El mejor complemento de una casa bonita es un hermoso jardín con maceteros originales. Es como la cartera o los zapatos para tu look diario. Sin embargo, a algunas personas les cuesta encontrar las ideas apropiadas y a la moda para tener un jardín soñado. Hay que recordar que la decoración varía según el tipo de jardín que deseamos tener e incluso del clima de donde vivimos.

Un elemento importante de la decoración de nuestro exterior de la casa son los maceteros. Agregan un toque rústico y fresco a nuestro entorno. Por esa razón nos dedicaremos a darte algunos tips sobre cómo puedes decorar los tuyos; para que sean distintos a los del resto de las casas de tu vecindario. Si te gustan dentro de la casa también puedes colocarlos, utilizando las texturas y colores apropiados.

maceteros

Instrucciones para decorar maceteros

Macetero pintado a mano

La elaboración es muy sencilla:

  1. Toma tu macetero en crudo, sumerge la esponja en pintura blanca y comienza a pintar el macetero haciendo toquecitos suaves con la esponja.
  2. Notarás rápidamente que hay un buen cubrimiento y que no necesitas demasiada pintura. Continúa con el proceso hasta que todo el macetero esté cubierto.
  3. Si observas que necesita una segunda mano, déjala secar bien y luego aplícala tal como lo hiciste al principio.
  4. Déjala secar unos minutos. Cuando veas que la pintura está totalmente seca toma el lápiz de grafito y dibuja una flor de pétalos anchos y largos a mano alzada, también puedes agregar hojas que salgan de la flor y bordeen el macetero. Hazlo con mucha delicadeza, sin afincar demasiado el lápiz.
  5. Terminado este punto, toma un pincel y mójalo con el color amarillo y pinta cada uno de los pétalos, esforzándote por no salirte la línea porque eso le quitaría limpieza a tu creación y no querrás que eso pase. Luego, con ese mismo pincel utiliza el color rojo para agregarlo en el centro del pétalo, de la raíz hacia afuera. Un poco al descuido. Eso permitirá que los colores amarillo y rojo se mezclen para formar un naranja veteado. Repite el proceso con cada uno de los pétalos de tu flor.
  6. Para el centro de la flor toma el pincel y píntalo con la mezcla de amarillo y rojo que estaba utilizando. Ya tu flor está lista y tu macetero por fin comienza a tomar forma.
  7. Para las hojas, utiliza un pincel más fino, de pocas hebras y mójalo sobre el color verde. Repasa el trazo que hiciste previamente.
  8. Primero el contorno y luego la parte interna con otro verde un poco más claro. Si no tienes otro, puedes hacerlo tú mismo con pintura verde y un poco de pintura blanca.
  9. Si no deseas pintar totalmente la parte interna de la hoja de daremos un dato súper original que también te puede resultar y es hasta más práctico y sencillo de hacer.
  10. Con el otro extremo del pincel pinta una línea de puntos en la parte interna de la hoja, bordeando su contorno. Repite el proceso con todas las hojas, menos con el tallo. Déjalo secar y ya está listo para utilizar. ¿Ves? esto es cantar y coser, no tienes que ser Pablo Picasso para hacerlo. Solo necesitas un poco de imaginación.
  11. Una recomendación es que antes de pintar coloques un plástico sobre la superficie donde vas a trabajar para evitar dañarla.
  12. Si no te gusta dibujar flores o estás buscando algo menos común una buena opción es pintar con colores vivos como el naranja, morado, verde y amarillo, bacterias o, laos muy famosos y a la moda, Mandalas. Es una idea muy buena y le dará un toque hippie retro a tu jardín.
  13. Va muy bien con los jardines de vida silvestres y los jardines pequeños porque le aporta mucho color y vistosidad al paisaje.

Macetero con semillas

Lo primero que debes haces es medir el cartón o cartulina colocándolo sobre el macetero para asegurarte que no te falte material o que no te sobre.

  1. Luego, con el silicón caliente, pega una por una todas las semillas sobre el cartón o cartulina hasta cubrirlo totalmente. Aunque el proceso  te puede parecer fastidiosísimo, porque requiere un poco más de paciencia que el de los maceteros pintados, terminarás dándote cuenta que es mucho más fácil.
  2. Al momento de pegar ten mucho cuidado con el silicón. Podrías quemarte con la pistolita que se usa para aplicarlo y hasta con el mismo pegamento.
  3. Deja secar bien el cartón como por 20 o 30 minutos. Cuando hallas verificado que esté totalmente seco, toma el macetero y aplica generosamente silicón. Luego, toma tu cartulina forrada de semillas y pégala al macetero tratando que te quede lo más derecho posible. De ser necesario, quita cuidadosamente el excedente de silicón del macetero.
  4. Para un acabado brillante, pinta con barniz toda la superficie de semillas, si te gusta más rústico, no hagas caso del último paso. ¡Listo! Ya tienes otro modelo de macetero.
  5. Este tipo de maceteros es ideal para climas tropicales. Puedes usarlo tanto en el exterior como en el interior de tu casa. Usarlo dentro de tu casa te da la oportunidad de presumirlo cuando recibas visitas de tus amistades.

Maceteros reutilizables

Puedes reutilizar latas, otros maceteros, vasos de vidrio, entre otros enseres de cocina

maceteros

  1. En primer lugar debes tomar el macetero y con la lija frota de forma enérgica y constante para quitar los restos de la pintura o el barniz que tenía anteriormente.
  2. Terminado este proceso lava la superficie del macetero y ponlo al sol por unos minutos para que seque bien.
  3. Estando ya seco, agrega silicón por todo el macetero, recuerda tomar precauciones para evitar quemarte. Toma la cuerda y comienza a pegarla desde su base bordeando toda la maceta hasta llegar a la parte de arriba. De ser necesario, corta el excedente de la cuerda y aquí acaba el proceso. Tan fácil como quitarle un dulce a un niño.
  4. Este tipo de maceteros va como anillo al dedo para los xerojardines o también conocidos como jardines de cactus. Y en la variedad está el gusto. Puedes repetir el proceso con maceteros de distintos tamaños para diferentes tipos de cactus.
  5. Resultan súper prácticos para jardines con climas secos, en donde el agua suele ser escasa. Ya que, como es bien sabido, los cactus requieren de muy poca agua para vivir.
  6. Si eres minimalista, es decir, te gustan las cosas sencillas, puedes utilizarlo para decorar el interior de tu casa y colocar un macetero pequeño sobre una mesita en la sala de estar. Pero si la intención es reciclar también tenemos buenas ideas para ti.

Macetero con material de reciclaje

Toma el cubo y quítale el asta o agarradero con cuidado de que no se rompa el cubo ni te hagas daño tú.

  1. Lava bien el exterior y sécalo con una toalla. Pinta con el pincel el balde, del color que más te guste pero preferiblemente que éste sea oscuro como marrón, negro, azul marino o morado.
  2. Para un mejor cubrimiento aplica una segunda capa de pintura. Déjalo secar bien. Cuando ya esté seco aplica pega blanca en el exterior del balde y esparce con los dedos para evitar excedentes. Antes de continuar, lávate las manos porque vas a manipular la tela de encaje y ésta podría ensuciarse o dañarse. Toma la tela de encaje y colócala sobre el cubo y bordéalo con ella hasta cubrirlo totalmente. Corta el trozo de tela que te sobre y listo.
  3. Una bella manera de reciclar y de darle nuevamente vida a un objeto. Este tipo de decoración resulta muy femenino. Puede ser una excelente idea para decorar un departamento de soltera o una habitación individual de la casa.

Otra  idea para hacer maceteros con materiales de reciclaje

  1. Corta la botella de plástico de su base hacia arriba unos 15 centímetros. A su vez, del pico hacia abajo unos 15 centímetros más. Desecha el resto de la botella.
  2. Toma la parte de debajo de la botella y corta el borde de manera uniforme, cuidando que quede cada lado del mismo alto. Con los esmaltes de colores dibuja sobre él pequeños círculos para ir dándole forma de flor. Repite el proceso alternando los colores en toda la botella. Déjala secar unos cuantos minutos.
  3. Mientras ella seca, toma la parte de arriba de la botella y hazle 6 cortes, desde abajo hasta casi llegar al pico. Lleva hacia atrás cada corte que hiciste para simular pétalos. Corta de forma curva la punta de cada uno de estos pétalos. Notarás que te quedará en el centro una especie de embudo, ese será nuestro macetero.
  4. Usando el pincel pinta toda la flor plástica que hiciste con el pico de la botella. Usa el color que más te guste y que armonice con los colores que agregaste a la base de la botella. Déjala secar bien por unos 15 minutos. Cuando ya esté seca, toma la base de la botella y el pico. Coloca el pico sobre la base, de modo que los pétalos queden en la parte superior y listo, ya solo tienes que colocarle arena al centro de la flor para darle uso.

¿Que necesitas para decorar maceteros?

Macetero pintado a mano

Para realizar esta decoración necesitas los siguientes materiales:

  • Un macetero en crudo, es decir, sin ninguna pintura sobre su superficie.
  • Pinceles de distintos grosores.
  • Pintura de esmalte acrílico.
  • Un trocito de esponja.
  • Un lápiz de grafito.

Macetero con semillas

Los materiales son:

  • Un macetero, no necesariamente debe estar en crudo.
  • Cartón o cartulina.
  • Pegamento de silicón caliente.
  • Semillas de café o de alguna fruta como el durazno.

Maceteros reutilizables

Para ellos solo necesitas:

  • Un macetero que tenga el barniz o la pintura muy deteriorada
  • Una lija.
  • Pegamento de silicón caliente.
  • Cuerda.

Macetero con material de reciclaje

Necesitarás los siguientes materiales:

  • Un cubo plástico que esté roto por debajo y ya no pueda contener agua.
  • Pintura marrón o negra.
  • Un pincel de brocha gruesa.
  • Pegamento blanco.
  • Un retazo de tela de encaje, preferiblemente blanco.
  • Una botella de plástico de dos litros
  • Una tijera
  • Esmalte para uñas de diferentes colores.
  • Un pincel
  • Pintura acrílica

maceteros

Consejos para decorar maceteros

Si no vives en una casa sino en un departamento, y por lo tanto no tienes jardín. No te desanimes. Puedes decorar tu terraza o balcón con los hermosos maceteros que hayas hecho valiéndote de las ideas 1, 2 y 3 anteriormente expuestas. Te estarás preguntando cómo. Pues bien, generalmente los maceteros tienen unos pequeños agujeros en la parte de arriba. Para ser precisos, dos: uno en cada extremo.

Decora tres maceteros con el mismo estilo, toma una cuerda y únelos uno sobre otro para crear un hermoso macetero colgante. Esta idea también resulta práctica para los jardines pequeños o para colocarlos en el porche de la casa. Le aportará un toque muy natural.

Recuerda que lo más importante no es la destreza de tus manos sino la agilidad de tu mente. Aprovecha una de las ideas que más te hayan gustado para darle vida nuevamente a tus maceteros o para crear nuevos con materiales de desecho. Por último, y no menos importante, diviértete haciendo este trabajo manual que alegrará tu casa. No es necesario que seas un experto.

 

¿Te ha gustado?