Saber mezclar colores te puede resultar muy útil para conseguir cualquier color que desees, lo que puede serte útil para conseguir tu propio color o para evitar comprar pinturas que sólo usarás en alguna ocasión.

Puedes mezclar los colores de lápices, rotuladores, crayones, acuarelas, etc, pero los mejores resultados los conseguirás mezclando pintura. Recuerda que si vas a mezclar pintura los mejores resultados los obtendrás si lo haces usando una paleta y usando una varilla o un trozo de papel para mezclar la pintura, de este modo evitas dañar pinceles y que la mezcla se quede marcada por éste. En caso de que vayas a mezclar pintura para pintar paredes prueba las cantidades con una pequeña muestra y luego sólo deberás multiplicar estas cantidades hasta que consigas toda la pintura que necesitarás.

Este otro artículo también te interesará: Cómo Mezclar Bien los Colores

A continuación te daremos una pequeña guía sobre cómo mezclar colores.

Los colores

Antes de comenzar es preciso que sepas la distinción de colores según su base:

Los colores primarios: Los colores primarios son aquellos que no se pueden conseguir con ninguna mezcla. Estos colores son el rojo, el amarillo y el azul. El blanco y el negro se consideran colores neutros.

Los colores secundarios: Los colores secundarios son aquellos que se obtienen de la mezcla de dos colores primarios. Los colores secundarios son el verde, el naranja, el violeta y el marrón.

Los colores terciarios: Los colores terciarios son el resto de colores, y se consiguen mezclando colores primarios y secundarios entre sí. Su obtención es un poco más complicada, pero entendiendo cómo funcionan los colores puedes conseguir cualquier color que desees.

También puedes encontrar más información sobre los colores primarios, secundarios y terciarios en este artículo: Cuáles son los Colores Primarios, Secundarios y Terciarios

Cómo mezclar colores

Si te puedes hacer con un triángulo o un círculo cromático podrás guiarte mejor para mezclar colores y conseguir el que deseas. El color que se encuentre justo en el lado opuesto del círculo cromático se considera un color complementario. Por ejemplo, fijándonos en el magenta como color principal, el color complementario será el verde, ya que se encuentra en el lado opuesto del círculo cromático.

Además si consigues un buen círculo cromático que esté bien segmentado y definido podrás encontrar el color complementario  exacto a tu color con sólo fijarte qué posición está ocupando en el círculo tu color en relación con el centro. Es decir, si te fijas como color primario en un rojo oscuro, el color complementario será un azul de intensidad media.
Cómo mezclar colores

Mezclas de colores

Obtener el color verde: El color verde se obtiene de la mezcla de azul y amarillo. Si deseas un color verde claro y brillante entonces añade amarillo en mayor proporción. Si por el contrario deseas obtener un verde más oscuro añade mayor cantidad de azul. Si quieres rebajarle el brillo y la intensidad puedes añadir un poco de blanco.
Cómo mezclar colores

Obtener el color naranja: El color naranja lo obtendrás mezclando el rojo y el amarillo. Para conseguir un tono anaranjado oscuro añade mayor cantidad de rojo, en cambio, si deseas obtener un tono más claro añade más amarillo. Si quieres apagar un poco el brillo del naranja añade igualmente una gota de blanco. Si deseas conseguir un naranja terroso, entonces añade gotas de azul poco a poco hasta conseguir el tono que desees.
Cómo mezclar colores

Obtener el color violeta: El color violeta es el resultado de la mezcla de azul y rojo. Si deseas un tono de violeta muy oscuro añade mayor cantidad de azul, en cambio, si deseas que tenga una tonalidad más rojiza añades más rojos. Además, si lo que deseas es un tono de lila, entonces el color base será el blanco y le irás añadiendo el violeta poco a poco hasta conseguir el tono que deseas. Si deseas obtener un lila más oscuro lo harás al contrario, a tu mezcla violeta añádele blanco hasta conseguir el tono deseado.

Obtener el color marrón: El color marrón se consigue de muchas maneras, una de ellas es mezclando rojo y azul y después ir añadiéndole amarillo hasta obtener el tono de marrón que desees. Cuanto más amarillo, más claro y brillante resultará el marrón. Si deseas rebajarle intensidad le puedes añadir una gota de blanco, y si quieres oscurecerla mucho añádele una gota de negro.

Obtener el color rosa: Para conseguir el color rosa sólo necesitarás un color primario y un color neutro. En este caso usaremos el rojo y el blanco. Cuanto más claro quieras el rosa, más blanco debes añadir, si lo quieres más intenso, entonces añade más rojo. Si deseas conseguir un rosa palo, o rosa bebé entonces es mejor que empieces con la base blanca y le vayas añadiendo unas gotas de rojo poco a poco y mezclando hasta conseguir el tono que desees.

Cómo mezclar colores

Obtener el color gris: Para conseguir el gris necesitamos los colores neutros. Mezclaremos el negro y el blanco en las cantidades que necesites y teniendo en cuenta que si quieres un gris más claro deberás añadir mayor cantidad de blanco, y si lo quieres oscuro más cantidad de negro.

Obtener tonos pasteles: Si deseas obtener tonos pasteles, a tu color básico añádele blanco para suavizarlo y aclararlo. Si deseas el tono realmente claro entonces parte del color blanco y ve añadiéndole poco a poco el otro color como el verde, el azul o el rojo. Añadiendo más de un color o de otro alcanzarás la tonalidad que buscas.

Obtener negro: El negro es un color básico y neutro, y es mejor que lo compres como básico, pero si te ves apurado puedes realizar una mezcla para conseguir un tono muy semejante a negro aunque no obtengas un negro intenso. Deberías mezclar azul (mejor oscuro), marrón oscuro y verde oscuro.

Consejos para mezclar colores

  • Si usas azul y rojo en vez de azul cian y magenta como en realidad sería, entonces, los resultados serán más oscuros y no tan brillantes ni bonitos.
  • Para tus mezclas de color si deseas tonalidades más claras prueba a mezclar azules más claros, amarillos brillantes y magentas en vez de rojo. Y si deseas tonos más oscuros entonces mezcla rojos y azules como te hemos explicado, de esta forma no tendrás que añadirle gotas de negro al final de las mezclas.
  • Para oscurecer tus mezclas siempre puedes añadir unas gotas de negro a tu mezcla de color, aunque muchos artistas prefieren añadirle el color complementario. En cambio, para aclarar tus mezclas siempre puedes añadir unas gotas de blanco.
  • Ya que el blanco no puedes obtenerlo con ninguna mezcla tendrás que adquirirlo, no obstante, si usas acuarelas y papel blanco, el papel hará la función de pintura blanca.

Una vez que obtengas el color que deseas, y si lo vas a utilizar en un futuro te recomiendo que hagas un pequeño muestrario- recetario donde pongas una muestra de pintura y las cantidades usadas de cada color para obtener esta tonalidad, de esta forma evitas tener que volver probar a añadir cantidades hasta conseguir el mismo tono, además si no eres un gran experto podrías no conseguir el mismo tono.

Con estos simples pasos te hemos enseñado cómo mezclar colores para conseguir la tonalidad que desees. Recuerda que si no estás seguro de los resultados siempre es mejor realizar primero una pequeña prueba, teniendo en cuenta las cantidades usadas y luego mezclar las cantidades que necesitas multiplicando las cantidades usadas en la prueba.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.