Puede que tengas ganas de comprar arte y que te resulte algo intimidante simplemente por no estar familiarizado con los artistas, las subastas y por supuesto con las galerías de arte; si quieres saber cómo comprar arte, acá te traemos una guía que te podrá servir. ¿Quieres iniciar alguna colección valiosa?, ¿quieres buscar alguna obra para decorar tu casa y que luzca bien?, es bueno que aprendas un poco sobre el maravilloso mundo que trae el arte y así podrás tomar mejores decisiones a la hora de adquirirlo. Antes de que gastes tu dinero es bueno que sigas algunos pasos que te ayudarán en la compra del arte.

Hay personas que compran arte en un momento de impulso, lo que es válido, pero en definitiva es mucho mejor cuando se toma el tiempo necesario antes de hacerlo, pues así se haría una inversión mucho más responsable y consciente, además que de esta manera quedarás mucho más satisfecho con tu adquisición, incluso a largo plazo.

Qué te gusta

Antes de comprar arte lo primero que debes hacer es preguntarte cuáles son tus gustos, qué es lo que más te agrada; muchos de los artistas realizan sus obras para que éstas se mantengan en buen estado por muchísimo tiempo, incluso siglos, así que si estás interesado en un mercado de primera, debes comprar algo que te guste tanto, que sabrás que no te cansarás de verlo, por eso es importante que cuando compres arte no tengas influencias de las tendencias o lo que esté de moda en el momento, tú debes desarrollar tus propios criterios según tus gustos, crear tus propios intereses, esto lo conseguirás mediante la observación y siguiendo los pasos posteriores que traemos para ti en este artículo: ir a exposiciones, mirar galerías vía web, observar catálogos, entre otras, verás cómo unas disciplinas te van atrayendo más, empezarás a sentir pasión por ellas.

El lugar para comprar arte

Piensa bien para qué quieres las piezas y en dónde vas a poner las obras de arte que adquieras, podrías quererlas para decorar alguna pared, una oficina o alguna habitación, o para darle un toque de personalidad a tu casa teniendo alguna obra de arte que sea original; antes de salir a comprar mira bien los espacios que podrás designar para esto, te será muy práctico tener esto claro, mira cuáles serán las medidas mínimas y máximas que podrán tener tus obras, también es bueno que mires los colores para que así encajen bien con la decoración que ya tengas en tu casa u oficina.

¿Quieres una colección?

Es una pregunta importante que te debes hacer tu mismo (a), aunque no tienes que hacértela desde la compra de tu primera pieza de arte, pero si ves que habrá potencial en seguir comprando buen arte, que te da placer comenzar una colección o porque ves que es una buena inversión, es bueno que te hagas esta pregunta.

Esta pregunta se hace importante ya que las formas de comprar de un coleccionista son diferentes a las de un comprador casual.

Los coleccionistas de por sí ya tienen claro cuáles son sus gustos personales y por lo tanto ya tienen definidas las preferencias a la hora de adquirir nuevas piezas de arte; su colección de arte va tomando su propia identidad.

Cuando uno se inicia en la compra de piezas de arte, es muy posible que se adquieran obras de una manera errada, pero cuando ya se llega a ser coleccionista se debe tener muy claro en la  mente cómo será lo que se irá coleccionando.

Cuando se es coleccionista, todas las piezas deben tener alguna unidad que las relacione, algo en común, puede ser por ejemplo la temática, un mismo estilo, una época, entre otras; cuando se compra arte por comprar y las obras no tienen algún elemento en común, no se estaría hablando de una colección, esto sería una acumulación.

El presupuesto para comprar arte

Debes tener claro cuánto quieres y puedes gastar; las obras de arte no son económicas, pero sí es cierto que este mercado es bastante extenso y puede haber diferentes precios y unos ser más exequibles que otros, a veces inclusive se puede encontrar artistas que distribuyen de forma gratuita arte en la calle y por el contrario hay obras tan costosas que muy pocos pueden acceder a comprarlas; por lo tanto el valor de las obras o piezas de arte es bastante relativo y variable, los cuales se pueden medir con algunos criterios objetivos y otros muy subjetivos, por ello los precios pueden ser manipulables y dados según especulaciones.

Por lo general las obras de los artistas que están iniciando resultan más económicas que las de los artistas experimentados; a medida que va pasando el tiempo van ganando más reconocimiento y crédito y así mismo los precios van en aumento, muchas veces en forma veloz.

Los materiales, los medios y los tamaños también pueden influir en los precios de las obras de arte; es posible que se te haga muy difícil comprar alguna obra que esté hecha en óleo sobre un lienzo y que sea de algún artista conocido, pero te será más fácil adquirir alguna obra que esté hecha en acuarela sobre algún papel; si de pronto la acuarela te sigue pareciendo cara puedes optar por algún dibujo o fotografía.

Si tu presupuesto es limitado puedes conseguir alguna obra que esté producida en serie, pues siempre serán más económicas que aquellas que son únicas, esto puede pasar inclusive con obras de un mismo autor, éste puede que tenga una obra reproducida dos veces y otra 25, la segunda tendrá menos valor, o sea, mientras más grabados haya, su precio será más bajo que mientras menos tenga.
Cómo comprar arte

Examinar las galerías de arte y el mercado

Es importante que mires con detenimiento el mercado; puedes comenzar por ir a diferentes ferias y visualizar bien lo que allí se proyecta, mira lo que se está dibujando y conoce las diferentes galerías de los artistas que están participando. En las ferias hay mucha amplitud y por lo tanto se convertirán en un excelente punto de partida, es una forma de que delimites la búsqueda, ahorrándote bastante tiempo visitando diferentes galerías que a lo mejor ni tienen lo que tú quieres.

La visita de las galerías

Igual es bueno que visites diferentes galerías, y es importante que las visites de nuevo; cuando se compra arte es equiparable a comprar cualquier otro activo de alto valor. Así que vuelve otra vez a aquellas galerías en las que encontraste piezas de tu interés; lleva donde anotar los diferentes precios, esto te servirá para hacer comparaciones, sobre todo con los artistas locales; puede haber piezas muy parecidas hechas por el mismo artista en diferentes galerías y el precio fácilmente puede variar, así que mira bien el artista, su forma y sus precios, para así obtener una buena oferta.

Los comerciantes en el mundo del arte

Es bueno que te familiarices con los comerciantes que están metidos en el mundo del arte, esto debes hacerlo cuando ya tengas decidido cuáles son las galerías que más te gustaron, o sea, cuando ya hayas reducido la larga lista; comienza a hablar con diferentes distribuidores y pregúntale a terceros por éstos mismos, esta es la manera que te puedes ir forjando una idea de cuál es el que te pueda gustar más, de cuál es el más adecuado para ti y sobre todo cuál puede ser el más confiable; por esto las experiencias y opiniones de otros son una excelente fuente de información.

Tu relación con los comerciantes

Es importante que comiences a desarrollar una buena relación con los comerciantes, donde haya confianza; ser un buen cliente es algo que tiene mucho valor; mantén una relación muy cordial con los dueños de las diferentes galerías, gánate su confianza, así conseguirás que éstos mismos se encarguen de decirte cuáles son las obras que resultan ser más valiosas o harán que te enteres primero que otros compradores cuando llegan nuevas piezas que te puedan interesar.

El precio

Debes saber que si quieres comprar arte, es porque tienes dinero para hacerlo, pues las obras de arte suelen ser bastante costosas, pero es importante que sepas que por lo general sus precios son negociables; después de que hayas recorrido las galerías y te hayas dado cuenta de los precios, podrás tener en tu cabeza una idea de lo que puede valer una obra de arte y de esta manera puedes hacerle una oferta al comerciante, buscando que los dos queden satisfechos con un precio justo.

Formas de pago

En la mayoría de los casos los compradores de arte que son inexpertos, que apenas están comenzando en este mundo, tienen una idea de que cuando quieren una pieza de arte deben ir a la galería y pagar en su totalidad y por adelantado la obra, esto no tiene que ser así, puedes averiguar qué opciones de pago te dan y todas las políticas cambiarias.

Registros de venta

Adicionalmente es bueno que le des una revisada a los registros de ventas de los diferentes artistas que te interesan, así podrás ver si se le ha reconocido el valor a su trabajo.

A tener en cuenta

Es bueno que tengas despejada tu mente antes de proceder a comprar arte, así puedes comprender diferentes estilos de obras de arte; no comiences en este mundo con ideas que ya están preconcebidas de lo que puede ser bueno o no; tus pensamientos pueden estar influenciados por otras personas y por lo que éstas mismas eligieron, y tampoco te dejes llevar por lo que has tenido en casa, despeja tu mente y comienza de nuevo.

Si ya has tomado la decisión de qué obra u obras comprar, cuando tengas la oportunidad de conocer más sobre el artista en alguna exposición no dejes de ir, debes aprovechar la oportunidad, así podrás tener una apreciación mucho más profunda de aquella obra de arte que deseas comprar.

Si lo que deseas es ser un coleccionista de arte, podrías comenzar con fotografía; busca algo contemporáneo, esto tiene un valor por debajo de las pinturas y te ayudarán a ir conociendo el maravilloso mundo del arte con más bajo riesgo.
Cómo comprar arte

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.