Salvador Dalí fue el mejor exponente del surrealismo que nos brindó el siglo XX. Dalí nació en España en 1904 y con tan solo diez años, realizó su primer auto retrato, el cual lo bautizó como “El niño enfermo”. Pocos años después Salvador Dalí estudió un curso de pintura  teniendo como maestro al gran Juan Núñez, quien le enseñó las técnicas de grabado y claroscuro en arte y pintura que hicieron sus obras tan características.

Las 10 mejores pinturas de Salvador Dalí

 

A los 18 años de edad entró a estudiar a la Real academia de Bellas Artes de San Fernando, donde conoció al ilustre escritor Lorca.

Años después conoce a Picasso y estudia con él la técnica surrealista,  uniéndose a un grupo de estudiantes pintores. Aunque fue expulsado al poco tiempo. 

El carácter excéntrico de Salvador Dalí no lo ayudó mucho durante su primera etapa de vida, ya que debido a eso, lo expulsaron de varias escuelas de artes.

Su obra más transgresora

Este genio pintor salta a la fama con su obra El gran masturbador creado en el año 1929, es una pintura que refleja nada menos que el acto sexual.

Todas estas obras envuelven algo en común y es el surrealismo, técnica que se basa en pintar formas abstractas que simbolicen una realidad. En este artículo te cuadros de Dalí famosos.

Que Necesitas

Para comprender la obra de Dalí necesitas:

  • Déjate llevar por tu creatividad: su técnica tiene que ver mucho con la lógica de los sueños. Este tipo de pintura dibuja un objeto que a simple vista sea real, pero que al observar con detenimiento la obra describa algo que es imposible.
  •  Inspírate con tus sueños: el surrealismo es una técnica que se basa en algo que no es real. Por lo tanto que más inspiración que tus sueños. Recuerda que esta técnica se identifica por saber interpretar la magia de dos mundos el real y el irreal.
  • Unas de las razones de que Salvador Dalí fue un gran pintor, fue su capacidad de utilizar la técnica claroscuros en sus obras.

Instrucciones

La persistencia de la memoria: fue creada en 1931. Es una de las obras más famosas de Dalí. También se conoce como los “relojes blandos”, o “los relojes derretidos”. Se dice que se trata de una interpretación del pintor sobre la teoría de la relatividad. Como tantas otras obras suyas, fue producto de un sueño. Dalí llegó a comentar que se había inspirado en un queso Camembert derretido.

  1. El Gran Masturbador: lo pintó en 1929 y destaca, además de por la excentricidad del tema, porque es un fiel retrato psicológico que recoge todas las obsesiones del autor. Y es que a Dalí le atemorizaba el sexo.
  2. El Enigma de Hitler: hace referencia a la Conferencia de Munich, donde Inglaterra y Francia permitieron a Hitler inavdir Checolosvaquia, dejando en evidencia a las democracias de occidente.
  3. The Face of War: la Cara de la guerra. Pintado en 1940, representa una cara flotando en un desierto estéril. Representa la miseria y refleja los traumas de un Dalí que vivió la guerra.
  4. Niño Geopolítico Observando el Nacimiento del Hombre Nuevo: es una obra que presenta dos ideas opuestas, por un lado lo nuevo y, por otro lado, lo viejo. Concebida en el marco de la Segunda Guerra Mundial, es una obra que intenta reflejar el nacimiento de los países emergentes, en mitad de un conflicto bélico.
  5. Construcción blanda con judías hervidas: su nombre ya es caricaturesco y, sus imágenes de lo más imaginativas, suponen una premonición de la Guerra Civil. Recoge a un ser monstruosos con brazos y piernas enormes y deformes, en posición grotesca.
  6. La Metamorfosis de Narciso: tiene como protagonista al mitológico Narciso, se enamoró de su propio reflejo.
  7. La tentación de San Antonio: intenta reflejar cuáles son las tentaciones más propias del ser humano. La soberbia, la gloria y la victoria van en primer plano. Por supuesto, con imágenes al más puro estilo daliniano.
  8. Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes del despertar: el artista quiso reflejar el mundo de los sueños y, como los acontecimientos vividos, se introducen en nuestros sueños o influyen en nuestro mundo onírico.
  9. Jirafa Ardiendo: lo pintó durante su exilio, voluntario, de la Guerra Civil española. Una mujer con cajones y la piel totalmente desgarrada, que refleja el desamparo. Es una obra con una gran lectura psicoanalítica.

Consejos

¿Te interesa pintar como Dalí? Si quieres aprender a hacerlo como él, sigue estos consejos:

  1. Si eres un principiante, familiarízate con el circulo cromático y se te hará más fácil la mezclas de colores
  2. Lo importante es cultivar el arte, que aprendamos de las experiencias que nos ofrece pintar sobre un lienzo
  3. Para realizar una pintura surrealista debes tener creatividad, se debe imponer la imaginación ante todo.
  4. Sé espontaneo ya verás que te sorprenderás con tu creación
  5. De cada obra, cada pintura aprenderás algo nuevo en cuanto a técnica, colores y estilo, tú eres tu propio maestro
  6. Se recomienda visitar una galería de arte para observar las técnicas que utilizan distintos autores. Esto te inspirará a crear nuevas pinturas.
  7. Si te decides inclinar con la técnica del surrealismo observa algunas pinturas clásicas de Salvador Dalí, gran representate del surrealismo.
  8. El arte divierte relaja y te hace conocer una parte de ti que no conocías, así que, ¿a qué esperas? ¡Comienza el camino de la creación a través del post Cómo hacer mezcla de colores!
¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 80,00% le ha gustado.