¿Cómo ampliar un dibujo? No entres en pánico, es más fácil y más entretenido de lo que crees. Buscamos crear un cartel con un dibujo que ya tenemos pero, como no sabemos cómo ampliar un dibujo, lo desechamos. Esta pregunta se debe a que, muchas veces, tenemos el dibujo perfecto pero es pequeño con respecto al que necesitamos.

Existen muchas formas, a la hora de cómo ampliar un dibujo, de conseguir nuestras creaciones no pierdan calidad. Lo que buscamos es que puedan ser disfrutadas en un tamaño más acorde a nuestros objetivos. Hacerlos más grande y, si nos preguntamos cómo ampliar un dibujo, no tengamos miedo de destrozar nuestra creación.

¿Qué técnicas podemos utilizar si no sabemos cómo ampliar un dibujo?

Podemos encontrar muchas técnicas diferentes que pueden hacer que nuestros dibujos sean más grandes, pero con calidad. Dependiendo del fin que tenga la imagen que queremos utilizar, podemos emplear una técnica que se asemeje a nosotros mejor. Quizás nunca habías pensado que tú mismo, con tus manos y un poco de paciencia, podrías ampliar un dibujo.

Pero te vas a sorprender de lo importante qué eres en el proceso de cómo ampliar un dibujo. Puede ser que la técnica más conocida sea la ampliación con cuadrículas, muy utilizada y creativa. Es una técnica que nos permite reproducir nuestro dibujo, que ahora es “pequeño”, a un tamaño mayor jugando con cuadros. Es como un puzzle: lo que veamos en el cuadro 1 sólo tendremos que hacerlo igual, pero más grande. Consiste en jugar con las proporciones e ir haciendo nuestro dibujo todo lo grande qué queramos o necesitemos.

Si no confiamos del todo en nuestras artes como dibujantes o queremos mejorarlas, podemos leer artículos relacionados. Estos artículos relacionados con Cómo ampliar un dibujo, pueden ser Guía para aprender a dibujar o Cómo hacer dibujos a lápiz.

¿Que necesitas para ampliar un dibujo?

  • Una imagen o dibujo que quieras ampliar.
  • Un papel ya con la cuadrícula preparada o, en su defecto, un folio al que realizaremos la cuadrícula.
  • Una regla.
  • Un lápiz, si puede ser con un trazo suave.
  • Una goma de borrar, para solucionar cualquier problema que tengamos.
  • Un bolígrafo o rotulador para repasar el dibujo cuando lo hayamos terminado.
  • Un ordenador si preferimos realizar la técnica de cuadrícula a través de una tablet conectada a nuestro ordenado.

Instrucciones para ampliar un dibujo

  1. Elige la imagen o dibujo que quieres ampliar: es fundamental practicar con un dibujo más simple (por ejemplo, un dibujo animado) si es la primera vez que vamos a utilizar la técnica de cuadrícula. Así cogeremos carrerilla y mucha soltura para poder realizar dibujos más complicados.
  2. Elegir un papel ya cuadriculado o en blanco para poder cuadricular: debemos conseguir un folio que tenga las mismas medidas que nuestro dibujo original o de referencia. Si queremos que nuestro dibujo aumente de escala, el folio debe tener el doble de medida de largo y ancho que el folio en el que se encuentra el dibujo original. Por ejemplo, si nuestro dibujo se encuentra en un folio de 20 cm x 28 cm, y queremos ampliarlo, necesitaremos un folio con unas medidas de 40 cm x 56 cm.
  3. Marcar los bordes del dibujo original con cuadrados del mismo tamaño: podemos utilizar un intervalo de, por ejemplo, 2,5 cm dependiendo del tamaño del papel que tengamos. Lo que tenemos que tener seguro es que debemos hacer las marcas para crear cuadros que ocupen todo el espacio del folio que utilizaremos para ampliar nuestro dibujo.
  4. Utilicemos la regla: es el momento de formar todos nuestros cuadros, ¿cómo? uniendo todas las marcas que hayamos hecho en nuestro dibujo original y en el folio que utilizaremos como ampliación.Esta unión será para crear una cuadrícula que vamos a utilizar para poder ampliar nuestro dibujo.
  5. Enumera todos los cuadros: uno de los pasos más importantes de esta técnica, y que nos permitirá controlar las zonas del dibujo, son los números que corresponden a cada cuadrado. La mejor manera de enumerar es de izquierda a derecha y desde la esquina superior hasta la inferior. Lo ideal es no presionar mucho con el lápiz para poder borrar después los cuadros y los números.
  6. Comenzamos a dibujar: es fácil, debes mirar por ejemplo el cuadro número 2 del dibujo original y crear, en el folio cuadriculado de la ampliación, lo mismo pero con un tamaño mayor. Lo mejor es utilizar un lápiz para poder ajustar todo lo que queramos y borrar sin problema.
  7. Los detalles de la ampliación: una vez completemos la ampliación de, por ejemplo, un cuadro, debemos aplicar todos los detalles que queramos porque se notarán más como son los ojos, las narices, etc. Podemos incluso incluir detalles que no hay en el dibujo original para hacerlo más especial.
  8. Borrar la cuadrícula y los números: si ya hemos terminado nuestra ampliación del dibujo, es el momento de repasar nuestro dibujo con cuidado y con un bolígrafo o un delineador y, después, borrar todo lo que está a lápiz para que sólo tengamos nuestra ampliación del dibujo sin marcas de lápiz y sin cuadrícula.

Consejos para ampliar un dibujo

  • Cuando terminemos de dibujar un cuadro en el folio nuevo, lo mejor es alejarnos y mirar el dibujo con cierta perspectiva. Así sabremos si estamos realizando bien la ampliación o no.
  • Debemos utilizar la regla sí o sí, ya que no podemos realizar la cuadrícula de manera intuitiva, puesto que no nos quedará de una manera exacta ni correcta.
  • Si tenemos que hacer más cuadros de los que en un principio necesitábamos, no hay problema: ¡Hazlos! Lo importate es conseguir ampliar nuestro dibujo sin perder ningún detalle.
  • Debemos prestar mucha atención a dónde comienzan y acaban las líneas en cada cuadro.
  • Tómate todo el tiempo que necesites y practica antes de hacerlo de manera más seria si es la primera vez que vas a utilizar esta técnica, para ganar soltura.
¿Te ha gustado?