Coser a máquina es una de esas cosas que mucha gente no sabe hacer, aunque sea algo que pueda serte muy útil para ciertos aspectos de la vida. Coser a máquina te ahorra tiempo y te puede hacer lograr un mejor trabajo.

Antiguamente, todo el mundo cosía a mano, algo que llevaba bastante tiempo y que sin duda era bastante aburrido y que nadie quería hacer. Sin embargo, llegaron las máquinas de coser para solucionar este problema.

Estas máquinas no son nada nuevo, ya que hay máquinas de coser que datan de hace cien años aproximadamente. Estas máquinas tienen un mecanismo que permite realizar el movimiento de costura de forma automática, algo que ayuda a crear ropa y a reparar la ropa de una forma mucho más rápida, sencilla y eficaz.

Este artículo donde te enseñamos a bordar a máquina también lo encontrarás interesante.

Las primeras máquinas de coser eran totalmente mecánicas, sin embargo, las que hay ahora son incluso digitales, ya que la tecnología ha avanzado mucho. Estas máquinas son mucho más sencillas y cómodas de usar que los antiguos bancos de coser automáticos, siendo además más efectivas y rápidas que estas últimas.

Sin lugar a dudas, coser a máquina puede ser una tarea que te ahorra un montón de horas a la hora de coser alguna cosa. Por ejemplo, imagina que estas cosiendo un abrigo de tela a mano y la rotura del mismo es muy grande. Esto sin duda te iba a llevar un montón de horas. Sin embargo, si aprendes a coser a máquina, esto te puede llevar poco tiempo.

Eso si, coser a máquina aunque sea más rápido, no es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana. Lo malo de las máquinas es que si no se tienen en cuenta algunos mecanismos de seguridad, podrías tener algún accidente y lastimarte la mano, ya que la máquina no para de coser y se lleva por delante todo lo que hay, incluida tu mano.

Eso si, con esto no digo que coser sea peligroso, sino que es mejor aprender a coser correctamente antes de empezar a hacerlo. De esta forma, vas a hacerlo de una mejor manera y sin que haya ningún problema para ello, ya que si así, lograrás evitar todo tipo de accidentes.

Coser a máquina es apto para todas las personas que ya tengan una edad y no es apta para los niños, ya que estos se podrían dañar las manos. Si no eres un niño, no te preocupes, ya que puedes coser a máquina perfectamente.

Si quieres aprender, no te preocupes, ya que te vamos a ofrecer las mejores instrucciones para aprender a coser a máquina de la forma correcta. Vamos a verlas:

Instrucciones para coser a máquina

  1. Preparar la máquina:
    Lo primero que debes saber a la hora de aprender a coser a máquina, es preparar la máquina para esta tarea. En primer lugar, debes diferenciar una máquina de las viejas, es decir, las de pedal de toda la vida, de una máquina electrónica de las nuevas. Las nuevas son eléctricas y se deben enchufar correctamente a la red eléctrica y las antiguas funcionan de forma mecánica, con un pedal. Debes asegurarte de que la aguja de la máquina está en buen estado, de que los controles funcionan correctamente y debes también asegurarte de que la máquina funciona, ya que hay  máquinas muy antiguas que pueden haber dejado de funcionar. También debes preparar la prenda que vas a coser, ya que ten en cuenta que vas a tener que pasarla muchas veces por la máquina y por lo tanto, es mejor que la tengas preparada de la forma correcta y de esta manera, avanzar muchísimo más rápido.
  2. Preparar el hilo:
    Las máquinas de coser modernas tienen un sistema en el cual puedes meter dentro el hilo metido en su recipiente circular. Lo único que deberás hacer es poner el hilo enhebrado en donde salga la aguja electrónica, ya que si no no vas a coser nada. Coloca el hilo en su compartimiento exclusivo y enhebra la aguja en la zona donde esté habilitada para que sea colocado el hilo. Una vez que hayas hecho todo esto, lo único que debes hacer es cerrar la cubierta del hilo, ya que ya habrás logrado preparar el hilo y por lo tanto, ya podrás pasar al siguiente paso. Antes de comenzar, deberás colocar la puntada de la aguja a la altura deseada, algo que podrás hacer con un mecanismo de ajuste, el cual permite subir y baja la aguja. Trata de regular a la zona donde quieras que lo haga, ya que si lo haces demasiado arriba, no va a coser y si lo haces demasiado abajo, podrías dañar la máquina de coser por los golpes de la aguja.También se debe asegurar una buena tensión de la aguja, ya que si está muy floja, se podría salir y dañar la máquina. Ahora que ya está listo, vamos con la hora de la verdad, es decir, que vamos a aprender a coser a máquina de una vez por todas.
  3. Coser a máquina:
    Ahora que ya está todo preparado, vamos a encender la máquina y vamos a colocar la prenda de ropa en su sitio, para que así podamos empezar a coser. Una vez que todo esté encendido y colocado, vamos a pulsar el botón de comenzar o en el caso de una máquina antigua, el pedal. Una vez que hayamos hecho esto, debemos coger con la otra mano la tela e ir bajando o subiendo, para que la máquina vaya tejiendo todo lo que queramos. Vamos a ver como la aguja teje correctamente la tela y vamos a ver como hace que esta quede de una forma consistente. Sin embargo, debemos ir moviendo para que lo haga todo. Si queremos tejer por varias partes, vamos a tener que sacar la tela de donde estaba y moverla a otro lugar, ya que así vamos a poder coser por las partes que queramos. Si vamos a cambiar a una tela más gorda, recuerda que vas a tener que volver a ajustar la altura y la potencia de la aguja, con el fin de que todo funcione correctamente.
  4. Precauciones a tener en cuenta:
    Como ya hemos dicho antes, coser no es peligroso, pero coser sin precauciones sí que nos podría traer algún que otro problema no deseado. Por este motivo, debemos tomar ciertas precauciones si no queremos tener problemas de este tipo a la hora de coser. Las precauciones que vamos a recomendar son las de mirar siempre la mano que está sujetando la tela. Algunas personas la mueven demasiado hacia la zona de la aguja y se han cosido la mano literalmente. Esto ha supuesto un tremendo error, ya que muchas veces la mano se daña de tal manera que incluso podría haber que amputar en los casos más graves, sobre todo en máquinas potentes de origen industrial. Por esta razón, debemos tener muchísimo cuidado para que no nos pase nada con esto. Sin embargo, esto no es lo único que debemos hacer, ya que vamos a tener que vigilar también el estado mecánico de la máquina, ya que si es antigua, podría estropearse y salir para donde no queremos. Estas máquinas se deben revisar de vez en cuando, con el objetivo de asegurarnos de que funcionan correctamente.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 0,00% le ha gustado.