Con la estandarización de la moda cada vez hay más personas que llevan exactamente la misma ropa. Con esto lo que ocurre es que para no parecer clones unos de los otros, hay que encontrar un toque diferenciador y eso puede darse en bordar nombres.

Una camisa, para ir al trabajo o para una boda, puede ser igual que el compañero de al lado, pero si bordamos el nombre, o las iniciales del mismo, le estaremos dando un toque diferenciador que se va a notar. Además de ser más original y curioso es mucho más bonito.

Una de las ventajas de bordar a máquina es que puedes hacerlo en prácticamente todo tipo de telas, hay algunas en las que es más costoso, como en el cuero, pero siempre puedes hacerlo aunque sea con mayor esfuerzo. Inspírate en revistas, letras o tipografías que hayas visto y te hayan llamado la atención para después bordar los nombres.

Este artículo te interesará: Cómo Bordar a Máquina

La mayor diferencia que hay entre bordar a mano y bordar a máquina, es que con la máquina es más rápido y más sencillo ya que, las más modernas, solamente tienes que clicar en los botones y prácticamente te borda ella sola. A mano puedes darle un toque más personal, aunque vas a tardar más tiempo. Cuando cosas a máquina mira primero el manual para hacerte una idea.

Instrucciones para bordar nombres

  1. Escoge la tela sobre la que quieres bordar un nombre. Es importante el tipo de tela, porque tendrás que dibujar primero con lápiz el nombre, para luego seguirlo ya sea con la máquina de coser o con la aguja.
  2. Cuando tengas la tela, y el nombre que vas a bordar. Empieza por dibujar, del mismo tamaño, un boceto. Esto es muy importante porque es el patrón que vas a seguir con la aguja, por lo que si crees que no te ha quedado del todo bien, lo mejor es que borres y vuelvas a dibujarlo.
  3. Elige los colores que quieres para el hilo. Puede que quieras la primera letra de un color y el resto todo de uno.
  4. Elige el tamaño de la aguja y el del hilo y ponte a coser. Ve despacio para no perder el patrón y si crees que te ha quedado muy finito, cuando termines puedes volver a repetir el proceso para que el hilo se note más.

Estas pautas son si decides bordar a mano, pero si usas la máquina de coser, tardarás menos y casi no tendrás que hacer nada:

  1. Encenderla. Primero tienes que enchufar la máquina a la corriente y darle al botón de encendido de la máquina de coser. La encontrarás fácilmente porque suele estar cerca de la clavija de la luz. Una vez esté correctamente conectado se encenderá una luz que nos indicará por dónde vamos a coser.
  2. Preparación. Ahora tienes que coger la tela en la que vayas a bordar y poner, entre la tela y la máquina, una entretela. Esto es un objeto para presionar bien la tela y que quede tirante para que el resultado de la máquina sea mucho mejor.
  3. Patrón. Las máquinas de coser suelen tener patrones ya guardados para que los selecciones y la máquina empiece a trabajar. Si la tuya es de las modernas tendrás esta opción, así que échale un ojo a los patrones y elige el que más te guste para comenzar a bordar. Ten en cuenta que luego si quieres cambiar de patrón, también podrás hacerlo.
  4. Bobina. Cuando cosemos a mano normalmente cortamos el hilo según la cantidad que creemos que vamos a necesitar, pero en las máquinas de coser no pasa lo mismo, tenemos que meter la bobina entera y que sea la máquina la que vaya tirando del hilo mientras la bobina va dando vueltas.  El espacio para poner la bobina está en la parte superior que es donde hay una especie de palo horizontal, ese es el hueco en el que hay que introducir la bobina.
  5. Enhebrar. Si te fijas en la guía de tu máquina de coser y es de las más modernas, habrá una numeración que te explique cómo pasar la aguja para enhebrarla. Por norma general se coge desde la bobina y pasa por un espacio redondo en el que hay que darle un par de vueltas, después se baja el hilo y se engancha en la parte izquierda de la máquina donde lo vuelves a pasar. Después cortar el hilo que sobre y el último paso es una palanca, que suele estar a la derecha, a la que hay que darle y baja y termina de enhebrar el hilo solo.
  6. Prensa. Una vez la máquina a enhebrado la aguja cuando ya hemos pasado el hilo por todos los puntos, lo que hay que hacer es bajar el prénsatelas y la máquina empezará a bordar según el patrón que le hemos marcado.
  7. DIY. El término DIY proviene del inglés do it yourself, es decir, hazlo tú mismo, porque si tu máquina no es tan moderna, todos los procesos tendrás que hacerlos tú, incluso el de coser según un patrón y mover tu misma la tela para hacerlo, y no que sea la máquina, según el patrón, que mueve la aguja. En este caso tendrías que coger una tiza o un lápiz y dibujar el patrón, para después pasar la aguja por encima y al terminar que puedas borrar el patrón que habías dibujado sin ningún problema.
  8. Es la hora. Si hay bastidor, colócalo, elige el color de la bobina y empieza a coser. Lo mejor es que vayas despacio para no equivocarte, ya que tienes que ser muy meticuloso.
  9. Hilo. Si vas a coser con un trazado que no es continuo recuerda que tienes que terminar de bordar por el revés de la tela para que no se note el cambio. Por lo que si vas a escribir PACO, la letra P que termine la puntada en el revés y empieza la A desde ese mismo punto, así por delante no se notará ni el cambio de textura ni las puntadas que has dado. Y no olvides que no debes  cortar el hilo a no ser que quieras cambiar de color, pero nunca porque hayas terminado con una letra y quieras comenzar otra.
  10. Remata. Una vez hayas terminado tienes que hacerle un nudo a la última puntada y si puedes que sea por el revés de la tela para que no se vea. Es mejor que hagas varios nudos para asegurarte que no se te va a deshilachar y que lo has bordado bien.
  11. Corta. Es probable que después de haberlo terminado te sobre hilo, ahora es tiempo de cortarlo, pero siempre después de haber hecho los nudos y no antes. Coge unas tijeras y córtalo, y podrás ver terminado el nombre que has bordado.

Consejos para bordar nombres

  • No todas las máquinas son iguales, así que lo mejor es que mires el manual antes de ponerte manos a la obra y que entiendas cómo funciona bien la máquina antes de que empieces a bordar y tengas que parar porque no sabes cómo continuar. Es mejor que tengas las cosas claras desde el principio y la funcionalidad de cada botón.
  • Cuidado con los dedos. Si la máquina es automática no tendrás de qué preocuparte, pero si es manual tendrás que tener más ojo para no estropear el bordado y para no hacerte daño.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.