círculo, pero esta vez hazlo con el color negro.
  9. Repite el proceso una y otra vez alternando los colores hasta llegar a la altura que seas decorar de la sandalia.
  10. Asegura la parte final de tu tejido perforando la sandalia con la aguja y anuda en la parte de arriba para evitar que el hilo te moleste en el pie.
  11. No cortes el nylon que te sobró porque a estas alturas del trabajo, habrás notado que el tejido está despegado de la sandalia. Para evitar que se te rompa enganchándosete con cualquier cosa, usa el nylon que te sobró y colócalo sobre el tejido, bordeando por arriba y por abajo las piedras de bisutería. Procura tensar bien el hilo para un mejor acabado.
  12. Haz el mismo proceso de tejido con el lado izquierdo de la sandalia y recuerda asegurarlo bien. Anudándolo por la parte de arriba para evitar que te moleste en el pie.
  13. Repite cada uno de los pasos anteriores con la otra sandalia y al terminar ¡tendrás sandalias nuevas sin haberlas comprado!

Sandalias con cintas

Este tipo de sandalias es más fácil de realizar y va muy bien con aquellas mujeres con gustos más sencillos. Para hacerlas necesitarás los siguientes materiales:

  • Un par de sandalias
  • Cintas de colores
  • Pegamento de silicón
  • Unas cuencas para decorar

sandalias

  1. Coloca por la parte de debajo de la sandalia un poco de pegamento y pega un extremo de la cinta.
  2. Desde ese punto, enrolla la cinta poco a poco. Cuidando que no queden espacios sin cubrir. Tensa bien la cinta para que no se afloje o suelte. Preferiblemente, usa aquellas cintas que son de satín ya que son más manejables, tienen un mejor cubrimiento y son muy elegantes.
  3. Al llegar al otro extremo de la sandalia, colócale un poco de pegamento en la parte de abajo, tal como lo hiciste al principio.
  4. Repite el proceso con el otro lado de la sandalia.
  5. Déjalas secar bien. Mientras esto sucede, con cinta de otro color haz un lazo grande.
  6. Haz otro lazo más pequeño, si lo prefieres, de otro color. Esta sugerencia hará que tu diseño sobresalga y que la mirada de las personas vaya hacia tus pies.
  7. Coloca el lazo pequeño sobre el grande, cuidando que estén nudo sobre nudo para que las asas del lazo queden alineadas.
  8. Toma una cuenca con la forma que más te guste, corazón, flor, estrella, y pégala sobre el nudo del lazo pequeño.
  9. Ahora pega el lazo en el punto de la sandalia donde se encuentran las cintas tejidas. Puedes colocarlo centrado o un poco ladeado para un toque diferente.
  10. Repite el proceso con la otra sandalia y ¡listo! Más fácil que pelar una mandarina.

Recuerda que estas son solo ideas. Tú puedes personalizar tus sandalias según tu estilo, variando los colores, cintas y accesorios con los que decorarás. Las posibilidades son infinitas. Solo tienes que usar tu imaginación y atreverte a ser una diseñadora.

En algunas fábricas pueden conseguirse las suelas de las sandalias con las orejitas o pasa cintas ya listas solo para decorar. Puedes comprarlas y usar tela de algodón de alguna prenda que ya no uses, hacer tiras con ella y amarrarlas para llevarlas tipo sandalias romanas. Será un diseño muy original, práctico y económico, ya que puedes variar las tiras y tendrás muchas sandalias en una sola.

Algunas personas van más allá y desean hacer sus diseños 100% artesanales. Por eso, prefieren elaborar ellas mismas sus propias suelas para sandalias. También es posible. Aquí te daremos una idea bastante fácil de realizar.

Cómo hacer suelas para sandalias

Para realizarlas solo necesitarás los siguientes materiales:

  • Cartón
  • Dos láminas de foami
  • Tela para forro estampada
  • Tijeras
  • Pegamento especial para zapatos.

sandalias

  1. Sobre el cartón dibuja la plantilla de tu pie y recórtala.
  2. Toma la lámina de foami y coloca la plantilla sobre ella. Marca la silueta de la plantilla sobre el foami, teniendo la precaución que tengan el mismo tamaño para que no alteres la talla de tu calzado, y recórtala.
  3. Aplica y esparce pegamento sobre la cara de arriba del cartón, hazlo de forma generosa para que nos quede un trabajo de calidad.
  4. Aplica el pegamento de la misma manera sobre la lámina de foami. Cuando no esté tan húmedo el pegamento, une las dos partes. Recuerda que cada parte es semejante a un efecto espejo. Es decir, parecerá que están al revés pero al unirlas te darás cuenta que no hay equivocación.
  5. Toma la tela para forro y colócala sobre tu plantilla. En este punto puedes jugar un poco con el estampado de la tela. Puedes usar el animal print que está tan de moda, flores, líneas, entre otras…
  6. Marca la silueta de la plantilla sobre la tela pero esta vez dejando un centímetro de diferencia por todo el borde.
  7. Aplica pegamento sobre la plantilla y también sobre la tela. Esparce bien y deja secar un poco.
  8. Une ambas partes dejando que sobresalga el borde de un centímetro por toda la plantilla.
  9. Aplica pegamento sobre el centímetro de forro que sobresale y sobre el borde de la parte de atrás de la suela.
  10. Usa la palma de tu mano para ir adhiriendo el forro al reverso de la plantilla. Cuida que no se formen arrugas en la parte superior mientras haces este proceso.
  11. Repite el proceso con la plantilla de tu otro pie. Es decir, si hiciste la suela de tu lado izquierdo, haz ahora el derecho.
  12. Al terminar déjala secar por unos 5 minutos y ya estarán listas para decorar tus sandalias sobre ellas.

¿Que necesitas para decorar sandalias?

  • Cartón
  • Dos láminas de foami
  • Tela para forro estampada
  • Tijeras
  • Pegamento especial para zapatos.
  • Un par de sandalias
  • Cintas de colores
  • Pegamento de silicón
  • Unas cuencas para decorar
  • Hilo de nylon
  • Una aguja gruesa
  • Un encendedor
  • Piedras de bisutería.

Consejos para decorar sandalias

Recuerda que puedes hacer las combinaciones que más te gusten o tomar en cuenta los colores que están en tendencia para que luzcas siempre a la moda. También puedes varias los materiales. No necesariamente debes usar los que te hemos sugerido. Estas son solo ideas. Los límites están en tu imaginación. Si lo puedes imaginar, lo puedes realizar.

Si quieres lucir más irreverente puedes usar cadenas de aluminio. Estas no se dañan al contacto con la piel y soportan más condiciones adversas, como la lluvia, sin perder su color o deteriorarse.

También en lugar de lazos o moños puedes valerte de los botones. Hay de diferentes tamaños, colores, formas y materiales. De seguro lucirás única y más de una te preguntará dónde compraste esas sandalias tan originales.

Si tu tendencia es a ser un poco más hippie, puedes personalizar tus sandalias decorándolas con tiras de semicuero o rabo de ratón y hacer algún tejido macramé. No tiene que ser tan complicado. Hasta lo más simple puede hacerte ver diferente al resto de las mujeres.

Si deseas algo más elaborado, busca tutoriales sobre cómo realizar tejidos macramé para sandalias. Al fin y al cabo el resultado será el mismo, lucirás hermosa y a la moda. Y quizás más de uno quiera hacerte algún encargo. Puedes comenzar tu propio negocio y lo mejor de todo es que sería desde tu casa. ¡Piénsalo!

Organiza tu lugar de trabajo

Es importante recordar que para decorar tus sandalias debes tener a la mano todos los materiales. Tales como, sandalias de goma o de cualquier otro tipo, pegamento de silicón, nylon, agujas gruesas, encendedor, piedras de bisutería, cintas, etc. No hay límites a la hora de seleccionar los materiales que utilizarás para personalizar tus diseños.

Este tipo de trabajo puede ser muy rentable para ti ya que ahorras dinero, también puedes producirlo al vender tus diseños y ocuparás parte de tu tiempo en una actividad muy divertida. Así que pon manos a la obra y revisa tu armario para ver qué sandalias puedes reparar o remodelar. Atrévete. No esperes más.

 

¿Te ha gustado?