El círculo cromático o también llamado rueda de colores es una representación circular y ordenada de los colores según su tonalidad. En este círculo se muestran los colores primarios y los que derivan de éstos. Normalmente, suelen representante de forma escalonada, aunque a veces se usa la degradación de estos colores para poder añadir más tonalidades al círculo. En los escalonados, suelen aparecer entre 12 y 48 colores, mostrando a su vez los colores opuestos o complementarios, que son por ejemplo el azul y el naranja, el rojo y el verde o el amarillo y el violeta. Por regla general, los colores considerados como cálidos (rojo, naranja), se suelen colocar en el lado derecho del círculo cromático, mientras que los colores fríos como el azul y el verde, en el lado izquierdo. 

Desde que en el siglo XVII fuera descubierto el modelo tradicional de coloración (con tres colores primarios: azul, rojo y amarillo), son muchos los trabajos que se han elaborado. En 1766, Moses Harris creó un círculo cromático de 18 colores basándose en este modelo e incluyendo los claros y oscuros de esta gama. Este modelo también es conocido por las iniciales RYB (red – yellow – blue) y aún hoy en día es muy usado. Sin embargo, tras la aparición de la fotografía a color y gracias a algunos de los estudios de Newton, surgió el círculo cromático natural. Este círculo se construye, como su nombre indica, a partir de los colores que conforman el segmento de la luz natural, es decir: amarillo, magenta, rojo, cian, azul y verde. La mezcla más común de estos colores se representa en un círculo de 12 colores, pero puede realizarse cualquier número de mezclas y crear un círculo cromático con incluso infinitos colores. Este círculo es muy usado en la producción industrial ya que ofrece una mayor precisión en la representación cromática del color.

¿Para qué sirve le círculo cromático?

La función principal del círculo cromático es exponer el vínculo de contraste y armonía que existe entre los colores primarios, secundarios y terciarios; así como los fríos y los cálidos o los análogos y complementarios, es decir, una herramienta artística que nos ayuda a descubrir todas las posibles combinaciones de colores. El círculo cromático es usado con bastante asiduidad para establecer o determinar las armonías de color que se van a seer usadas en las obras artística. En este sentido, podemos distinguir varias clases de armonías de color, entre ellas, las siguientes:

  • Armonía tríada-equidistante. Se trata de una composición de colores que usa los tonos del círculo cromático que están colocados en forma de triángulo equilátero, a igual distancia entre sí y con respecto al centro del círculo.
  • Armonía básico-terciaria. Se trata de una composición con colores básicos y terciarios en la que primero debemos elegir tres colores básicos (primarios o secundarios, da igual), y a continuación añadir a la combinación otros dos o tres que sean el resultado de mezclar por parejas, los primarios y secundarios del círculo cromático que no hemos elegido en un primer lugar.

El círculo cromático es una herramienta básica en algunos sectores, sobre todo aquellos que se dedican al diseño, marketing o publicidad. El círculo cromático se puede entender como el manual clave para poder crear combinaciones de colores no sólo en el ámbito empresarial, sino que puede ayudarte si estás pensando en decorar tu casa o pintar de nuevo, si te preocupa tu estilismo y quieres saber si la ropa que llevas combina bien o incluso para maquillarte de acuerdo a tu tono de piel o de ojos.

Cuando se quiere hacer cualquier diseño, hay que tener en cuanta una serie de reglas y parámetros establecidos acerca del círculo cromático. Éstos son tres, que son:

  • Colores monocromáticos: son aquellos que pertenecen a la misma gama cromática pero que presentan diferentes tonos. Por ejemplo, azul claro, azul oscuro.
  • Colores complementarios: Son aquellos colores que se presentan de forma opuesta dentro del círculo, como el rojo y el verde..
  • Combinación de colores en triadas: Con la ayuda de un triángulo equilátero superpuesto dentro del círculo, escogemos los tres colores que se corresponden con sus vértices. Por ejemplo verde, amarillo y magenta.

Instrucciones

Para poder usar correctamente el círculo cromático no basta con saber qué es y para qué sirve, sino que también necesitamos tener unas nociones artísticas básicas. Entre ellas, debemos conocer los tipos de combinaciones que existen, que son:

  1. Monocromática. Al subir o bajar la saturación de un solo color, podemos obtener diferentes tonalidades.
  2. Complementaria. Es el resultado de mezclar dos colores opuestos.
  3. Triádica. Si elegimos un color base y colocamos un triángulo dentro del círculo cromático, obtendremos tres familias de colores que son complementarios entre sí.
  4. Tetrádica. Surge al usar un rectángulo de la misma forma que en la triádica, solo que en este caso obtendremos cuatro familias.
  5. Análoga. En este caso, al escoger un color base, usaremos las familias de colores que se encuentren a ambos lados del elegido. Para usarlo correctamente, es conveniente que un color sea el predominante, el siguiente sea el apoyo, y el otro complemente y cree contraste entre todos.

Ahora bien, si lo que quieres es crear tu propio círculo cromático verás como no es tan complicado, tan sólo debes seguir una serie de pautas para que resulte completamente funcional:

  1. Crea un círculo perfecto con la ayuda de un compás y elige el orden en el que quieres empezar a colocar los colores. Un orden común es ubicar el amarillo en la parte alta del círculo (a las 12h si fuera un reloj), el magenta en la parte derecha (a las 4h) y el azul cian en la parte izquierda (a las 8h).
  2. Los tres colores primarios se deben ubicar de forma equidistante dentro del círculo, formando un triángulo equilátero perfecto, de esta manera podremos hacer las combinaciones armónicas que hemos estado viendo anteriormente.
  3. Los colores secundarios se colocan entre los primarios, en el segmento opuesto del color primario al que complementan. Estos colores también tienen que formar un triángulo equilátero entre sí.
  4. Los colores terciarios los colocaremos en la parte central, entre los colores que sean necesarios para su mezcla, con la misma distancia y en el lado opuesto del color al que complementan.

Como habrás podido comprobar, para diseñar el círculo cromático es importante tener en cuenta una serie de aspectos que van a proporcionarnos las reglas básicas del diseño, como el equilibrio entre colores,su armonía y sus posibles combinaciones; lo cual hará que su uso sea efectivo.

Que Necesitas

Para darle un buen uso o hacer un buen círculo cromático necesitas saber lo siguiente:

  • Todos los colores que pertenecen a una misma gama de color combinan entre ellos. Es decir, todos los rojos, todos los azules, todos lo verdes, todos los amarillos, etc.
  • Los amarillos son buenos para combinarlos con naranjas y verdes.
  • Para crear sensación de calidez, usa los naranjas suaves.
  • Algunos colores, como el verde, pueden usarse como colores neutrales. Al ser un color fácilmente combinable, es un gran aliado si no saber qué color usar. Los grises también se pueden usar como neutrales.
  • Los morados y violetas se combinan muy bien con los verdes.

Consejos

A la hora de combinar colores, dependiendo de la finalidad que queramos darle a esa combinación, debemos tener en cuenta algo llamado psicología del color. Esta psicología es la que se encarga de estudiar cómo nos afectan los colores, cómo modifican nuestra percepción de nuestro mundo o incluso cómo son capaces de inducirnos diferentes tipos de emociones. Aunque pueda parecer una auténtica locura, está demostrado que los colores pueden mejorar nuestra memoria, mejorar nuestra atención, hacernos más impulsivos o incluso más agresivos. ¿Nunca te has preguntado por qué todo lo relacionado con el amor o la pasión es rojo? ¿o por qué el blanco lo asociamos con lo puro? Es precisamente por la psicología del color. Esta lista te ayudará a escoger los colores según el uso que quieras darle:

  • Blanco: Pureza, paz, inocencia, optimismo, frescura, limpieza.
  • Negro: Silencio, sobriedad, poder, elegancia, formalidad.
  • Rojo: Fortaleza, pasión, amor, deseo, fuerza, impulsividad.
  • Verde: Naturaleza, esperanza, equilibrio, celos.
  • Azul: Libertad,verdad, armonía, fidelidad, progreso.
  • Amarillo: Energía, felicidad, diversión, innovación.
  • Naranja: Calidez, entusiasmo, creatividad, éxito.
  • Púrpura: Serenidad, místico, elegante, sensual.
  • Rosa: Dulzura, delicadeza, amistad.
¿Te ha gustado?
15 usuarios han opinado y a un 93,33% le ha gustado.