Comprar en una tienda camas para mascotas puede llegar a salir caro y quizás no haya exactamente la cama que buscamos. Una alternativa que está cobrando influencia últimamente es hacer la cama nosotros mismos en casa. Además, es tendencia ahora reutilizar todas esas cosas que nos sobran y que ya no utilizamos para darles una nueva vida.

Esto es muy interesante, ya que, aparte de ahorrar un poco, colaboramos con el reciclaje. Hay varias formas de hacer una cama para tu mascota. En este artículo te presentamos algunas de las opciones que puedes hacer.

¿Qué necesito para hacer una cama a mi mascota?

Cualquier material blandito que tengas por casa puede servir para hacer una cama, sobre todo para el relleno. Escoge todo lo que quieras y úsalo. De todas formas, aquí te dejamos los materiales que hemos utilizado en este artículo para que te hagas una idea.

¿Que necesitas para hacer camas para mascotas?

  • Mantas
  • Sábanas
  • Ropa vieja
  • Agujas e hilos de coser
  • Palés, muebles viejos…
  • Ruedas de coche
  • Gomaespuma o relleno para almohadas
  • Maletas

¿Cómo hago camas para mascotas?

Instrucciones para hacer camas para mascotas

  1. La primera opción que puedes escoger es reutilizar muebles viejos. Por ejemplo, si vas a desechar un mueble que tenga cajones grandes, coge esos cajones. Depende de lo grande que sea tu animal de compañía cabrá o no en ciertos cajones. Además, tienes que tener en cuenta si va a crecer más o no. Si aún le queda por aumentar su tamaño, escoge un cajón más grande, porque sino tendrás que volver a hacer otra cama más adelante. Para hacer la cama, limpia a fondo el cajón, quítale todas las astillas o trozos de madera que pueda tener y aplícale una capa de barniz. Cuando haya secado el barniz, recubre el fondo del cajón con una manta y pon algunos cojines dentro para que tu mascota esté bien cómoda.
  2. Otra cosa que puedes hacer es coger una maleta que ya no utilices y reutilizarla para hacer la cama. Es recomendable que la maleta sea plana y lisa. Si no es así y es ovalada o no es uniforme, no será estable y tu mascota estará siempre tambaleándose. Por lo que asegúrate que sea plana. Cuando ya la tengas, límpiala con un trapo húmedo. Si quieres puedes cortar las correas que tienen las maletas para asegurar la ropa para que no le molesta a tu animal. Cuando la tengas lista, pon una manta en el suelo de la maleta y pon cojines para que tu mascota esté a gusto.
  3. También puedes utilizar una rueda del coche o furgoneta. Tienes que mirar lo grande que es tu mascota, porque si es demasiado grande a lo mejor no puedes llevar a cabo esta opción. A no ser que tengas un coche bien grande y las ruedas sean más amplias. Sea como sea, si tu animal cabe en la rueda, puedes seguir adelante. Para hacerla, limpia la rueda a fondo y después píntala con una primera capa de blanco. Cuando haya secado, échale otra capa del color que más te guste. Cuando ya esté seca del todo, pon los suficientes cojines hasta rellenar toda la rueda. Los cojines tienen que quedar un poco más arriba de la apertura de la cama.
  4. Siguiendo con las ruedas de los coches. Si no quieres que la cama de tu animal esté completamente cerrada, haz una apertura. Esto es recomendable sobretodo para los animales más pequeños, a los que quizás les cueste más subir a la rueda. Para hacer la apertura, simplemente corta la rueda y haz una entrada lo suficientemente grande para que tu mascota entre y salga sin problemas.
  5. No nos olvidemos de los famosos palés de madera. Podemos hacer muchas cosas con estos palés, y una cama para animales es una de ellas. Limpia a fondo el palé, sobretodo si lo cogiste de la calle o te lo dio alguien de una tienda, por ejemplo. Lima bien todas las partes para que no quede ninguna astilla ni ningún resto de suciedad. Cuando lo tengas listo, échale una primera capa de pintura blanca y, cuando haya secado, píntalo del color que más te guste. Una vez se haya secado completamente, pon una manta que recubra todo el fondo y pon diferentes cojines o almohadas para que sea un buen lugar para dormir y descansar.

    Imagen de: http://www.divinechien.com/

    Imagen de: http://www.divinechien.com/

  6. Si no quieres que la cama de tu mascota esté más alta que el suelo, siempre puedes fabricar un cojín muy grande que sirva de cama. Para hacerlo puedes utilizar sábanas y colchas viejas. Empieza haciendo la figura que quieres que tenga la cama. Pon a tu mascota en el centro y dibuja un círculo o cuadrado lo suficientemente grande como para que tenga espacio. A continuación, recorta dos patrones con esa misma forma. Ahora empieza a coser los patrones uniendo los bordes de ambos hasta que llegues más o menos hasta la mitad de la forma. Cuando hayas llegado a este punto, rellena la cama. Coge gomaespuma, sábanas, almohadas, poliéster, ropa vieja que ya no utilices…Una vez hayas rellenado por completo la cama, sigue cosiendo por el borde hasta que termines de cerrar el círculo. Es recomendable que la laves antes de que utilice tu animal. Y también es importante que la laves a menudo, ya que al estar en contacto directo con el suelo, se llenará de polvo con rapidez.
  7. Continuando con las camas que están directamente en contacto con el suelo, podemos utilizar una alfombra. Si tienes una alfombra que ya no necesitas, puedes crear una cama a partir de ella. Para hacerlo, simplemente haz una cama como la del punto anterior, hecha con telas y edredones. Cuando la tengas lista, cósela a la alfombra y así hará de base para la cama.
  8. La última cosa que puedes hacer es reutilizar un jersey grande. Coge el jersey y rellénalo con los elementos que señalábamos en los puntos anteriores. Puedes utilizar lo que quieras, ropa, almohadas… Cuando lo hayas rellenado, cose las aperturas para que quede todo bien sujeto dentro y ya tendrás una fantástica cama para tu mascota.

Como puedes observar, en bastante sencillo elaborar una cama para tu mascota sin mucho esfuerzo. Muchas veces vamos a lo cómodo y nos dejamos llevar por las compras y acabamos adquiriendo cosas que podríamos haber hecho nosotros mismos. Así que, la próxima vez que necesites algo, primero mira lo que tienes en tu casa que ya no utilizas, quizás puedas darle una nueva vida y crear algo mucho más bonito que lo que podrías comprar en una tienda.

Coge todo lo que tengas en casa y haz la cama de tus sueños para tu animal de compañía. Puedes agregarle todos los detalles que quieras y decorarla a tu gusto. Por ejemplo, cuando hayas terminado de pintar los palés o las ruedas del coche, puedes seguir pintándolos con dibujos. Personaliza las camas de tus mascotas para que cada uno tenga la suya propia y sean más fáciles de distinguir. Puedes escribir su nombre también para que sea más suyo.

Esperamos que este artículo le haya sido de ayuda y haya construido una cama genial para su mascota.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.