Coser a mano es algo que muchos de nosotros siempre hemos querido aprender, ya que si aprendes a coser a mano, vas a aprender a hacer una de las mejores manualidades que existen, la cual puedes usar luego para otro tipo de tareas, como por ejemplo fabricar o reparar una prenda.

Coser a mano es como se ha cosido toda la vida, es decir, dejándote de máquina y de todo esto. De esta forma, coser a mano es más artesanal, pero más complejo, aunque es más efectivo para ciertas cosas con respecto a coser a máquina.

Mientras coser a máquina sirve sobre todo para reparar prendas grandes, coser a mano es más para toques pequeños y de calidad, ya que vamos a poder dar las puntadas que queramos a nuestras prendas y de esta forma, conseguir una calidad muchísimo más alta que con las máquinas.

Este artículo donde te enseñamos a aprender a coser seguro te interesará

Coser de esta forma realmente no es complicado, ya que todo el mundo hemos intentado coser algo alguna vez. En el colegio siempre nos han enseñado cómo se pasa el hilo y siempre se lo hemos visto a nuestras madres o abuelas. Coser de esta forma nos puede servir para muchas cosas, desde arreglarnos el pantalón, hasta conseguir reparar unas zapatillas que teníamos rotas.

Coser de esta forma es barato y podrás casi reparar cualquier cosa si sabes cómo. Además, te puede servir también para otras profesiones, ya que la forma de coser es similar a la de dar puntos de sutura por ejemplo, así que le puede servir a algunas enfermeras.

Aparte de las utilidades prácticas ya mencionadas, coser a mano tiene una gran ventaja y es que es entretenido. Una tarde que estés en casa en soledad, con mucho aburrimiento, puedes tratar de coserte una prenda, algo que hará que te lo pases muchísimo mejor que por ejemplo viendo la misma película que han echado 20 veces en la televisión.

Además, te puede ayudar mucho a ahorrar dinero, ya que entre otras cosas, vas a poder reparar un montón de prendas y evitar acudir a las tiendas de reparaciones. Si lo haces tú mismo, no te va a costar mucho dinero y podrás reutilizar muchas prendas, aunque luego por supuesto todo tenga un límite.

Aunque coser a mano no haga milagros, yo creo que es algo que todos deberíamos hacer alguna vez en la vida, ya que nunca se sabe cuando nos puede venir bien.

En estos consejos, te explicaré como hacerlo paso a paso, para que lo entiendas de forma perfecta, aunque nunca en tu vida hayas cogido una aguja, ya que de esta forma, podrás coser cualquier cosa sin que haya ningún tipo de problema.

Instrucciones para coser a mano

  1. Enhebrar la aguja:
    Lo primero que debemos hacer a la hora de coser a mano, es enhebrar la aguja, algo que puede ser una tarea muy pero muy complicada para muchos. La forma de coser es con una aguja y con un hilo fino,el cual va atado a la aguja y va haciendo lo suyo por la tela que estemos cosiendo. Sin embargo, enhebrar la aguja no es tan fácil, ya que es un hilo muy pequeño y un hueco pequeño con el que pasar. Si lo quieres hacer, tendrás que poner el hilo recto, chupándolo un poco si hace falta y meterlo por el pequeño agujero que tiene al aguja. Una vez que lo hayas hecho, coge el hilo por otro extremo y ata un nudo, ya que así quedará enhebrada y podrás comenzar a coser de la forma correcta. Debes tener paciencia y meterlo, algo que es más complicado de lo que parece, ya que también tendrás que tener mucho pulso y buena vista. Sin embargo, hay una forma más fácil de hacerlo, y es con un enhebrador, el cual tiene forma circular y se mete por el agujero de la aguja junto al hilo. Al sacarlo, el mismo quedará listo para poder coser de una forma automática, algo que sin duda parece magia. Yo te animo a hacerlo sin el aparato, que así vas a coger práctica y te va a resultar cada vez más sencillo de hacer.
  2. Pasar el hilo de la forma tradicional:
    Ahora que ya hemos aprendido a enhebrar la aguja, vamos a empezar a coser, algo que haremos de la forma tradicional. En primer lugar, vamos a pinchar con la aguja sobre la tela que queramos coser hacia abajo. Si todo sale bien, el hilo entrará por el agujero que hemos creado. A continuación, debemos subir hacia arriba pinchando con la aguja y subiendo, algo que hará que el hilo pase por ahí y se coloque de esta forma. Ahora debemos hacerlo a un lado, asegurándonos de que la aguja no se mueve, demasiado, ya que si lo hacemos así, vamos a notar mucho espacio. Se trata de volver a pinchar hacia abajo, pero ligeramente hacia un lado, aunque ya digo que no demasiado. Luego es repetir la punzada hacia arriba y así sucesivamente, hasta que logremos coser lo que queremos. Ni que decir tiene que las zonas a coser son las que queremos unir, como por ejemplo en una zapatilla rota o en un dobladillo del pantalón, pinchando justo en las zonas que toca. De esta forma, el hilo las va a unir y vas a conseguir que todo quede cosido de la forma correcta.
  3. Consejos para coser:
    Ahora que ya tienes claros los conceptos básicos, debes conocer algunos pequeños consejos para poder coser de una forma más correcta, ya que de esta forma, lo vas a hacer mejor y vas a lograr coser mucho más rápido y de una forma mucho más elegante. Vamos a verlos:

    1. Atar un nudo al principio: SI te das cuenta, la primera punzada que demos hace pasar el hilo. Lo malo es que cuando el hilo es corto, este se va a salir vas a tener que repetir el proceso. Lo que yo hago es atar un nudo, para que así se pueda mantener el nudo perfectamente atado y así poder coser sin preocuparme. El nudo debe ser obviamente más grande que el agujero, ya que así nunca se saldrá. Cuando hayas acabado de coser, deberás hacer lo mismo con el extremo final, en el cual vamos a cortar lo que sobra y vamos a atar también un nudo para que no se salga, logrando de esta forma que el hilo se mantenga.
    2. Tener paciencia: A la hora de coser, hay que tener mucha paciencia e ir poco a poco. Como quieras correr, vas a empezar a separar cada vez más las punzadas y te va a quedar mal cosido, así que es mejor dar cuantos más puntos mejor y lo más junto que te sea posible, siempre que se pueda por supuesto. Si te fijas, los mejores diseños tienen todo junto, así que trata de imitarlos, ya que así el hilo va a sujetar con muchísima más fuerza la tela y no se va a salir de la misma forma que si lo atas separado.
    3. Probar otros métodos: Este es el método corriente de coser a mano, pero hay más métodos que te podrían gustar. Por ejemplo, tienes el método de coser a ganchillo, el cual se hace con agujas muy grandes. De esta forma, vas a poder probar el método que más te guste y ajustarlo así a cada ocasión.
¿Te ha gustado?